Nihon e Youkoso Elf-san Volumen 5 Capítulo 3

Capítulo de la Esclavitud, Episodio 11: Sobrecarga

Miré al cielo mientras se aclaraba. El río se había vuelto marrón en la temporada de lluvias y se agitaba fuertemente porque el nivel del agua había subido hasta la roca en la que estaba sentada. Fluía con mucha más intensidad de lo habitual y gran parte del lecho del río había sido tragado por las turbias aguas.

Levanté la mirada para ver al inconsciente Zarish tendido a la sombra de una roca. Debe haber tenido una experiencia bastante traumática, considerando que no tenía una sola herida a pesar de su rostro pálido. A juzgar por la forma en que estaba gruñendo, no estaba teniendo un muy buen sueño. Ya eran alrededor de las seis de la tarde en Japón. Cuando el pensamiento cruzó por mi mente, una voz me habló a través del enlace mental.

“Hm, parece que has estado pensando en esto desde el principio.” La draconiana no sonaba somnolienta a pesar de que ya había amanecido. De hecho, había un tono suave y maternal en su voz. Sentí los dedos alrededor de la empuñadura de mi espada temblar ligeramente ante sus palabras.

“Supongo que nada se te escapa, Wridra. ¿Están las otras dos dormidas?”

“…En efecto. Se ven tan tranquilas. Han estado bulliciosas hasta tan tarde en la noche. Jaja, sus rostros dormidos están comenzando a darme sueño.” Dejé escapar un suspiro de alivio. No quería que vieran lo que estaba a punto de hacer.

“Tienes la voz de un hombre. Antes pensaba que eras un enclenque, pero te has vuelto tan confiable antes de que me diera cuenta.”

“No es así. Resulta que tengo mal genio. Nunca se sabe lo que hará un tipo como yo en un ataque de rabia.” La dragona se rió entre dientes y luego ambos exhalamos al mismo tiempo. Nuestro suspiro matutino sonaba exactamente igual a pesar de la distancia entre nosotros. Probablemente ella también estaba mirando al cielo blanco como yo. Tal vez por eso mis siguientes palabras para ella fueron tan llenas de honestidad.

“Gracias, Wridra. Por no interponerte entre Zarish y yo ese día.”

“No me interesan las sutilezas de las interacciones humanas. Simplemente pensé que era una prueba necesaria para ti. Sin embargo, fue más por intuición que por lógica de mi parte.” Realmente lo aprecio. Si lo hubiera dejado estar en ese entonces, probablemente me habría arrepentido incluso ahora, incluso mientras estuviéramos divirtiéndonos o haciendo cualquier otra cosa. E incluso si Wridra lo hubiera derrotado por mí, todavía me seguiría molestando. La vergüenza de cargarle todo el trabajo sucio a ella me habría perseguido toda la vida.

Así que este escenario era para mí. Quizás lo que estaba a punto de hacer era solo crueldad por el bien de mi propia satisfacción. Pero no había forma de que pudiera dar la vuelta ahora.

Puse mi mano en la empuñadura de mi espada una vez más. Decidí acabar con su vida de una vez por todas. Saqué lentamente mi espada de su vaina, mirando su rostro inconsciente en silencio.

“…Tengo un dato interesante para ti. Dicen que en realidad solo hay una condición para que un hombre y una mujer se conviertan en pareja.” Los dedos alrededor de mi arma se aflojaron. Mi estrecho campo de visión se amplió de nuevo con sus palabras e imaginé a la dragona en mi mente mientras respondía.

“¿Convertirse en pareja? ¿Quieres decir que el macho tiene que demostrar su fuerza o algo así?”

“No, eso no. Es hacer que la hembra piense que no le importaría morir.” Mi curiosidad creció al escuchar esto. En ese momento, pensé en Mariabelle, por alguna razón.

La elfa semi hada era siempre tan adorable y pensé en cómo se inclinaba contra mí en busca de calor cuando leía libros. Su cuerpo ligero presionando contra el mío siempre llenaba mi corazón, ya fuera en Japón o en el mundo de los sueños. Wridra continuó con un tono suave.

“Existe el peligro al dar a luz a un niño. Es por eso que una mujer debe pensar que vale la pena morir con su pareja antes de que los dos puedan realmente convertirse en una pareja.”

“Entonces estás diciendo que no soy yo quien decide. Eso es como un peso sobre mis hombros, en realidad.” Nos reímos. Era como siempre. Mi camino siempre lo decidía la curiosidad de Marie y ella tiraba de mi mano por su capricho. De repente recordé algo y miré hacia el cielo de nuevo mientras hacía otra pregunta.

“Wridra, ¿recuerdas lo que me dijiste en el parque temático ese día? Dijiste: ‘Los pensamientos de hombres malvados eventualmente se manifestarán en tu mente sin que te des cuenta’. Creo que finalmente entiendo lo que querías decir con eso.”

Los hombres poderosos y malvados como él siempre manejaban las cosas de manera muy eficiente. Yo también estaba tratando de resolver este problema de raíz al quitarle la vida a una persona inconsciente. Este era, de hecho, el camino más eficaz a seguir. Pero esta decisión fue provocada por mi propia debilidad. De lo contrario, podría haber elegido otro camino, como desafiarlo a un duelo.

“Wridra, ¿no me digas que crees que podría vencerlo en un duelo justo?”

“No me gusta describirlo como ‘creencia’. Puede sonar bien, pero yo no opero con una creencia ciega. Simplemente deseo que se convierta en realidad, hijo del hombre.”

Por alguna razón, me conmovió. Puede que estuviéramos muy separados, pero sentí las palabras de mi mentora en mi corazón y puse mi espada en su vaina.

Para seguir viviendo sin vergüenza, para seguir sosteniendo la mano de Marie y para mantener mi promesa con Eve de resolver esto con la menor violencia posible, decidí mantener mis manos limpias de sangre.

§

Cuando el cielo se volvió más claro, el hombre gruñó. Lo vi sentarse y luego le hablé en voz baja.

“¿Finalmente despierto, Zarish? Espero que hayas disfrutado de tu noche de terror.”

“…”

Su rostro se convirtió en un ceño fruncido por un momento y luego se masajeó las cejas. Su cuerpo debía haber estado agotado por todo el miedo y la tensión extremos, pero no debería haber afectado mucho su destreza de lucha general. Después de todo, era conocido como el candidato a Héroe.

“Maldito… ¿Dónde estamos…?”

“En algún lugar bastante lejos de tu mansión. Aunque no es tan lejos como para que no puedas volver caminando.”

Escaneó sus alrededores para asegurarse de que nadie más se escondiera en algún lugar. Por supuesto, yo era el único aquí. Marie y Eve estaban profundamente dormidas y yo había preparado este lugar por mi cuenta usando Trayn, Guía del Viaje, mi habilidad de movimiento que solo podía usarse una vez por día.

Zarish alcanzó su cintura y se sorprendió al descubrir que su espada todavía estaba allí. Tenía razón en sorprenderse. Considerando cómo había estado inconsciente, podría haberlo matado en cualquier momento. Mientras procesaba su conmoción, volví a hablarle en voz baja.

“Podría haber terminado con esto después de que nos divertimos un poco, pero resulta que no puedo ignorar mi odio hacia ti.”

“¿Odio? ¿Qué, por matarte?”

No, no lo habría odiado solo por eso. Después de todo, la mayoría de las mujeres que conocía me habían matado y no sabía cuántas veces me habían disuelto esas cosas con apariencia de limo cuando era más joven. Podía saber lo que estaba pensando con solo mirarme a la cara.

“Supongo que soy tan niño como aparento. Porque trataste de ponerle las manos encima a Mariabelle y por todo lo que le has hecho a las muchas mujeres que te rodean… estoy enojado, por raro que sea.”

Una amplia sonrisa se extendió por el rostro de Zarish. Como un hombre que siempre había tomado lo que quería, probablemente había tratado con muchas personas como yo. Y entonces, probablemente estaba pensando, “¿Esto otra vez?”. Esto era mucho, mucho más fácil para él de entender que las bromas de la noche anterior y el miedo dentro de él comenzó a disiparse. Después de todo, su oponente era el chico al que había apuñalado en el corazón hace un día.

“Quiero proteger a la mujer que es preciosa para mí. No dejaré que la hagas llorar como lo hiciste con las mujeres que te rodean… Aunque, no puedo evitar que suene tan cursi cuando lo digo en voz alta.”

“Hah, eres mucho más simple de entender ahora que vuelves a ser de carne y hueso. Bueno, soy un hombre que toma lo que quiere. Puedes perder la esperanza hasta el día en que muera de viejo, Fantasma.”

Nuestra pequeña y divertida fiesta de terror llegó a su fin y ahora me enfrentaba a un oponente monstruoso con una espada en la mano. Esto era por mi propio ego y por lo que la Archidragona había querido.

Sus ojos brillaban a la luz del amanecer como los de una bestia y su intensidad asesina hizo que mis instintos gritaran “Huye”. Pero este era el hombre que planeó hacer pasar a Mariabelle por un infierno. Tenía que terminar su viaje aquí y ahora. Decidí no mostrarle piedad.

Mi corazón latía con fuerza en mi pecho.

No era que tuviera miedo del horrible oponente que tenía delante.

Un sentimiento que ni siquiera yo podía entender estaba muy dentro de mí y sentí que estaba tomando forma y volviéndose real en esta batalla. Fuera lo que fuese, tenía la sensación de que este “algo” fundido dentro de mí estaba a punto de nacer en este mundo.

§

Grandes gotas de agua cayeron del cielo y eventualmente se convirtieron en lluvias constantes. Allí se extendía una vasta extensión de dunas de arena de color marrón oscuro y cada vez se podía ver más vegetación a cierta distancia hacia el lecho del río. Los pájaros acababan de despertar con el sol de la mañana y volaban en busca de algunas frutas e insectos para alimentarse durante el día.

Un choque metálico resonó en la tranquila mañana. Se escuchó el sonido metálico del acero contra el acero, seguido del sonido del metal rechinando contra sí mismo. Si hubiera habido personas o monstruos, probablemente habrían huido por miedo instintivo. Había tanta malicia detrás del ruido.

Finalmente, el silencio cayó una vez más y allí estaba un hombre en el lecho del río mirando al cielo solo. Era Zarish, el candidato a Héroe, con su cabello rubio empapado por la lluvia meciéndose con el viento. Estaba de pie con la espada desenvainada y la hoja manchada de sangre.

Zarish suspiró y regresó su espada a su cintura sin limpiarla, luego comenzó a caminar hacia un sendero alejado del lecho del río. Los pájaros huyeron del olor a sangre que lo impregnaba y él empujó las ramas mientras caminaba hacia el sendero que habían creado los animales. En ese momento, alguien apareció a su lado.

“Oye, te ves un poco pálido, Zarie.”

“…¡Ngh!” Zarish gruñó ante la repentina y alegre voz que lo llamó. Miró para encontrar al niño sentado a un lado del sendero, como si acabara de despertar de una siesta. Estaban luchando a muerte hace unos momentos, y ahí estaba, como si nada hubiera pasado. La cabeza de Zarish se inclinó hacia atrás, y cuando volvió a mirar hacia adelante, su expresión estaba llena de intensa confusión y rabia.

“…¡Y-Ya es suficiente! ¡¿Cuántas veces necesitas morir para que desaparezcas, maldita sea?!”

El aire a su alrededor tembló mientras gritaba furiosamente, pero el chico no se inmutó. De hecho, parecía francamente somnoliento cuando se acercó. La manera casual en la que caminaba, casi como si fuera a dar un paseo matutino, avivó aún más la furia de Zarish.

“¿Quién sabe? Solo han sido cuatro veces. ¿Por qué no ves por ti mismo si hay un límite?”

“¡Bien entonces! ¡¡¡Muere, pequeña mierdecilla!!!” La hoja de Zarish resonó contra su vaina mientras su espada volaba más rápido que la velocidad del sonido. Pero cuando desató el feroz ataque, el chico desapareció de repente. Sin embargo, no fue una ilusión. El chico se había teletransportado a una posición fuera del alcance de la hoja.

¡De nuevo! ¡Siempre que uso un ataque, este mocoso lo esquiva la próxima vez que lo uso! Zarish apretó los dientes mientras pensaba para sí mismo. Su ataque había errado por completo su objetivo y aterrizó en un gran árbol cercano, haciendo que se rompiera en astillas. Pero en ese momento, Zarish no pudo moverse de su posición después de realizar el movimiento. El niño había reaparecido en su flanco antes de que se diera cuenta, pero solo mostró una sonrisa misteriosa sin lanzar un ataque propio.

“Vaya, es bastante limpio. Todos tus ataques son más rápidos que la velocidad del sonido. Esa es una habilidad primaria impresionante, Zarie. Estoy realmente celoso.”

“…¡Ngh!” Zarish se puso rojo de ira. El chico no solo era irritantemente insolente, sino que regresaba de inmediato incluso después de que lo hiciera pedazos.

El chico seguía estando por debajo de él. Había muchos otros que estaban en su nivel de habilidad… pero estaba comenzando a evadir más y más los ataques de Zarish, demostrando que era anormalmente rápido para aprender y adaptarse. Al darse cuenta de que el chico se estaba acercando cada vez más a su propio nivel, el candidato a Héroe se sentía cada vez más incómodo.

“¿Crees que puedes reírte de mí, pequeña mierdecilla?” Y así, Zarish activó su carta de triunfo: Dedo Divino. Apuntó con su mano derecha al chico y luego apuntó su meñique ligeramente hacia arriba para inmovilizarlo en el lugar. Esta habilidad no solo deshabilitaba la capacidad del objetivo para moverse libremente, sino que también doblaba las leyes de la física. Hacer que una piedra flotara era una tarea sencilla y era imbatible en una pelea con otro espadachín como este.

El niño estaba atrapado flotando en el aire, lo que lo hacía incapaz de teletransportarse más. Zarish golpeó al niño contra un gran árbol, haciéndolo sangrar a borbotones y pintando las hojas circundantes de rojo. El niño quedó golpeado y magullado después de repetir este proceso varias veces, pero en lugar de la esperada mirada de miedo, el niño mostró una tenaz sonrisa.

“Ohh, así que ese es el movimiento que usaste con Marie. Lástima que no puedas volver a utilizarlo. No te preocupes, también memorizaré este.”

“¡Aaargh! ¡Maldito seas! ¡Muere! ¡Muérete de una vez!” El niño recibió un fuerte golpe en la cabeza y no se movió más. Zarish respiró con dificultad, todavía tan tenso como si estuviera en medio de un combate. Mientras miraba a su alrededor con nerviosismo, el cuerpo del niño se desvaneció en el aire.

insert7

§

Me desperté en la cama de mi apartamento y luego miré hacia la ventana oscura.

Ya eran las ocho de la noche, lo que significaba que por lo general habría tenido una buena cena con las chicas ahora mismo. Pero esta noche, tenía algo de lo que ocuparme. Tenía la importante misión de detener al candidato a Héroe, Zarish, con mis propias manos.

Encendí el interruptor de la luz indirecta y me levanté de la cama. Mi garganta estaba reseca por la prolongada lucha y mi cuerpo buscó un refresco de té de cebada en el refrigerador. Quería comer ahora mismo, pero decidí que podía asustarlo un poco más volviendo rápidamente y decidí no hacerlo. Así que desenvolví un trozo de chocolate y me lo metí en la boca.

Saboreé el trozo de chocolate en mi boca mientras reflexionaba. Zarish era realmente poderoso, mucho más poderoso de lo que había imaginado. Yo tampoco me quedaba atrás, pero ya me había matado cinco veces. Aunque tenía algunas contramedidas defensivas a mi disposición, no podía imaginar cómo podría vencerlo.

Serví una taza de té de cebada y bebí un trago. Se sintió bien en mi cuerpo acalorado y exhalé por la dulzura del chocolate que se derretía en mi boca.

“Necesito pensar en algo. Algún tipo de ataque que podría derrotarlo…” murmuré para mí mismo con la taza todavía en la mano. Mi habilidad de Repetición se estaba llenando con maniobras evasivas y quedaban muy pocas ranuras disponibles. Pero cada uno de los ataques de Zarish eran tan poderosos que podrían haberme acabado con un solo golpe, así que no era como si tuviera muchas opciones.

“Muy bien, tendré que lidiar con las cosas que podría esquivar manualmente. El problema ahora es mi propia falta de potencia de fuego.” Según mis observaciones y lo que Eve me había dicho, Zarish tenía las siguientes habilidades.

・ Dobla las leyes de la física (Dedo Divino)

・ Ataca más rápido que la velocidad del sonido (Espada Espectral de Luz)

・ Contrarresta automáticamente cualquier ataque más lento que la velocidad del sonido (Escudo del Despótico Silencio)

・ Crea una barrera que bloquea completamente el área circundante (Dominio Sellado)

・ Aumenta la potencia de fuego después de que cada ataque aterriza (Rey de la Crueldad)

Y finalmente, sus anillos. De hecho, sus anillos eran el mayor problema de todos. Tenían la capacidad de convertir a su objetivo en un esclavo, apoderándose de su libre albedrío junto con sus niveles. Lo llevé a un lugar lejano para que las damas no pudieran venir a rescatarlo, pero su jefe ya era tan poderoso que no parecía hacer mucha diferencia.

Ahora que lo había enfrentado de frente, quedó dolorosamente claro cuán poderosas eran cada una de sus habilidades y cuán difícil era tomar desprevenido a un oponente de tan alto nivel. La habilidad que entregaba contraataques automáticamente era particularmente molesta de lidiar, ya que podría terminar en el lado perdedor si no me comprometía completamente con un ataque. Por eso solo pude burlarme de él sin atacar en la ronda anterior.

Rápidamente descarté la pregunta de si podía vencerlo o no. Ahora que me había propuesto vencerlo, tenía que concentrarme en esa tarea singular. Ojalá pudiera haber dicho que estaba peleando con él de manera justa, pero tener vidas infinitas podría haber sido considerado trampa. El ruido sordo cuando dejé la taza vacía en el fregadero sonó en la habitación silenciosa.

“Hmm, esta va a ser una pelea larga. Seguiré haciéndolo hasta la mañana.” Apreté el puño frente a mí y regresé a mi cama para luchar contra un hombre que tenía una ventaja de más de 60 niveles sobre mí.

Me desperté en el bosque y me encontré nuevamente solo.

Los árboles del país desértico tenían una particularidad. Eran similares a las palmeras, pero sus troncos eran tan gruesos como árboles de varios cientos de años. Había jorobas nudosas creciendo por todo el lugar y observé los patrones marrones en forma de escamas con gran interés mientras seguía las huellas de Zarish.

Se había vuelto mucho más brillante en comparación con cuando comenzamos nuestro duelo y podía decir que iba a ser un día caluroso por la forma de las nubes de lluvia dispersas. Poco después, avisté la espalda de Zarish.

Todavía no me había visto, así que me pregunté qué hacer a continuación.

Incluso si me teletransportara y le tendiera una emboscada de inmediato, el contraataque automático me mataría inmediatamente después. Podría usar el ataque de rayo de mi Astroblade, pero dudaba que alcanzara al objetivo desde esta distancia. La única forma de evitar que se disparara el contraataque era atacar más rápido que la velocidad del sonido, lo cual no podía hacer.

“Hmm, tal vez podría cargar Astroblade mientras me teletransporto y disparar desde corta distancia… pero entonces mi teletransportación se volvería inestable…” Mi habilidad de teletransportación a corta distancia, Cruzar Camino, tenía muchas limitaciones. Su restricción de peso era particularmente estricta y no tenía idea de dónde terminaría si me teletransportaba mientras cargaba energía con mi espada. Es posible que pueda acercarme lo suficiente teletransportándome varias veces, pero tenía que averiguar cómo lidiar con el contraataque inmediato y automático justo después, o terminaría muerto poco después.

“Oh, ¿qué pasa si ataco y me teletransporto antes del contraataque? Memoricé el tiempo con Repetición antes… Aunque, supongo que no lo sabré hasta que lo intente.” Decidí seguir adelante y colocarlo en una ranura de Repetición. Ser capaz de aprender mediante prueba y error era uno de mis puntos fuertes, después de todo.

Atacar y teletransportarse al mismo tiempo, luego evadir con otro teletransporte… Era difícil imaginarlo. Caminé a través de la arena áspera mientras solidificaba la imagen en mi cabeza y luego ingresé los complejos patrones de movimiento en mi habilidad Repetición. La carga de estos patrones en una ranura generalmente no tomaba tiempo, pero la combinación de movimientos tomaba algún tiempo para procesar. Después de varios segundos de retraso, el patrón se aceptó en Repetición.

“Está bien, no hay tiempo para ensayos. Hagámoslo. ¡A ver qué pasa!”

La vista a mi alrededor se distorsionó y luego el rostro sorprendido de Zarish en la distancia apareció justo frente a mí… Entonces, escuché un choque metálico y me sorprendió encontrarme arrojado al cielo.

“¡¿Qué?!”

Me agité en el aire, luego aterricé de cadera en la arena endurecida por la lluvia. Soporté el dolor sordo mientras me levantaba rápidamente y escudriñaba mis alrededores y luego encontré a Zarish mirándome desde lejos. A juzgar por su distancia y posición, debe haberse movido allí inmediatamente después de atacar.

Supongo que me golpeó su contraataque automático. Eso debe haber sido lo que me envió volando. Pero solo me rozó, así que pude esquivar la mayor parte. Había un corte en mi ropa debajo de la axila con sangre filtrándose. Tenía que acelerar el tiempo un poco más. Reconfiguré la imagen en mi cabeza y modifiqué mi ataque a un empuje para mantener el rango de movimiento lo más ajustado posible.

Este era un territorio completamente desconocido para mí. Sentí que me estaba alejando bastante del acto de blandir mi espada y derrotarlo que había imaginado originalmente. Sin embargo, sería difícil luchar contra él sin usar algún tipo de método de lucha poco convencional.

“Está bien, intento número dos… ¡Aquí vamos!” Inmediatamente acorté la distancia entre nosotros. Un sonido metálico sonó detrás de mí y esta vez clavé el aterrizaje. Dibujé una larga línea a mi paso y me di la vuelta para encontrar a Zarish sosteniendo su espada muy lejos.

Hmhm, entonces esta era la distancia correcta. Por lo que parece, no le hice mucho daño. En términos de juego, esto probablemente valdría alrededor de 1 daño.

En ese momento, noté que Zarish estaba gritando algo desde donde estaba. Parecía estar quejándose de que perdía el tiempo y me llamaba insecto, lo cual no era información demasiado útil, así que decidí ignorarla.

“Muy bien, intentemos aumentar un poco el número de ataques.”

Tal vez podría optimizar mi evasión y mis ataques infligiendo pequeños daños mientras me movía constantemente en el sentido de las agujas del reloj a su alrededor. Me movería a un lugar en el que no fuera golpeado por sus contraataques mientras atacaba y eludía, atacaba y eludía. Incluso podría activar Aceleración inmediatamente después de teletransportarme. Esto ralentizaría el paso del tiempo para mí, lo que me permitiría lidiar fácilmente con la condición de tener a la vista el destino del movimiento. Eliminaría la necesidad de escapar lejos después de cada ataque y haría más fácil esquivarlo.

“Sí, lo intentaré. Está bien, es hora de la tercera ronda.” Mi vista dio vueltas mientras las chispas volaban y el sonido de las espadas chocando llenaba el área.

Me moví en círculo con Zarish en el centro, entregando ocho golpes consecutivos seguidos. Nunca me había teletransportado con tanta rapidez y precisión como antes, y mi visión era un caos total con menos de un segundo entre cada turno. Mi vista parecía haber sido animada con un presupuesto bajo y me golpeó una ola de mareo que me hizo retroceder tan pronto como aterricé en mi posición original.

Mientras tanto, Zarish balanceó su espada hacia nada más que aire. Tenía un corte en la ropa, pero debió haberlo bloqueado justo antes de que llegara a su carne. Bueno, apenas tenía la capacidad mental para reírme siquiera de eso.

Urgh, me siento mal… Mi cabeza daba vueltas y mi corazón latía erráticamente. Tal vez solo necesitaba acostumbrarme. Recordé haber experimentado síntomas similares cuando aprendí a teletransportarme por primera vez.

En cualquier caso, el principal problema seguía siendo el hecho de que me faltaba potencia de fuego. A este paso, podría golpearlo todo el día y aun así solo herirlo levemente. Mi vitalidad habría llegado a su límite antes de que pudiera esperar derrotarlo.

“Realmente necesito usar la habilidad de Astroblade al máximo.” Astroblade, la espada de polvo estelar, podría desatar una poderosa explosión de energía al cargarla a través de múltiples niveles. Pero debido al campo de fuerza generado por su poder, ni siquiera yo podía predecir cómo afectaría a Cruzar Camino.

Entonces, ¿qué pasa si mantengo la carga de energía al mínimo? Podía contener su efecto tanto como fuera posible mientras me movía y luego desatarlo tan pronto como se llenara.

Fui directo a eso y tomé Astroblade en la mano y luego la cargué hasta el nivel mínimo de potencia. Hizo un ruido como el relincho de un caballo y cuando lo solté, disparó algo del tamaño de un guijarro profundamente en el suelo y roció arena por todas partes. Probablemente, en el mejor de los casos, podría haber hecho un agujero a través de una delgada hoja de metal.

“Hmm, ¿puedo lograrlo? Atacar y defender al mismo tiempo, y disparar tan pronto como se cargue. Todos estos patrones no cabrán en Repetición… Tal vez si los separo y… Oh, caben.” Usé un conjunto para el movimiento y el ataque y luego otro conjunto para el ataque de carga de Astroblade. Nunca había establecido patrones de movimiento tan intrincados como este antes, por lo que no tenía idea de cómo resultaría. Esto se estaba volviendo tan complejo que ya no quería pensar en ello. Vamos, yo. Muestra un poco de esfuerzo de vez en cuando.

Zarish me miró con una expresión de perplejidad, pero pareció sentir algo y levantó su ornamentada espada. No levantó su barrera de defensa perfecta, probablemente porque no podría atacar al mismo tiempo. Para ser honesto, esa era la habilidad más problemática con la que lidiar, pero afortunadamente para mí, su orgullo se interponía en su uso.

“Está bien, intentemos esto de nuevo. Ataque número cuatro… Aquí vamos.” Sentí una sensación incómoda, como si me deslizara hacia los lados y mi teletransportación terminó lejos de Zarish. El campo de fuerza generado por Astroblade estaba afectando mi control, como sospechaba. Sin dejar que eso me detuviera, salté hacia adelante con mi espada todavía apuntando al objetivo. Tuve que teletransportarme repetida e involuntariamente a la izquierda y a la derecha, pero gradualmente me dirigí hacia Zarish. Quizás mis movimientos eran espeluznantes desde su punto de vista.

¡Clang! El ataque de proyectil de Astroblade se desató automáticamente, probablemente porque mi habilidad Repetición había determinado que estaba listo para disparar y que probablemente daría en el objetivo. La espada de Zarish desvió el ataque como si no fuera nada, pero se acercó al monstruoso oponente de todos modos.

¡Crk! Lo rodeé para evadir el contraataque automático y luego activé inconscientemente el ataque de carga más baja de Astroblade. El proyectil fue disparado desde apenas treinta centímetros de distancia e incluso los ojos de Zarish se abrieron con sorpresa. El ataque fue más rápido que la velocidad del sonido. Zarish desvió el veloz trozo de polvo estelar con una velocidad divina, lo que creó una pequeña abertura.

Sentí que mi cerebro se sobrecalentaría mientras procesaba mis acciones complejas y repetía el ciclo de teletransportarme y atacar una y otra vez. La punta de mi espada rodeó a mi enemigo como peculiares pétalos de una flor y las ocasionales ráfagas de polvo estelar proporcionaban un agradable acento a la batalla. Después de hacer dos o tres rondas y quedarme sin oxígeno, finalmente me retiré del frente de batalla.

Entonces, caí de rodillas.

“…¡Ngh!” Habiendo alcanzado mis límites físicos y mentales por usar mis habilidades tantas veces en un período tan corto y el sudor brotó de mi cuerpo como una cascada. Más importante aún, noté extrañas señales emitidas por mi cerebro casi derretido. Sea lo que sea, sonaba incesantemente, lo que supuse que venía de un dolor de cabeza al principio. Pero luego vi que el brazalete alrededor de mi muñeca estaba parpadeando y enviándome una alerta.

“¿Le gustaría fusionar Cruzar Camino y Repetición?”

Sentí que mi corazón se detuvo. Al mismo tiempo, pensé que esta era mi oportunidad.

Al probar nuevos caminos a través de prueba y error, había momentos extremadamente raros en los que las habilidades se transformaban de esta manera. Lo había experimentado antes, pero nunca me habían pedido que fusionara dos habilidades primarias. Existía la posibilidad de que pudiera ser contraproducente y no había vuelta atrás una vez que se tomaba la decisión. Si terminara siendo inútil, estaría desperdiciando dos valiosas habilidades primarias por nada.

“Bueno… esta es la única oportunidad que tengo de todos modos. Por supuesto que lo aceptaré.” Tan pronto como respondí, una extraña sensación me recorrió. Sentí como si algo importante hubiera sido extraído y mezclado dentro de mí. Dejé escapar un suspiro. El calor fue expulsado de mi cuerpo y sentí como si pudiera respirar fuego.

Mi visión vaciló como una bruma de calor. Zarish debió haber sentido algo, porque vino corriendo directo hacia mí. Pilares de arena estallaron a su paso, con su espada levantada como una flecha veloz y rápidamente acortando la distancia. Desafortunadamente para mí, no podía moverme. Fusionar habilidades no era algo que se hiciera normalmente en medio de una batalla. Lo vi acercarse a mí y todo lo que pude hacer fue esperar.

Dejé escapar otro aliento caliente. Incluso podía oír el sonido del cambio y una pared ante mí que se rompía, como una cáscara de huevo rompiéndose. Entonces, una voz de género indiscernible sonó en mi mente.

“Tus habilidades se han fusionado y has adquirido Sobrecarga.” Mi cerebro sintió una conmoción por el peso de algo que fue arrojado a mi cuerpo. Allí, sentí un poder mayor que el que había perdido.

¿Qué es esto? ¿Qué poder se esconde dentro? Tenía muchas preguntas, pero ahora que estaba en mi límite, todo lo que podía hacer era descubrir la verdadera naturaleza de esta habilidad por mí mismo. En el momento en que la espada de Zarish estaba a punto de hundirse directamente en mi corazón, mis ojos se abrieron de par en par.

§

Una manada de unos veinte animales se movía lentamente a lo largo del río juntos.

Eran cuadrúpedos conocidos como nuus y eran herbívoros aptos para el entorno desértico que habitaban. Con sus delgadas piernas y la complexión de una calabaza, tenían una anatomía de aspecto bastante extraño, pero contaban con un sentido del olfato que era varios miles de veces superior al de un humano. Esto les permitía detectar depredadores de inmediato, pero eran criaturas extrañas que eran extremadamente lentas cuando se trataba de correr. Se decía que incluso cuando eran comidos vivos, gritaban “Nuu” como si se hubieran rendido.

Los nuus siguieron avanzando por el sendero junto al río con su habitual ritmo lento.

Tch, tch, tch.

Un niño bronceado que llevaba un sombrero redondo los instó a avanzar desde atrás. Quizás el hombre de pelo blanco a cierta distancia detrás de él era su abuelo.

Una vez que los pastores se aseguraban de que sus nuus recibieran suficiente nutrición y fueran debidamente engordados para la próxima temporada de lluvias, tendrían mucho que hacer al regresar a su aldea.

Se desplazaban entre las áreas verdes intercaladas, por lo que tomaría al menos medio año antes de llegar al reino. Pero los nuus eran una fuente importante de proteínas y podían generar grandes ganancias. Esto hacía que los ataques de los bandidos fueran mucho más probables y, a pesar de estar bajo el gobierno del reino, los pastores aún corrían el riesgo de perder la vida en el trabajo.

Los herbívoros tendían a viajar en manadas. Hacerlo facilitaba el nacimiento y la crianza de las crías, al tiempo que disminuía la probabilidad de que el animal individual fuera atacado. Muchos lo consideraban una forma de vida para los débiles, pero esto también podría haberse dicho de los propios pastores de nuus. Según los cálculos bastante crueles de Arilai, solo necesitaban que el 80% de los pastores regresaran con vida para que el esfuerzo valiera la pena.

Pero ahora que estaban tan cerca de la capital real, era poco probable que fueran atacados. Sintiendo que estarían a salvo un año más, el niño y el abuelo agitaron sus palos con pasos ligeros.

En ese momento, el niño notó que uno de los nuus se había alejado de la manada y no se movía. Las tímidas criaturas preferían quedarse con el grupo, por lo que era muy inusual que uno de ellos estuviera solo en la cima de una colina tan llamativa. Quizás era un nuu particularmente curioso.

“¿Qué estás haciendo?”

La criatura pareció haber escuchado la pregunta del niño y agitó su pequeña cola de lado a lado con la espalda todavía hacia él. La cola era tan larga como la palma de una mano, por lo que cada golpe era bastante pequeño.

El niño resopló y lentamente subió la colina. El camino junto al río estaba bordeado de palmeras que drenaban el agua del suelo. El niño miró sus patrones de escamas de color marrón quemado y golpeó el trasero del nuu con su bastón tan pronto como lo alcanzó. Pero sus ojos se abrieron con sorpresa cuando la criatura ni siquiera se inmutó.

Con su mano en la cabeza del nuu, el niño miró en la misma dirección. Entonces, notó la extraña vista en la distancia en el camino junto al río. Allí estaba un hombre sosteniendo una espada con chispas y el sonido de metal chocando resonando a su alrededor. El niño se quedó boquiabierto ante la impactante vista.

“¡Guau! ¡¿Qué diablos es eso?!”

“Nuu.”

El joven pastor de nuus no sabía que este era el duelo entre el candidato a Héroe y el Fantasma.

§

Cuando había una diferencia de nivel de 60, fácilmente podrían arrancarme un pedazo solo por ser rozado por la punta de la espada de mi oponente. La única cosa de la que me tenía que preocupar era si tal herida era fatal o no. La hoja se hundió apenas un centímetro en el lugar donde estaba mi corazón, pero inmediatamente me teletransporté, lo que provocó que dejara un corte en una línea horizontal. Sangre brotó de la herida seguido de un dolor agudo. Entonces, sus ojos azules que me seguían aparecieron. El tiempo avanzó lentamente y parecía que había activado Aceleración por instinto.

Parpadeando en el borde de mi visión estaba el nombre de la habilidad que acababa de adquirir. No tenía ni idea de lo que era esta habilidad y tenía que descubrirlo por mí mismo y empezar de cero… pero al mismo tiempo, estaba eufórico. Esta era una oportunidad para usar una nueva habilidad contra un oponente con el que estaba furioso. Qué maravilloso era que no tuviera que contenerme.

De todos modos, ¿qué era esta Sobrecarga?

¡Vwoom! La espada de Zarish pasó por encima de mi cabeza, enviando una onda de choque al superar la velocidad del sonido. Su espada era rápida. La forma en que cambió de trayectoria después de un balanceo completo sin perder su impulso fue asombrosa. Si la hubiera bloqueado con mi propia espada, habría dejado mi mano inutilizable durante algún tiempo.

Moví solo la parte superior de mi cuerpo y evadí continuamente los ataques entrantes y me sorprendió descubrir que los espacios ranurados en Repetición todavía estaban en efecto. Pensé que Repetición se había fusionado con Cruzar Camino…

“Eso debe significar que evolucionó con esta fusión.”

“¡¿Qué?! ¡Deja de murmurar mientras esquivas mis ataques, mocoso espeluznante!” Zarish enseñó los dientes frente a mí con una rabia asesina y desinhibida. Su cuerpo parecía más grande debido a su intensidad y la ráfaga de su espada me provocó una sensación de desesperación. Y, sin embargo, no tenía miedo de la muerte que se avecinaba ante mí. Confié en que mis movimientos todavía estaban ranurados y me teletransporté sin pánico.

¡Clang, clang, clang!

“Whoa”, dije con sorpresa. Di la vuelta en un círculo completo y luego retrocedí después de dar la vuelta a otro semicírculo. La fatiga extrema en mi cerebro por tratar de procesar mis movimientos se había ido.

“Ah, debe haber optimizado el procesamiento paralelo de alguna manera. Increíble… nunca había oído hablar de algo así.”

Sangre brotó de mi pecho, diciéndome que no me quedaba mucho tiempo. Era una mala costumbre hablar con tanta indiferencia a pesar de la gravedad de la situación. Pero enserio, no fue solo durante el período contable cuando la empresa decidió mi bonificación que puse una expresión seria en mi rostro.

Ahora, esta era mi teoría.

Hasta hace poco, estaba usando mis dos habilidades, Cruzar Camino y Repetición, para ejecutar automáticamente mis ataques. Pero debido a que abusé de ellas fuera de sus propósitos originales, fue muy agotador para mi mente y mi cuerpo, y quedó dolorosamente claro lo difícil que era controlarlas.

Parecía que esta Sobrecarga recién adquirida había fusionado mis habilidades para optimizar este proceso, permitiéndome lograr lo que quería hacer. Tal vez esto significaba que podría hacer lo que antes no podía: cargar Astroblade a máxima potencia y disparar a quemarropa. La potencia de fuego de Astroblade podría aumentar enormemente absorbiendo energía. Quizás un ataque similar a la colisión de un meteorito podría derrotar incluso a Zarish… tal vez.

Pero había muchos problemas a los que me enfrentaba. Primero, considerando la cantidad de vitalidad que me quedaba, solo me quedaba un disparo a toda potencia.

Luego, si cargaba más a Astroblade, había un mayor tiempo de espera antes de que pudiera disparar, dejando una gran abertura. El candidato a Héroe podría evadir un ataque tan retrasado con facilidad. Y cualquier ataque más lento que la velocidad del sonido habría sido contrarrestado automáticamente. Sin mencionar que tenía esa molesta barrera para protegerlo.

Ahora, ¿cómo iba a asegurarme de que pudiera dar en el blanco? Probablemente ya me habría rendido en circunstancias normales. Pero después de pasar una noche entera atormentando a Zarish, había llegado a descubrir cómo pensaba, actuaba y deseaba. Así que tal vez podría aprovechar eso y llevarlo en la dirección correcta para que hiciera lo que yo quería. Y entonces, decidí usar mis palabras como un arma en lugar de mi espada.

“Realmente eres un cobarde, ¿no es así, Zarish? No puedo evitar preocuparme de que te vuelvas a orinar en los pantalones.” Podía escuchar el sonido de sus dientes rechinando desde aquí. Se podía ver una furia desenfrenada en el rostro del gran futuro Héroe. Eso no fue muy galante por su parte.

“¡Hah, ¿tratando de provocarme, mocoso?! Yo…”

“Así que desertaste al país vecino de Gedovar, ¿eh? Parece que intentas mantenerlo en secreto, pero no debiste dejarme averiguarlo. Digo, no puedes matarme no importa cuántas veces lo intentes. ¿Qué pasa si le cuento a sir Hakam y al Gran Aja sobre esto?”

En el momento en que esas palabras salieron de mi boca, la rabia brotó de todo el ser de Zarish. Nunca antes debió haber tenido algo así en su camino. Su cara era la de un niño que siempre se había quejado para conseguir todo lo que quería.

“¿Quieres tu propio país? Eso es hilarante. Supongo que esperas conseguir uno como compensación por destruir Arilai, pero… probablemente deberías reconsiderarlo. ¿Realmente puedes manejar la inversión en cosas como gestión de ingresos fiscales, desarrollo comercial, defensa militar, infraestructura, prevención de enfermedades, gestión sanitaria y desarrollo mágico?”

Seguí sin darle la oportunidad de responder y vi como su rostro se oscurecía. Tan pronto como abrió la boca para responder, continué.

“Oh, ¿vas a dejar que alguien más lo maneje? ¿Estás seguro de eso? Si dejas que todos los demás se encarguen del trabajo real, ¿para qué te necesitarían? Nadie te considerará rey si das toda tu autoridad a los demás. ¿De verdad crees que estás preparado para esto?”

“¡Aaaaaargh! ¡Cállateeeeeeee!”

Bien, vino cargando directamente hacia mí. Parecía que era muy fácil de manipular y había varias cosas que había descubierto tanto en esta batalla como en la noche del horror.

“Lo diré de nuevo: eres un cobarde, Zarish. Todas tus técnicas están diseñadas para protegerte. Están para hacer que otros cumplan tus órdenes. Y esas habilidades solo se pueden activar a corta distancia, por lo que debes correr hacia tu objetivo como lo estás haciendo.” Me teletransporté hacia atrás justo antes de que llegara a mi posición. Los árboles circundantes se volvieron más escasos y pronto solo habría dunas de arena a nuestro alrededor.

Podía escuchar gritos de “¡Te mataré!” y “¡Tú eres el cobarde!” desde la distancia y no pude evitar sentir lástima por su escaso vocabulario. Iba a tener que ser un poco más creativo, a menos que su objetivo fuera hacerme bostezar.

“Oh, Eve está bien, por cierto. ¿No es eso bueno? Es una persona más que puede testificar en tu contra.” A pesar de que Zarish era un corredor rápido, su velocidad se vio afectada por escalar las dunas de arena. Me agaché y recuperé mi energía mientras lo miraba.

“¿Estás bien, oh gran futuro Héroe? Si no puedes llegar hasta aquí, podría bajar a buscarte.”

“¡Aaaaaaaargh! ¡Te mataré, te mataré, maldita sea!”

Arena voló en el aire detrás de él mientras escalaba con una agilidad propia de alguien con un nivel estimado de 140; no, ahora que no llevaba el anillo de Eve, probablemente tenía un nivel de 135 o menos.

Otro estallido de arena estalló detrás de Zarish y saltó alto en el aire. Su paso había disminuido antes, pero parecía que acababa de rodearme en un intento de adelantarme y cortar mi ruta de escape. Exhaló profundamente y luego su respiración agitada se estabilizó en un ritmo más relajado. Aparentemente, su expresión exhausta era un acto. Fue… un pequeño plan bastante lindo de su parte, supongo.

“Fantasma, voy a capturarte vivo y torturarte por toda la eternidad. Primero, te cortaré las dos piernas.”

“Oh, ¿finalmente lo entendiste? Me lo pusiste muy fácil matándome cada vez.”

En contraste con la creciente rabia de Zarish, yo me sentía sereno mientras observaba las dunas de arena que nos rodeaban. Quizás la temporada de lluvias había quedado atrás. La lluvia se había debilitado considerablemente, revelando las dunas de arena ennegrecidas. Quizás las pequeñas plantas que podrían haber sido vistas aquí y allá simplemente se marchitarían. No, seguramente habrían esparcido sus semillas nuevamente para esta época el próximo año. Luego, esperarían la temporada en que la lluvia las bendeciría con agua una vez más.

De repente, chocamos nuestras espadas. Chispas volaron entre nosotros y el contraataque automático de Zarish repelió mis golpes y los de mi Imagen Fantasma. Esto fue muy interesante. Se sentía como si las páginas de su guión predeterminado estuvieran pasando de una en una.

Mi espada volvió a golpearlo de frente con un choque. Este sería mi ataque final. No había necesidad de conservar mi energía ahora, así que iría con todo.

Ataqué y me teletransporté una vez más, y Zarish frunció el ceño.

Parecía desconcertado por el sonido de Astroblade, que sonaba como el relincho de un caballo y el hecho de que pude activarlo inmediatamente, a diferencia de antes.

“¡Pequeño bastardo…!”

“Ahora, ¿cuánto crees que puedo cargar esto?” Di vueltas a su alrededor mientras chocábamos nuestras espadas, pero mis ataques estaban destinados a ganar tiempo y aplicar presión en lugar de causar daño.

Whirrr… Astroblade absorbió con avidez mi energía y su sonido cambió a algo más parecido a un meteoro volador. No dejé que mi sonrisa burlona vacilara, pero tenía que admitir que estaba empezando a preocuparme por lo mucho que me estaba agotando. Si tan solo fuera un arma más gentil, sería más fácil para mí.

Todos mis ataques fueron desviados por los contraataques automáticos. Esto no fue ninguna sorpresa. Considerando que su nivel estaba alrededor del 135, la diferencia en nuestro poder era enorme. Pero por ahora, solo tenía que confiar en el brillo platino que rodeaba la hoja de mi arma. De todos modos, no había tiempo para pensar en ello.

¡Rrrrrr…!

El rostro de Zarish se contrajo. Parecía que cuando el arma estaba cargada a este nivel, el campo de fuerza generado era suficiente para distorsionar el aire a su alrededor. Antes, no habría podido controlar algo como esto. No tenía idea de adónde me habría teletransportado mientras empuñaba la espada zumbante. Pero debería ser una historia diferente con Sobrecarga. Cuando decidí un destino al que teletransportarme, pareció calcular la influencia del campo de fuerza y ​​llevarme allí con una precisión milimétrica.

A juzgar por la expresión de Zarish, debe haber tenido la impresión de que sufriría un gran daño si recibía un golpe directo. Esperaba que no estuviera fingiendo otra vez, pero… después de todo, era un gran cobarde. Decidí que realmente debía tener miedo.

Oh, bien.

Vi que empezó a mirar a su alrededor. Debió haber notado que no había más obstáculos ni rutas de escape. Fue algo bueno que me hubiera perseguido hasta aquí, aunque debe haber sido la primera vez en mucho tiempo que la idea de huir cruzó por su mente.

“¡¿Eh?!”

Y así, cayó fácilmente en una ilusión de mí con un pie atrapado en la arena. Se balanceó con todas sus fuerzas para cortar mi ilusión… Un momento, ¿no había declarado que iba a cortarme las dos piernas primero? Mi espada se dirigió a la abertura en su axila, pero rápidamente se desvió con un choque metálico. Por alguna razón, no se produjo ningún contraataque. Ajá, debe haber pasado de los contraataques automáticos al bloqueo automático. Si él estaba replegándose para ponerse a salvo, significaba que era hora de que yo atacara con toda mi fuerza.

¡Rrrrrrrrr!

Había tanta presión acumulada que la espada se sentía como una bomba en mi mano. Pero no podía permitirme entrar en pánico. Mi corazón tenía que permanecer tranquilo y concentrado. Todo lo que tenía que hacer era concentrarme en incrementar el aluvión y derribar el muro de hierro defensivo que tenía ante mí.

Agarré mi espada mientras sonaba histéricamente, sin ceder en mi ofensiva continua mientras rodeaba a mi oponente. Sin tiempo para siquiera respirar profundamente, hubo una sensación de pureza en este momento. Ni siquiera pensé en las copiosas cantidades de sudor que brotaban. Nunca antes había visto a Astroblade cargada con tanta energía. La defensa automática de Zarish contuvo mi agresivo aluvión, pero todavía le estaba dejando numerosas heridas. Su pánico estaba aumentando visiblemente, probablemente por miedo a mi arma brillante.

En el momento en que estuve seguro de que podría romper su defensa, comenzó a gritar.

“¡¡¡Bastaaardo!!!” Un poderoso destello de luz azul pálido llenó mi vista. Finalmente había activado el Dominio Sellado, su última barrera defensiva. Una sonrisa de confianza se extendió por el rostro de Zarish mientras frenaba rápidamente frente a él.

“¡Jajaaa! ¡Vuélate tú mismo y muere!” No tuve tiempo de siquiera considerar lo que quería decir antes de que su espada finamente ornamentada cayera a la arena dentro de su dominio protector. Había dejado caer su propia espada. Y con mi visión mejorada por Aceleración, vi su mano derecha señalar lentamente hacia mí con el meñique levantado… El gesto de su Dedo Divino. Un escalofrío recorrió mi espalda.

Dedo Divino le permitía doblar las leyes de la física y deshabilitar la libertad de movimiento del objetivo. Varios escenarios de las consecuencias de ser afectado por este movimiento pasaron por mi mente. Podría absorber el proyectil en la barrera y volverlo inútil… No, considerando lo que acababa de decir, probablemente me inmovilizaría para poder tomar mi arma y usarla contra mí.

No es que tuviera miedo de la muerte en sí. Este mundo era un sueño para mí, por lo que el concepto de muerte no se aplicaba a mí aquí. Pero de ninguna manera era invencible. Al igual que mis ropas andrajosas no arreglaban los agujeros en ellas, mis objetos no eran la excepción. Si perdía mi espada, perdería mis medios para derrotarlo incluso si regresara a este mundo nuevamente.

Probablemente Zarish no había llegado a esta conclusión él mismo. Fue solo una coincidencia. Dio la casualidad de que se topó con el método que habría sido terrible para mí y comencé a sudar profusamente al pensarlo. Mientras la sangre y el sudor fluían libremente de mí, las palabras de mi mentora me vinieron a la mente.

“Mantén tu ingenio y graba lo que va a suceder en tu memoria.”

Ahora que lo pienso, ella había roto su barrera defensiva con facilidad. Incluso me había dicho: “Lo que es creado por el hombre puede ser destruido por el hombre”. Observé cómo levantaba lentamente su mano hacia mí y recordé los eventos de anoche sin miedo. Una y otra vez, la vista de la barrera desapareciendo se repitió en mi mente.

Mi primer pensamiento fue, “¿Quizás estaba equivocado?”. Supuestamente era una barrera perfecta que no era ni física ni mágica por naturaleza. Por eso asumí que era la habilidad más problemática de todas. La había temido como una defensa impenetrable e invencible. Pero, ¿y si estuviera equivocado? ¿Y si era porque podía bloquear cualquier cosa que las manos de la draconiana la rompieron tan fácilmente?

“Entonces, debe funcionar compensando la energía…” murmuré para mí mismo y decidí no rendirme. Dejé una Imagen Fantasma para su Dedo Divino. Lo vi distorsionarse por el rabillo de mi visión y devané mi cerebro para descubrir qué podía hacer en mi estado crítico. Entonces, me paré detrás de su espalda desprotegida y le hablé en mi tono tranquilo habitual.

“Oh, bien. Todo finalmente está en su lugar. Teniendo en cuenta lo cobarde que eres, confié en que pondrías tu barrera cuando te arrinconara.”

“…¿Eh?”

Esto fue un engaño, por supuesto. Quería que pensara que todo esto era parte de mi plan. Tenía que admitir que estaba exhausto, así que mi sonrisa terminó pareciendo bastante débil, pero tal vez fue intimidante a su manera. En realidad, mi cara se veía somnolienta por defecto, por lo que probablemente esperaba demasiado.

Ahora era el momento de dar un último empujón.

Mi teletransportación técnicamente no era una deformación instantánea de un punto a otro. Podía encontrarme con cualquier obstáculo que estuviera en el camino, por lo que en realidad era más como un movimiento de alta velocidad. Si él podía bloquear cualquier ataque que fuera más lento que la velocidad del sonido, tal vez esto funcionaría.

Teletransporté todo desde mi muñeca hasta la punta de mi espada en un ángulo desde una posición inferior derecha a una posición superior izquierda. Dejó un corte recto en la barrera a lo largo de su camino y repetí el proceso en la dirección opuesta para crear una gran “x”. Luego presioné a Astroblade contra el centro de los cortes, con el arma brillando con una luz platina.

Un recinto ineludible. Tú eres el que se atrapó a sí mismo, Zarish. Si él no lo hubiera hecho, ni siquiera habría podido rozarlo. Debido a que el ataque era tan poderoso, también me habría dejado muy expuesto al disparar. Si la barrera compensaba la energía en lugar de desviarla o anularla, solo tenía que infligir una inmensa cantidad de daño más allá de su capacidad en un punto concentrado. Y resulta que tenía justo lo que necesitaba en mis manos.

El aire que exhalé estaba tan caliente que sentí como si estuviera soplando fuego. Sentí que mis hombros se saldrían de sus conexiones por teletransportarme tan imprudentemente. Ya había pasado los límites de mi cuerpo, pero tenía que pronunciar las palabras finales de acuerdo con la etiqueta de batalla.

“Umm, siente mi rabia, o algo así.”

“Deten—”

¡Boooooom! El suelo del desierto tembló como si un meteorito se hubiera estrellado contra él.

§

La suave brisa aulló suavemente mientras pasaba.

Ah, el viento del este se sentía agradable. Los vestigios de la temporada de lluvias se podían sentir en la brisa húmeda. Se llevó el calor, finalmente permitiendo que mi cuerpo exhausto se moviera de nuevo.

Salté hacia el cráter que quedaba en las dunas y aterricé en el grueso cojín de arena de abajo. En el epicentro quemado de la explosión yacía un hombre rubio medio enterrado en la arena… el candidato a Héroe, Zarish.

La barrera defensiva definitiva. Fue durante nuestro pequeño espectáculo de terror en su mansión cuando la presencié por primera vez. Pude echarle un vistazo y analizarla junto con Wridra de antemano, lo que fue una suerte para mí y la causa de su desaparición. Esta habilidad detectaba la existencia de cualquiera que ingresara al dominio establecido y luego emitía un campo de fuerza para compensar cualquier perturbación física o mágica. Y “compensar” significaba que la barrera también se dañaba cada vez que rechazaba cualquier ataque. Pero debido a su nivel extremadamente alto, era probable que la mayoría de las cosas no hubieran podido causar suficiente daño para romper sus capacidades defensivas.

Era una historia diferente para alguien como Wridra, pero esto era un gran obstáculo para mí.

Había creado un corte en forma de cruz en la barrera. Tenía la necesidad de superar la velocidad del sonido para evitar su contraataque automático, y al llevar mi energía al borde de la muerte, Astroblade pudo crear una explosión de poder que podría atravesar las capacidades defensivas. Marie fue la que me había enseñado que el espacio cerrado dentro de una barrera provocaría que la fuerza quedara atrapada en el interior, amplificando enormemente el daño infligido. Esta era probablemente la única forma de derrotar a un enemigo con una fuerza vital tan enorme y una defensa incondicional.

“Vaya, estoy sorprendido de lo duro que eres.”

La mitad del cuerpo de Zarish quedó ennegrecido y me miró con el único ojo bueno que le quedaba. Su expresión suplicante estaba llena de miedo, pero ¿realmente me estaba rogando por misericordia?

“No te preocupes, le hice una promesa a Eve. No te mataré. Pero en su lugar tomaré algo querido para ti.”

“¿Nn…? ¿Ungh…? ¡Ah!” Pisé su mano derecha y gritó cuando toqué el anillo de oro en su dedo. Vi como apretó el puño con fuerza y luego ladeé la cabeza hacia él.

“¿Oh? ¿Quieres que te corte el dedo junto con él? Ahora, abre tu mano.”

“Hngh… Hngh… ¡Hnnngh!” Sus dedos temblorosos se desdoblaron como se le ordenó. Ya sabía qué hacer con los cuatro anillos, no, ocho, incluida la otra mano.

Los quité uno por uno. Fueron creados por su habilidad malvada que había doblegado a tantas mujeres a su voluntad con su aterrador poder. Este era mi principal objetivo en primer lugar. Podría habérselos quitado mientras él estaba inconsciente… pero si hubiera hecho eso, él me habría perseguido frenéticamente sin fin.

Por eso tenía que derrotarlo total y completamente para quebrar su espíritu y lograr la paz para nosotros. Se las arregló para gritar su súplica con una voz atormentada.

“Detente… Sin esos, yo…”

“No te preocupes. Se los entregaré a tus subordinadas. Lo que hagan con ellos depende de ellas. Quizás te los devuelvan si las has tratado bien.”

“¡¿Hngh…?!” Sin embargo, pensé que los destruirían o los tirarían. Ahora que lo pienso, creo que Wridra mencionó que quería uno. Oh, bueno. Hice lo que pude.

Tomando todos los anillos en la mano, me puse de pie. No había más nubes en el cielo y la temporada de lluvias en este mundo estaba llegando a su fin. Vi el brillante cielo azul del desierto por primera vez en mucho tiempo y no pude evitar quedar fascinado, a pesar de estar cubierto de cortes y magulladuras.

Mi pie se hundió en la arena cuando di un paso adelante y pensé en cómo la arena se habría esparcido por todo el lugar si no hubiera estado cargada de agua como ahora.

§

Regresé al lecho del río de antes para recuperar mi bolsa y me congelé en el lugar. Las otras tres esperaban junto a mis pertenencias.

Me sorprendió, pero lo esperaba al mismo tiempo. Le di a Wridra una mirada como diciendo, “Me engañaste”, pero ella se encogió de hombros como diciendo, “Mira quién habla”. Ella tenía razón; yo las había engañado primero.

Hicimos la promesa de que tendría una conversación con ellas antes de hacer cualquier movimiento. Pero no había manera de que pudiera discutir esto con ellas de antemano. Casi había tomado la decisión de eliminar al inconsciente Zarish de la manera más eficiente posible. En cierto sentido, las había engañado y traicionado en el momento en que decidí seguir adelante.

Era difícil permanecer allí con la culpa creciendo dentro de mí. Allí estaba Marie con su largo cabello brillando a la luz del sol, con su piel clara y pálida y sus ojos color amatista, que parecían cansados ​​por la falta de sueño. Ella debe haber estado observando mi batalla desde lejos.

El cielo estaba maravillosamente despejado después de la lluvia y un viento húmedo pasó. El aire era agradable y refrescante en contraste con cómo me sentía por dentro. La arena crujió bajo el pie de Marie cuando la elfa se acercó a mí. Me dolía el corazón al ver que sus ojos estaban hinchados de tanto llorar.

“Bienvenido de nuevo”, dijo.

“Gracias.” Hicimos el intercambio desde aproximadamente un metro de distancia. Pero la distancia se sintió enorme en comparación con cuando estábamos tomados de la mano.

“Yo…”

Zarish era una persona que no tenía reparos en golpear a los débiles. A menos que rompiera su espíritu por mí mismo y le quitara los anillos, él habría seguido haciéndolo. No, eso era solo una excusa. La verdad era que simplemente lo detestaba. Ese hombre que había tocado a Mariabelle como si la conociera y conspiró para convertirla en su objeto.

Pero mientras luchaba por encontrar las palabras, Marie volvió su rostro para mostrarme su mejilla. Su piel estaba roja donde señaló, pero me pregunté qué se suponía que significaba. Mientras trataba de averiguarlo, abrió los labios para hablar una vez más.

“No hay necesidad de disculparse. Estuve viendo las imágenes de los eventos en el lecho del río mientras ocurrían, pero estuve gritando que le cortaras los dedos a Zarish mientras yacía inconsciente. Entonces Eve y yo nos peleamos.”

“…¿Eh?”

Rápidamente miré a Eve. Al principio fue difícil notarlo debido a su piel más oscura, pero uno de sus párpados estaba hinchado. Parecía que su expresión de disgusto se debía a que su pelea había terminado en empate y cada una sufrió esas heridas. Un momento, ¿realmente terminó en empate, incluso con la pequeña estatura de Marie? Me quedé estupefacto y los ojos de color púrpura pálido de Marie me miraron directamente con una expresión un poco sombría.

“Digo, no iba a haber una mejor oportunidad que esa. Trató a esas mujeres en la mansión tan terriblemente e incluso trató de matar a Eve. Si no hubieras tomado medidas drásticas allí, habría continuado con sus atrocidades.”

“Eso es cierto, pero… Oh, ya veo. Así que por eso Wridra me detuvo.” La miré, pero la belleza de cabello negro se encogió de hombros y se hizo la tonta. Lo había hecho para evitar que su amiga Eve peleara con Marie y para guiarme por un mejor camino.

“Así que no hay necesidad de disculparse”, dijo Marie mientras me sonreía. Entonces, me sorprendió lo rápido que se disipó la culpa en mi corazón. Había hecho algo tan vergonzoso, pero estas dos habían hecho que el sentimiento de inquietud en mí se desvaneciera por completo.

El viento que soplaba del este realmente se sentía refrescante y miré a la chica con el pelo tan blanco como las nubes. Sus ojos morados se encontraron con los míos y sus largas pestañas blancas se encontraron mientras parpadeaba.

Ella era tan preciosa para mí. Y hubo una cosa de la que me di cuenta a través de todo esto. Incluso cuando me enfrentaba al candidato a Héroe en persona, no podía quedarme quieto. Había avanzado imprudentemente y lo que parecía ser un obstáculo que era imposible de superar ahora había desaparecido.

Parecía que Mariabelle era mucho más importante para mí de lo que pensaba.

Quizás la amaba. No, la amaba desde hace mucho tiempo. Desde el día en que nos tomamos de la mano en Japón y comenzamos a caminar juntos. Antes de darme cuenta, le estaba expresando mis sinceros sentimientos en voz alta.

“Mariabelle, siempre he tenido sentimientos por ti. Me gustaría que salieras conmigo, si te parece bien.”

“¿Hm? ¿Qué quieres decir? Ya estamos siempre juntos.” Su respuesta directa me dejó congelado por un tiempo.

¿Qué…? ¿La frase “sal conmigo” era demasiado difícil de entender? ¿Quizás debería haberle pedido que fuera mi pareja oficialmente? Necesité mucho coraje para pronunciar esas palabras, así que explicar lo que quería decir iba a ser increíblemente difícil. Mi cara ya estaba bastante caliente. Marie ladeó la cabeza, completamente inconsciente y las otras dos damas miraron al cielo por vergüenza ajena.

“Es difícil de entender cuando no especificas dónde quieres ‘salir’. Ahora que lo pienso, mencionaste algo de ir a la playa. Por supuesto que me gustaría ir contigo. También me interesan esos llamados trajes de baño… ¿Qué? ¿No es eso? Entonces, ¿a qué te refieres?”

Las otras mujeres hicieron una mueca como diciendo “Uf”. Luego, alternaron entre mirarme a mí y entre ellas. Esto era básicamente una tortura. Incapaz de soportarlo más, Wridra susurró discretamente al oído de Marie. Aunque susurró lo suficientemente fuerte como para que yo pudiera oírla decir, “Él está pidiendo cortejarte”.

Síp, esto era absolutamente una tortura.

“¿Cortejarme…? ¡¿Eh?!” Había una expresión de sorpresa en blanco en su rostro y luego sus ojos se abrieron de par en par y me miró directamente. Se veía adorable cuando su piel pálida se volvió de un rojo brillante… Oh, cielos, esto era vergonzoso. Nunca hubiera imaginado que confesaría mi amor por una mujer por primera vez a los veinticinco años y mucho menos a una elfa.

insert8

Me costó verla a los ojos, pero luego sentí que algo me tocaba. Se sentía suave y delicado al tacto, y miré hacia la fuente del dulce y femenino aroma para encontrar a Marie mirándome directamente. Estaba lo suficientemente cerca como para que yo la hubiera abrazado si me hubiera acercado. Ella me dejó acercarme a ella. Sentí la punta de su nariz tocar el costado de mi cuello y susurró:

“¿I-I-Intentaste cortejarme ahora mismo?”

“Uhh, sí… Um, me he sentido así durante mucho tiempo, pero me gustas mucho.” Sentí que me calentaba tanto que podría haber salido humo de mi cabeza y los ojos y la boca de Marie se abrieron de par en par. Presionó su pequeña frente contra mi hombro y estaba tan caliente que casi podía oírla chisporrotear contra mi piel. Marie permaneció en esa posición mientras murmuraba.

“Tú también me gustas. Cuando vimos por primera vez esas flores de cerezo juntos y me apoyaste mientras dormitaba en ese banco, pensé… tal vez sería bueno si pudiéramos estar juntos.”

Ohhh no, nuestros rostros no solo estaban en llamas ahora. Estábamos tan calientes que los dos estábamos sudando profusamente. Probablemente deberíamos habernos abrazado por el bien del romance, pero eso habría terminado siendo un abrazo bastante sudoroso. Ambos sabíamos esto, así que nos quedamos allí con los ojos vagando mientras dudábamos.

Las yemas de nuestros dedos se tocaron. Simplemente sucedió por casualidad, pero luego ambos extendimos la mano conscientemente para entrelazar nuestros dedos con los del otro. Su dedo se sentía cálido y suave cuando lo froté con el mío. Nos tocamos los dedos un poco más y luego los hombros de Marie se contrajeron y dejó escapar un suspiro caliente sobre mi cuello.

“Por el amor de Dios…”

“¡Oigan!”

“Sí, ¿qué pasa, señorita Eve?”

Inmediatamente nos alejamos el uno del otro y luego miramos hacia Eve, quien acababa de hablar por primera vez desde que llegó aquí. La elfa oscura señaló en dirección a la capital real.

“Ya lo entendimos, así que ¿por qué no vuelven a la habitación en la que nos quedamos anoche y tienen sexo todo el—¡ooouch!”

Ella gritó de dolor mientras se comía un cabezazo de Wridra. Nunca pensé que vería a alguien recibir un cabezazo de un dragón. El escandaloso comentario de Eve me tomó por sorpresa y lentamente me di la vuelta… para encontrar a Mariabelle parada allí con la cara roja hasta la punta de las orejas, con su boca moviéndose sin decir nada.

Uh-oh. Esto era malo. Probablemente yo también estaba rojo como un tomate y cuando ella tomó mi dedo con su pequeña mano, casi me desmayo del nivel de ternura. Cada uno de nosotros miramos a la distancia y aliviamos nuestra tensión con el tiempo. Después de respirar profundamente varias veces, el enrojecimiento de mi rostro comenzó a disminuir. Finalmente tomé a Marie de las manos y llegó nuestro momento memorable.

“Entonces, ¿te gustaría salir conmigo a partir de hoy?”

“Sí, me gustaría. Soy tu novia de ahora en adelante.” Nos sonreímos el uno al otro.

Y así, mi relación con Mariabelle había comenzado oficialmente.

§

Cuando el sol comenzó a ponerse y el día se convertía en atardecer, un surco recto estaba siendo cavado a través de las dunas de arena. Zarish, el candidato a Héroe, se arrastraba al borde de la muerte.

Todo lo que había construido lo había perdido. Solo el ardiente deseo de venganza lo movió hacia adelante mientras se agarraba a la arena con furia en su rostro. Ahora que sus anillos se habían ido, su colección nunca volvería a él. Había pasado la mitad del día pensando en cómo era todo por culpa de ese extraño chico de cabello negro.

Pero esto no había terminado. Con lo mucho que había contribuido al país vecino, debería ser capaz de recuperar la autoridad después de hacer ciertos arreglos. Perdió una gran cantidad de niveles, pero simplemente tenía que lograr la victoria a través de un poder no relacionado con los niveles. Sí, había muchos métodos para hacer el trabajo, como contratar a un asesino.

“Matar… Lo mataré… ¡¡¡Lo mataré!!!” Estaba tan perdido en su rabia que ni siquiera se dio cuenta de que alguien se le había acercado. Zarish vio a alguien acercarse por la esquina de su campo visual y tembló. Su mirada se dirigió temerosamente hacia arriba para encontrar unos muslos bronceados y luego se encontraron con los ojos azules de una elfa oscura.

“Ahh, Eve… ¡Viniste por mí!”

“Sí, por supuesto. Sabes, terminé siendo asesinada, pero me divertí mucho en Japón por eso. Así que realmente no te odio ahora. Te dejaré ir solo por esta vez, ¿de acuerdo?”

Ella sonrió y Zarish sintió una oleada de alivio invadirlo. No podía entender de qué estaba hablando, pero estaba eufórico al ver que había venido a ayudarlo a pesar de todo el abuso que le había dado. Habiendo estado con ella más tiempo que el resto de su colección, se debe haber formado un vínculo entre ellos antes de que él se diera cuenta.

“Toma, bebe un poco de agua. Bebe despacio.”

“Bien… Gracias…” Tomó grandes tragos de la cantimplora que ella le entregó, dándose cuenta de lo cerca que estaba de la muerte. La vitalidad comenzó a regresar a su cuerpo y comenzó a temblar. Realmente estaba en un estado crítico.

“He estado contigo durante tanto tiempo. Supongo que después de todo me gustas, Zarie.”

“¿Zarie…? No, está bien, llámame como quieras.” Sintió un pequeño impulso de matar creciendo dentro de él. Al verla actuar así solo porque le quitaron los anillos, un impulso abrumador de pisotearla amenazó con apoderarse de él. Pero tenía que soportarlo por ahora.

La elfa oscura se agachó y sacó lo que parecía ser un trozo de metal precioso de su cintura. Era un anillo que brillaba a la luz del sol, la manifestación de la habilidad de Zarish. Conocido como Compromiso, ponía al sujeto que llevaba su anillo a juego bajo el control del usuario.

“Eve… ¿me estás… devolviendo esto?”

“Lo pensé durante mucho tiempo. Pero me gusta tu cara después de todo. Y el viejo tú, cuando eras tan amable conmigo.”

Eh, no recuerdo haber sido amable contigo nunca. Quizás lo había hecho por necesidad cuando estaba comenzando y solo habían sido ellos dos. Sabía muy bien que su rostro era atractivo, por lo que era muy probable que le hubiera dado ese tratamiento como una elección estratégica.

“Pero quiero que me prometas una cosa”, dijo Eve. “¿Prometes no hacerme más cosas horribles?”

“Por supuesto. Seré más amable contigo que con nadie y te juro que no amaré a nadie más que a ti”, respondió Zarish. Eve sonrió. La tonta chica se dejó llevar fácilmente por su mentira y deslizó el anillo en el dedo de Zarish. Se detuvo un poco en la primera articulación de su dedo anular y luego lo movió hacia su base.

“Sabes, he estado contigo todo este tiempo, así que sé ciertas cosas sobre ti. Como cómo se ven tus ojos cuando mientes.”

“¡Ngh…! No estoy mintiendo…”

¡Déjate engañar por un rato más! Todo lo que necesito que hagas es deslizar el anillo hasta el final y arriesgar tu vida para llevarme a un lugar seguro. Entonces, habría sido capaz de vender a esta inútil elfa oscura a un burdel. Después de todo, este era el único de sus preciosos anillos que quedaba. Mientras Zarish consideraba esto, sus ojos muy abiertos se movieron. Se quedaron mirando el anillo que Eve estaba tratando de colocar en su dedo y gritó.

“¡Este… es el equivocado! ¡Este es el anillo que se supone que debes usar tú!”

“¿Qué? Este es el correcto. Oh, ¿ya olvidaste lo que pasó en aquel entonces? Ya sabes, el día que me engañaste por primera vez.”

¿En aquel entonces? ¿De qué estaba hablando ella? Ahora que lo pensaba, no podía recordar mucho de los días que habían pasado cuando eran un dúo. Pero sus recuerdos se habían ido aclarando cada vez más desde que se quitó el anillo…

“Digo, este anillo era mío en primer lugar. Supongo que mi suerte se acabó cuando te creí cuando dijiste que me seguirías amando incluso después de quitarme el anillo.”

Un escalofrío recorrió su espina dorsal ante la mirada de sus ojos. Un sudor frío brotó de todos los poros de su cuerpo y no podía entender por qué esos ojos le infundieron un miedo tan instintivo. ¿Quién era esta elfa oscura? ¿Y por qué terminaron emparejándose en primer lugar?

“Te diré una cosa más importante, Zarie. Tú eres mi esclavo y yo soy la ama.”

“¿Soy tu esclavo?” Trató de reírse, pero su cuerpo comenzó a temblar. Era casi como si su cuerpo supiera instintivamente que sus palabras eran ciertas.

