Musume Janakute Mama ga Suki nano!? Volumen 5 Epílogo

P009-262_娘じゃなくて私が好きなの!?_5_3221020000

 

Por la noche.

Después de una divertida y agradable fiesta de gyoza entre nosotros dos…

“…Fuh.”

Estaba solo en la bañera.

Ayako-san dijo que tenía algo que hacer y me sugirió que me fuera a bañar primero, así que acepté su oferta y ahora estaba disfrutando de un agradable baño.

Todos los problemas relacionados con Arisa se habían resuelto completamente y por fin tenía la mente despejada…

Aunque eso no es del todo cierto.

Más bien, es exactamente lo contrario.

Estaba angustiado.

Estaba sufriendo con mis preocupaciones.

Ahora que se había resuelto un problema, podía ver con total claridad el otro problema del que había apartado la vista durante un tiempo.

“…Me pregunto si ya va siendo hora.”

Lo que me preocupaba… bueno… tenía que ver con nuestra relación física.

¿Está bien proponerlo pronto?

¿Está bien pedirlo pronto?

He estado agonizando sobre esas cosas.

Para ser honesto, he estado sufriendo mucho desde que empezamos a vivir juntos.

Las diversas facetas que vi de Ayako-san mientras vivía con ella eran tan atractivas y eróticas que no pude evitar sentirme como un animal en celo.

Me moría por abrazarla e intimar.

Quería volverme uno con mi amada.

He tenido estos deseos durante mucho tiempo.

“…Argh, mierda. ¿Por qué demonios tuve que decir eso?”

En nuestra primera noche de convivencia, dije que esperaría hasta que el corazón de Ayako-san estuviera listo.

No me arrepiento de lo que dije. Las palabras que dije esa noche no fueron mentira y, sobre todo, no tenía intenciones de forzarla cuando se veía tan asustada.

Pero gracias a eso… siento que solo lo he puesto más difícil.

Sí que la he liado.

Después de decir tal cosa… no podré acercármele de esa manera por un tiempo. Si intentara hacer un movimiento, seguramente diría, “¿Eh? A pesar de todas esas cosas geniales que dijiste, ¿al final fue solo charlatanería?”.

Gracias a eso, desde el primer día de convivencia, empezaron mis días de autocontrol.

Cuando sale tras tomar un baño, su apariencia en pijama, cuando la vi cambiándose de ropa sin querer y los vistazos a hurtadillas… he luchado contra muchas tentaciones. Incluso frente a un cuerpo tan exquisito que emitía un aroma que me dejaba sin aliento, tuve que tragarme mi ardiente deseo junto con mi saliva.

Posteriormente, me reencontré con Arisa en la pasantía y ya no tuve tiempo para pensar en eso, pero ahora que el problema está resuelto, tengo que volver a enfrentarlo.

O mejor dicho.

He estado pensando en cambiar un poco mi forma de pensar después del incidente con Arisa.

“……”

La misma Ayako-san lo dijo.

Que no me presionara.

Que fuera más mimado.

Siento que esta vez todo resultó anormalmente tortuoso porque fui muy reservado. Pensé que debía arreglar mi mal hábito de ser más modesto y reservado de lo necesario y abstenerme de poner a Ayako-san en un altar.

Pero.

Ahora que pienso en ello, me pregunto si es debido a esa automoderación que me obligué a hacer que mantuve mis manos alejadas de Ayako-san.

Quería cuidarla porque ella es la mujer más importante del mundo para mí.

No quería romperla.

Quería ser sincero.

No hay mentira en ese sentimiento.

Pero al final… ¿eso se debía a mi automoderación también?

Que fuera tan considerado con ella, ¿era solo por autosatisfacción?

Quizás Ayako-san también quiera hacerlo pronto…

“No, de ninguna manera. Eso no es posible… ¿verdad?”

De ninguna manera, Ayako-san no podría… No, pero incluso las mujeres tienen deseos sexuales y escuché que las mujeres alcanzan el mayor pico de deseo de los treinta en adelante.

Ahora que lo pienso, hoy… no le puso ajo a las gyoza.

Ella dijo que no era necesario.

No me digas que lo hizo… pensando en el mal aliento en previsión de que pudiera ocurrir algo así…

“…Argh, no lo sé.”

No lo sé. No lo sé en absoluto. No tengo suficiente experiencia en el amor para comprender el corazón de las mujeres. Es demasiado difícil para un virgen como yo.

Mis pensamientos agónicos me llevaron a un callejón sin salida y decidí salir de la bañera por el momento. Si me quedaba más tiempo, me iba a marear.

Me senté en un taburete y comencé a lavarme el cuerpo cuando de repente escuché un sonido.

Más allá de la puerta corrediza de la bañera, escuché la puerta del baño abrirse y cerrarse. Me di la vuelta y pude ver la vaga silueta de Ayako-san detrás del vidrio esmerilado.

Parecía haber entrado en el baño.

¿Habrá venido a buscar algo?

Sin embargo, Ayako-san no se movió del lugar por un tiempo.

Mientras la observaba, preguntándome qué pasaba, finalmente comenzó a moverse. Solo por la silueta, no podía saber qué estaba haciendo.

Pensé que sería grosero mirar demasiado, así que me di la vuelta y cogí el champú. Suelo lavarme la cabeza primero.

“T-Ta-kun…”

Justo antes de exprimir el champú, Ayako-san me llamó desde el otro lado del vidrio esmerilado.

“¿Qué pasa?” pregunté.

Y entonces, con una voz aguda que destilaba nerviosismo y vergüenza, pero también claridad, respondió:

 

“¿P-Puedo entrar contigo?”

 

No entendí el significado de sus palabras.

Pensé que había escuchado mal.

Porque… era imposible que Ayako-san pudiera decir tal cosa.

¿Entrar conmigo?

No era posible que ella dijera algo como sacado de un sueño.

“¿Eh? ¿E-Ehhh? Este, ahora, qué acabas…”

“…Voy a entrar”, dijo Ayako-san, sin esperar mi respuesta.

Y entonces, esta vez se abrió la puerta corrediza de la bañera.

Y yo me quedé sin aliento.

“……”

Ayako-san se había quitado la ropa.

Pero no estaba completamente desnuda.

Había envuelto una toalla de baño alrededor de su cuerpo, ocultando correctamente sus partes íntimas.

Sin embargo, su glamoroso cuerpo no perdió su poder destructivo incluso estando oculto con un fino trozo de tela. Sus amplios pechos seguían siendo enormes incluso estando envueltos en una toalla de baño y, de hecho, de esa forma se acentuaba más su profundo escote. Su estrecha cintura y sus protuberantes nalgas formaban una sensual curva y unos hermosos muslos blancos se extendían por debajo de la toalla.

“Espera… ¡¿Q-Qué estás haciendo, Ayako-san…?!” grité, dándome rápidamente la vuelta en el taburete.

Pensé que sería malo quedarme mirando su cuerpo cubierto con una toalla para siempre… y más importante, yo ahora estaba desnudo. No podía dejar que viera la parte delantera de mi cuerpo.

Pero pronto me di cuenta.

Este era un baño con un espejo delante.

El vapor hacía que fuera un poco difícil de ver, pero aun así podía ver su rostro claramente.

“P-Pensé en lavarte la espalda.”

“¿Lavarme la espalda…?”

“No puedo ponerme un traje de conejita, pero aún no has experimentado este tipo de servicio, ¿verdad?”

Su rostro al decir eso estaba tan rojo que era claramente visible incluso a través del espejo. Parecía estar intentando desesperadamente mantener la compostura, pero me pregunté cuánta vergüenza había reprimido para estar aquí ahora.

Creo que estaba muy avergonzada.

Sin embargo, en el fondo de sus ojos humedecidos por la tensión, vi una fuerte luz.

Una luz de determinación, como si se hubiera decidido a algo…

“…Ya no voy a huir más”, dijo Ayako-san. “No huiré ni dudaré. Me aseguraré de decir correctamente lo que quiero hacer y lo que me gustaría que hicieras, no solo suponerlo. Incluso si es algo difícil… intentaré hacer algo al respecto.”

Tras murmurar para sí misma, se acercó lentamente.

 Y se sentó justo detrás de mí.

“Ta-kun.”

Me susurró al oído y mi columna se estremeció.

Su voz era tensa y rígida, pero con un toque jovial y coqueto.

“…Mi corazón está listo.”

 Pensé que mi cerebro se derretiría. Que mi corazón explotaría.

No haré nada hasta que tu corazón esté listo.

Mi declaración egoísta, que parecía ser una confusión entre amabilidad y cobardía, acababa de ser respondida con firmeza por ella.

Reprimió la vergüenza y expresó sus sentimientos con claridad.

Detrás de mí, que estaba anonadado, ella cogió el jabón corporal, lo exprimió unas cuantas veces y luego lo mezcló en sus manos hasta hacer espuma.

Y así, nuestra larga noche comenzó.

17 comentarios sobre “Musume Janakute Mama ga Suki nano!? Volumen 5 Epílogo

  1. Siiii,siiiii, takun se la va a poner a ayako ,va a mojar el pan, vamos vamos, takun vamos vamos a ganar ,jaja la re vivía. Espero que en próximo hayan menos malentendidos y vaya más serio , muchas gracias por su traducción, saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Noche de votar el diente, subir la escalera de la adultez, ver el oyo a la papa, remojar la nutria, remojar el cochayuyo, Regar las plantas, Ponerle carne a la empanada jajajajaja espero que para la próximo podamos confirmar el delicioso, aunque no creo que sea explicado, me conformo con la confirmación 8)

    Le gusta a 1 persona

      1. Totalmente de acuerdo también,está no es una novela hentai,y no siquiera el echii le hace falta; aunque con un poco de humor subido de tono pero el autor no ha perdido el buen gusto ni el buen tono de la historia……así que no sean tan vulgares por favor.

        Me gusta

  3. Espero que al principio de la proxima novela, nos confirme lo que paso en esa larga noche…

    Lo que ta-kun no sabía, era que ella estaba tan ansiosa como él por ese tema, si hasta sueños eroticos tenía la Ayako…

    Esperemos que al menos por esa noche, puedan disfrutar uno del otro. Después que vengan los problemas si quieren, pero que el autor les de esa noche… Jeje

    Gracias nuevamente por la traducción, ahora solo queda esperar que el autor saque el próximo volumen. supongo que saldrá para principis de 2022… Saludos

    Me gusta

  4. Ufff … qué buen final. Ya por fin toca el delicioso. Como muchos ya han dicho, espero que al menos nos confirmen que pasó …no pretenderé que nos den una gran descripción, pero maldita sea estos dos llevan demasiado tiempo aguantado se! Al menos concédanles esa experiencia pues.

    Muchas gracias por la traducción! Espero con ansias el próximo volumen. Tiene fecha de publicación ya?

    Me gusta

  5. Todo el volumen 5 fue increíble…pero el epílogo está de antología! Gracias por esta novela,solo este título ( a mi punto de vista ) supera a ” Choppiri toshiue demo kanojo ni shitekuremasu ka tmo ” y esa también es genial,pero Ayako y Takumi en verdad son especiales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .