Paladin of the End Historia Corta 1

El Ogro de la Guerra vs. El Sabio Errante

Estaba la historia sobre el viaje a través de los páramos donde un myrmecoleón causaba estragos; la historia de la batalla nocturna en la fortaleza en el valle, interceptando una tribu de trols; el enfrentamiento de Blood con el Hecatónquiro, guardián de las ruinas; el momento en que Gus tuvo una batalla de acertijos contra un cait sith… Incluso la lista más casual de ejemplos mostraba la increíble riqueza de los cuentos heroicos del par.

Mientras los escuchaba hablar sobre sus hazañas en mi habitación habitual en el templo—

“Me pregunto quién ganaría en una pelea entre ustedes dos.”

Esas palabras que cayeron casualmente de mis labios fueron el detonante.

“Bueno, obviamente, yo”, dijeron los dos.

Cuando me di cuenta de que había puesto algo malo en marcha, ya era demasiado tarde.

“¿Oh? ¿Oh? ¿Qué es eso, viejo, crees que puedes ganar contra estos músculos?”

“Tus así llamados músculos desaparecieron hace tiempo. ¿Crees que perdería ante un esqueleto con la cabeza vacía?”

“Oh-ho, bonitas palabras para un viejo sin forma que incluso perdió sus huesos. ¿Cómo se siente no poder tocar el dinero?”

“Bastardo…”

El intercambio, que comenzó como una broma, gradualmente comenzó a calentarse.

Después de decirse un poco de esto y lo otro, Blood finalmente dijo, “No vamos a llegar a ningún lado lanzándonos insultos así. ¿Por qué no hacemos esto?”

“Mm. Es necesario una prueba.”

Y así fue decidido. No había nada que pudiera hacer al respecto.

Los tres estábamos en la llanura cubierta de hierba al pie de la colina del templo. Blood, el voluminoso esqueleto, se había puesto una armadura completa en un lapso muy corto de tiempo. Estaba equipado con una armadura de cuero mágica, un espadón de dos manos, una daga y una honda también. Gus, el fantasma con nariz aguileña, no parecía diferente de lo normal, pero… sí, estaba seguro de que tenía algo bajo la manga.

“¡Bien, Will! ¡Tú vas a indicar el inicio!”

“¡Y te necesitaremos para arbitrar! No debería ser difícil. No caeremos tan fácilmente, así que no te preocupes demasiado. Solo detennos una vez que Blood empiece a lloriquear.”

“Está bien Will, una vez que este viejo cascarrabias empiece a inventarse excusas y huya, sé amable con él y capta la indirecta. Tergiversar los hechos es lo único en lo que es bueno.”

“Oooohh…”

“Oooohh…”

“¡E-Está bien! ¡De acuerdo, ustedes dos, sean justos y limpios! ¡Justos y limpios! Esto es un combate, recuerden. ¡Un combate, no una pelea!”

Hice hincapié en esa parte tan fuerte como pude y me puse entre los dos, que se miraban el uno al otro con sus rostros casi tocándose. Mi mano se deslizó a través del rostro de Gus, sin embargo.

“Sí. Un combate. Cierto…”

“Mm. Un combate. Sí…”

Ambos parecían tramar algo, a pesar de que Blood no tenía ninguna expresión facial. Pero no había forma de que detuviera lo que estaban planeando hacer; entendía un poco la sensación de querer luchar hombre contra hombre; y finalmente, quería verlos pelear solo una vez.

“M-Muy bien, aquí vamos.”

Levanté mi brazo en el aire.

“¡Empiecen!”

Bajé mi brazo y señalé el comienzo del combate.

Blood fue quien hizo el primer movimiento. Cuando Gus inmediatamente trató de escapar en el aire, Blood hizo girar su honda rápidamente y lanzó el proyectil a Gus. Era una bola de plomo del tamaño de un guijarro, y tenía una Palabra inscrita en ella, por lo que podría golpear a Gus. Blood iba muy en serio con esto. Y no era solo él; el hecho de que Gus usara la ventaja de ser un fantasma para lanzar inmediatamente un ataque desde el aire demostró que también era bastante serio.

Gus chasqueó la lengua y esquivó el ataque interfiriendo con su movimiento en el cielo.

¡Expergisci!

De repente puso a los golem en movimiento. ¿Cuándo había preparado eso? Bultos de tierra comenzaron a levantarse—

“¡Viejo tramposo!”

Fueron barridos a un lado con un sonido explosivo. Un solo impacto del espadón de Blood envió volando a uno de los gólems de tamaño humano hacia otro, haciéndolos pedazos.

Empuñando su espadón con un movimiento fluido, Blood corrió hacia Gus.

¡Acceleratio!

Gus intentó abrir la distancia entre ellos, pero Blood alcanzó su propia aceleración natural.

“¡Currere Oleum!

Blood dio un gran salto para evitar el hechizo de Grasa y atacó a Gus. En ese instante, Gus conjuró la Palabra de Defensa con un tiempo impecable y desvió la hoja fuera de su curso.

Era una feroz batalla sobre la distancia. Blood se acercaba, Gus esquivaba y escapaba; Blood se le pegaba, y Gus retrocedía. Gus conjuró innumerables Palabras y Signos a gran velocidad e intentó crear más espacio entre ellos, mientras que Blood lo impidió con movimientos especiales interminables y, sobre todo, su capacidad física abrumadora.

La batalla se volvió cada vez más seria, y tanto el ataque como la defensa aumentaron con mayor rapidez y complicación.

Y en el momento en que finalmente me volví incapaz de comprender la infinita ráfaga de ataques y fintas y comencé a preocuparme de que las cosas estuvieran yendo demasiado lejos—

“¿Qué, si se puede saber, están haciendo ustedes dos?”

Apareció una Mary sonriente, todos se congelaron, y el combate fue cancelado. Estoy seguro de que no necesito mencionar que recibieron un tremendo regaño después de eso.

En otras palabras, la conclusión fue esta:

En una pelea entre Blood y Gus, gana Mary.

4 comentarios sobre “Paladin of the End Historia Corta 1

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.