“Pero aprendí mucho después de ir a este lugar llamado Japón. Está este chico genial que es realmente amable y tranquilo, pero nunca se da por vencido en lo que es importante. Oye, Zarie, seguro que me haría feliz si tú también resultaras así.”

“N-No… ¡No! ¡Detente, no me toques!”

“Nn, eres tan lindo cuando luchas así. Vamos a disculparnos con todos y trabajar duro juntos, ¿de acuerdo?” Empujó el anillo hasta el fondo. Zarish sintió que su habilidad desaparecía de su interior al mismo tiempo. Y así, su habilidad de Compromiso renació en Devoción. No, solo regresó a su dueño original, para ser precisos.

Así es… Le robé esta habilidad a Eve e intenté mantenerla viva hasta que pudiera hacerla mía. Si la mataba, la habilidad se habría desvanecido. Por eso quería obtener el control completo de la habilidad y una vez que pudiera controlar a varias personas a la vez, finalmente iba a matar…

“Lady Eve, lo siento muchísimo, pero mis heridas son demasiado graves para que pueda mover las piernas. ¿Podría ayudarme?” preguntó Zarish.

“No es necesario hablar tan formalmente. Me gusta estar en términos más amistosos. Toma, agárrate de mí. Primero vamos a pedir perdón a todos.” Zarish la miró en tono de disculpa y las mejillas de Eve se pusieron de un tono rojo.

Sí… Ella es mi ama y la mujer a la que serviré de por vida. Zarish estaba profundamente arrepentido por haber olvidado su propio pasado hasta ahora y sintió gratitud cuando Eve lo ayudó a levantarse con la amabilidad de una diosa.

§

Cuando regresamos a la mansión de rosas negras, nos encontramos con un poco de caos.

Primero que nada, la dueña de la mansión, Puseri, era como un demonio furioso ahora que había sido liberada del control del anillo. No podía culparla, considerando todos los años que Zarish había usado su mansión como si fuera el dueño del lugar, manchando el nombre de su familia y aprovechándose físicamente de ella…

Luego, Eve, quien asumieron que estaba muerta, apareció repentinamente sin un rasguño en ella. Las mujeres se pusieron de pie, exigiendo la cabeza de Zarish, pero el veneno en sus ojos fue reemplazado inmediatamente por la sorpresa cuando vieron a Eve. Todas se apiñaron para abrazarla hasta que ella gritó pidiendo misericordia. Sacando a Zarish de la ecuación, estas mujeres eran todas queridas amigas que habían pasado muchos años juntas.

Y finalmente… Zarish, que había estado esperando afuera, hizo su aparición.

El cabello de Puseri se erizó como rosas negras cobrando vida y Zarish parecía más horrorizado que nunca. Casi esperaba que su cabello rubio se volviera completamente blanco de miedo. Ahora que lo pienso, la usamos para asustarlo tantas veces que pudo haberse convertido en un símbolo de miedo en su mente.

Zarish se postró, pero se encontró con una ira explosiva. Puseri no solo le lanzó todas las formas de abuso verbal, sino que lo golpeó, pateó y golpeó un poco más en una tempestad de violencia. Al ver esto, la malicia en las demás pareció disiparse… De hecho, se estaban alejando un poco de ella.

“Vaya, eso es impresionante. Puseri es como un demonio. Tal vez Eve tenía razón y todo esto podría haberse resuelto simplemente quitándole los anillos.”

Para ser honesto, realmente no quería involucrarme en todo esto, así que decidí dar un paseo por el jardín de hermosas rosas en floración. Su respuesta fue natural. Ese hombre había acabado con toda su familia. Podría pasar una eternidad tratando de enmendarlo y aun así no sería suficiente. Por eso no me habría sorprendido que ella lo hubiera matado allí mismo.

“Vaya, mira eso. No puedes encontrar rosas negras como esta en ningún lugar de Japón.”

“Están brillando como perlas negras. ¿Has oído? Han pasado cuatro años enteros desde que florecieron así. Tal vez sea porque le dimos una lección a ese hombre”, respondió Marie. Me impresionó escuchar eso. Escuché ruidos fuertes desde la mansión incluso ahora, pero me mantuve alejado de sus negocios. Daba miedo y realmente no quería meter la nariz en todo eso.

“Pero me sorprendió descubrir que Eve era la dueña original de los anillos.” Ella no lo sabía, pero Eve me había contado en secreto sobre esto en el parque cuando volvíamos de Grimland. Ella me había dicho que estaba bien si lo lastimaba, pero tenía que dejar sus dedos intactos y devolverle sus anillos.

“Sí, quizás el problema principal con las habilidades de materialización es que pueden ser robadas, como en este caso.” Esto significaba que existía la posibilidad de que Zarish volviera a ser su amo, pero era poco probable que Eve bajara la guardia después de lo que había pasado. En cierto sentido, ella podría ser la máxima guardiana y era como la dueña de un perro rabioso.

Pero toda esta conmoción no era muy apropiada para el equipo de élite Diamante. Vislumbré a Zarish antes, medio desnudo con su ropa hecha jirones, pero tal vez podrían habérselo tomado con más calma, considerando que acababa de perder un ojo… Bueno, probablemente no.

Tal vez les dé algo de tiempo y les muestre las imágenes del programa de terror que hicimos más tarde. Era bastante gracioso, por lo que podría ayudar a calmar su ira de alguna manera. Sin embargo, esto probablemente tendría que ser varias semanas después.

Caminé por el jardín de flores, mantenido con amor y cuidado.

Al final del sendero había un área sombreada donde se podía disfrutar del sol filtrado a través del follaje, como si fuera un área de descanso para cualquiera que paseara. Habíamos obtenido permiso para quedarnos en la mansión de las rosas negras, además de la mansión de Zera, y dejamos que Shirley nos guiara hasta nuestros asientos mientras se deslizaba con sus pies semitransparentes. Llevaba un traje de sirvienta que el Equipo Diamante había estado usando, pero tal vez alguien se lo había prestado. Wridra se unió a nosotros después de dar un paseo por su cuenta y tres tazas de té fragantes se colocaron en la mesa ante nosotros, junto con algunos bocadillos horneados y frutas rojas.

“Ah, realmente usan unas buenas hojas de té. Mmm, puedo disfrutarlo solo con el olor”, dije.

“Hmm, tiene un aroma tan fuerte y único. Es tan ligero y fácil de beber, a pesar de su fuerte fragancia… Oh, cuánto envidio a la gente rica. Hagámonos ricos algún día, ¿de acuerdo?” dijo Marie antes de tomar un sorbo de té. Este té estaba destinado a ser disfrutado absorbiendo el olor y bebiendo pequeños sorbos con el tiempo. Miré hacia arriba para encontrar a Shirley mirando a todos con sus ojos azul cielo y sonriendo gentilmente.

Había muchos vestidos en esta mansión, pero Marie terminó eligiendo uno blanco puro de una pieza al final. No era muy diferente de lo que usaba en Japón, pero era apropiado para la adorable elfa.

En cuanto a Wridra, estaba oliendo la fruta que nos habían servido Luego, me miró directamente… Hombre, se dio cuenta rápidamente.

“Oh, las frutas en esta región no son muy buenas”, advirtió Marie, pero Wridra se la tiró a la boca sin dejar que eso la disuadiera. Ella gimió, “¡Hnnngh!” y masticó un poco, pero luego sus ojos brillaron de alegría.

“¡Esto es delicioso! ¡Sus jugos dulces, pero agrios, se desbordan con cada bocado!”

“¿Qué? Eso no puede ser…” dijo Marie dudosa mientras sus ojos se encontraban con los míos. Ella me sorprendió sonriéndole y alcanzó la fruta rojo rubí con nerviosismo. Se llevó la fruta regordeta a la boca y pinchó la cáscara con los dientes y luego sus ojos se abrieron cuando los jugos se filtraron, llenando sus sentidos con un sabor agridulce y un aroma refrescante.

Marie dejó escapar un suspiro con una expresión maravillada, con sus mejillas ligeramente rosadas. Comenzó a masticar y tragar con la misma expresión de felicidad en su rostro todo el tiempo.

“¡Es muy dulce! Mmm, me encanta esta dulce acidez. ¿De dónde sacaste esto?”

“Jeje, estas son cerezas que fueron enviadas desde Aomori. El abuelo debe haber querido que disfrutáramos de unas deliciosas. Es bastante raro que sean tan grandes.”

Las dos mujeres gritaron alegremente. Parecía que los productos japoneses eran altamente confiables, incluso para los residentes del mundo de fantasía, y disfrutaron los sabores de principios del verano con todo su corazón. Sin embargo, las cerezas eran bastante caras. Puede que se vuelva un poco problemático si comenzaran a pedir más. Me quedaban algunas en el refrigerador de mi apartamento, así que decidí tomar algunas fotos de nosotros comiéndolas para enviárselas a mi abuelo más tarde. De repente, sentí a Marie golpeándome el hombro.

“Mira, las cerezas que nos dio tu abuelo están a punto de agotarse.”

Estaba mirando al cielo y luego me volví para mirar adónde apuntaba Marie. Ella levantó una cereza y me dijo que abriera la boca, así que obedecí.

Esperé con la boca abierta, pero luego algo cubrió mi visión. Sentí su mano suave sobre mis ojos y una cereza tocó mis labios después de un tiempo. La fruta bendecida por el sol dejó un olor agridulce y sentí una sensación suave cubrir mis labios. Escuché el crujido de la silla y pude sentir que me calentaba por la suavidad de “algo” y una dulce fragancia.

¿Ella acaba de…?

Mi visión volvió de repente y allí vi a una elfa limpiando el jugo de fruta de sus labios. Luego, mostró una sonrisa tan brillante como el sol.

“Jeje, ¿sabía bien?”

Uh, yo, bueno… Para ser honesto, realmente no estaba prestando atención a eso. Pero asentí sin pensarlo realmente, como si me guiara una fuerza invisible. La elfa que vivía en mi apartamento era tan atractiva que resultaba inquietante. Mastiqué otra de las frutas restantes y de hecho estaba agridulce y deliciosa.

Se podían ver gotas de agua en la superficie de las frutas regordetas y brillaban a la luz del sol que se filtraba a través del follaje. Era casi como si significara el final de la temporada de lluvias y el inicio oficial del verano.

—Capítulo de la Esclavitud FIN—

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .