Paladin of the End Volumen 2 Capítulo Final

cap_final

Bajo el brillo del sol de verano, la hierba alta se balanceaba en una agradable brisa.

“¡Síííííííííí!”

“¡Por la victoria!”

El campo estaba lleno de aventureros que se palmeaban mutuamente los hombros y levantaban sus cuernos brindando.

Había habido mucho con lo que lidiar inmediatamente después de la batalla, pero habíamos resuelto la mayor parte de eso, e intentábamos regresar a Whitesails. Sin embargo, el enorme número de cabezas de bestias y polvo de demonios que llevábamos con nosotros causó rugidos de celebración en cada aldea por la que pasamos. Los barriles fueron sacados, y las fiestas comenzaron en pleno día. La cerveza vertida en los cuernos sabía refrescante bajo el sol de principios de verano.

Todas las aldeas tenían ese mismo ambiente de fiesta. Los aventureros, también, estaban disfrutando esa sensación de liberación después de su batalla de vida o muerte, y se emborrachaban en cada lugar que iban. El viaje de regreso fue muy animado.

Pronto pudimos unirnos a Bee y Tonio, a quienes desafortunadamente habíamos dejado atrás hace algún tiempo.

Con su habitual y suave expresión, Tonio me felicitó por un trabajo bien hecho. Fue gracias a su ayuda que pude proporcionar a docenas de aventureros los suministros que necesitaban, y conseguir que todos trabajaran juntos. Siempre me estaba prestando su sutil y modesto apoyo cuando las cosas comenzaban a parecer inestables, siendo el momento después de que yo venciera al wyvern el ejemplo perfecto. Quería encontrar alguna manera de agradecerle pronto.

Bee saltó hacia mí y Menel con su brillo habitual. Ella nos molestó repetidamente para que habláramos más sobre nuestra aventura, y desarrolló ideas para sus historias de nosotros. Y entonces, apretando su puño, declaró, “¡Parece que necesito incluir a Menel en esta!”

“¡Oh, mierda! ¡No!” La mirada en la cara de Menel cambió completamente cuando de repente se dio cuenta de que debería haber estado prestando atención a esta conversación también.

“Awww, ¿por qué no?”

“Quizás a este rarito le alegre sonreír como un idiota mientras todo el mundo le mira, ¡pero a mí no!”

“¡Aguafiestas! ¡Puedo decir que estás planeando seguir a tu querido Will por el camino de los héroes de todos modos, así que aguántate, señor gruñón!”

“¡Cállate! ¡Y no es mi querido!”

“¡Sí lo es! ¡Oh! ¡Ya sé! ¡Haré tu título Meneldor el Hermoso!”

“Entonces todos los poetas van a añadir algún toque, ¡como convertirme en una mujer!”

“¡Y entonces podrás ser la novia de Will!”

“¡Maldita sea, si estás de acuerdo conmigo, no lo hagas!”

Todo el mundo se echó a reír viendo a los dos corriendo. Me reí también. Como de costumbre, Bee era alegre, decía lo que pensaba, y tenía una manera de hacer que todas mis preocupaciones parecieran completamente estúpidas. Verla realmente me hizo pensar: ¡Sí, hay otras maneras de pasar la vida! ¡Puedes ser bastante despreocupado, si quieres!

Por cierto, permítanme añadir que como resultado de las feroces objeciones de Menel, su apodo fue revisado para que pasara de “Meneldor el Hermoso” a “Meneldor el Ala Veloz”.

La emoción de derribar a un poderoso enemigo parecía haberse desgastado para Reystov; había vuelto a su normal y letárgico yo, tomando pequeños sorbos de su bebida con una mirada sombría y aburrida en su rostro. Era el tipo de hombre que no hacía gran cosa de sí mismo. Tenía una especie de frialdad moderada.

La delicadeza que tenía con esa espada era muy impresionante también. Había matado a ese demonio de un solo golpe. Le pregunté si podíamos entrenar juntos en algún momento, y él me dio un silencioso asentimiento. Esperaba que mis ojos fueran lo suficientemente buenos como para descubrir el secreto de su técnica. Quería mucho robarla.

Miré a los aldeanos. Ahora que la amenaza de demonios y bestias había disminuido, sus rostros parecían mucho más alegres.

“Todo se ha vuelto tan… animado.”

Solo había transcurrido medio año desde los días en que yo había vivido en esa ciudad de los muertos con Blood, Mary y Gus. Qué alegre círculo de gente con la que me había rodeado en tan poco tiempo.

“Se pondrá aún más animado”, dijo Menel a mi lado. “Las bestias y los demonios son una amenaza mucho menor ahora. Más gente vendrá al sur, buscando un nuevo mundo aquí. Apuesto a que causará algunos problemas, también…” Él miraba filosóficamente a lo lejos. “Supongo que tendré que vivir con ello.”

“Sí. Tienes razón. Me pregunto qué voy a hacer ahora.”

Menel inclinó su cabeza cuando oyó eso. “¿Ahora?”

“Sí, quiero decir, lo siguiente. Por supuesto, si hay asuntos pendientes que resolver en el camino a Whitesails, estaré ayudando con esos… pero me pregunto qué haré después de eso.”

Había alcanzado un buen punto para detenerme en este ámbito. Me sentía confiado diciendo que había logrado la tarea que mi dios me había encomendado aquí. Con el fin de llevar a cabo lo que parecía mucho una campaña militar en Beast Woods, había terminado convirtiéndome en un caballero, pero no tenía ninguna tierra y tampoco era una caballería hereditaria. Era prácticamente una posición honoraria. No solo no tenía territorio para gobernar, ni siquiera tenía un puesto oficial.

Pensé que podría ser mejor obtener el permiso del Duque de Southmark, si pudiera, y emprender una travesía viajando por todo tipo de lugares como lo hicieron mis padres. Cada día una aventura dedicada a buscar ruinas antiguas y similares. Eso sonaba divertido—

“Bueno, vas a ser el señor, ¿no?”

…¿Eh?

 

 

“¿El señor?”

“El señor.”

“¿De dónde?”

“Las aldeas de Beast Woods.”

“Jaja.” Estaba preocupado por un momento, pero Menel solo tenía una idea equivocada. “Vamos, Menel. Soy un caballero sin tierras que no puede pasar su título. Es como un honor, eso es todo. ¡En la práctica, no soy muy diferente de un aventurero!”

Cuando dije eso, no solo Menel, sino todo el mundo a mi alrededor se quedó en silencio. ¿Q-Qué?

“Él no se ha dado cuenta…”

“No puedes estar hablando en serio.”

¿De verdad?

“¿Él… no había estado pensando en ello?”

“Y aquí estaba yo, pensando que estaba haciendo un buen trabajo…”

Una pequeña conmoción comenzó entre los aventureros.

“Este tipo es inteligente, pero a veces es el idiota más grande del mundo, ¿no?”

“No puedo creer que sea tan bueno en administrar lo que tiene bajo sus narices, pero él ni siquiera estaba pensando en cómo terminaría.”

“De ninguna manera…”

“Así que no tiene ni idea…”

¿E-Eh?

Mientras estaba allí, perplejo, Menel suspiró profundamente y comenzó a hablar. “Incluso si no te dan tierras, tienes la libertad de conquistar áreas no reclamadas, ¿no?”

¿Conquistar? No, no planeo hacer algo así.” Quizás antes cuando caí en ese lugar oscuro donde estaba tratando de hacer todo yo, pero ciertamente no ahora. No quería ser un gobernante

“Deja que te pregunte algo.”

“Está bien.”

“Digamos que eres alguien que quiere iniciar un negocio en estos bosques. ¿A quién le irías a hablar?”

Bueno… Sería a la persona que comenzó a tratar con grandes transacciones y ya está trabajando solícitamente para ayudarme con ese tipo de cosas, es decir—

“Tonio.”

“Y la mayoría del capital de Tonio está financiado por ti, ¿verdad? Si retiras tus fondos, Tonio recibiría un duro golpe.”

Síp… ¿Hm?

“No pienso hacer eso.”

“Pero podrías, ese es el problema, ¿verdad?”

Todos los demás asintieron.

“Aparte de eso, tienes la bendición del dios de la llama y eres un paladín autorizado por el Reino y el templo. ¡Eres la autoridad encarnada! Tienes el poder militar, contratando a todos estos aventureros. Oh, y también estás arbitrando disputas en las aldeas, así que este lugar está literalmente bajo tu jurisdicción bajo todos los conceptos. Y, como acabo de decir, también tienes control sobre la distribución de bienes.”

Traté calmadamente de pensar en un contraargumento. Pero… ¿Eh? Un momento… Espera, ¿qué? Era extraño… no podía pensar en… nada…

“Básicamente, en el proceso de acabar con los demonios, has tomado efectivamente el control completo de la autoridad de esta región, el poder militar, el sistema legal y la distribución de todos sus bienes. La posición está descaradamente a punto de ser tuya, y todos te apoyamos. Si de repente das marcha atrás con un ‘No quiero hacerlo’ esto va a ser un caos, amigo.”

Estaba boquiabierto. Menel y todos los demás me miraban con caras de incredulidad.

“¿Así que literalmente no te habías dado cuenta?”

Podía sentir como me ponía pálido mientras asentía repetidamente.

Simplemente había estado esperando que, si hacía algo sobre los demonios y luego mejoraba un poco la situación de pobreza, el resto se resolvería naturalmente, y no había pensado en detalle sobre lo que vendría después. Había estado pensado vagamente que podría deambular libremente hacia el horizonte como mis padres lo habían hecho.

“Este…”

“¿Sí?”

“¡¿Q-Qué hago?!”

Al final, esas fueron las palabras que salieron.

No ha sido como yo esperaba que fuera… ¡Cuando mis padres habían resuelto problemas como este, habían salido gallardamente de la escena sin ningún problema! ¡¿De alguna manera había metido la pata justo al principio, y no me había dado cuenta?! ¡¿Dónde?!

“Yo… supongo que tengo que… ¿conseguir algunas personas? Umm… um…”

“Ya tienes comerciantes y sacerdotes que conocen la ley, ¿no es así? Si necesitas a alguien más, estoy seguro de que puedes conseguir que el duque te presente a alguien.”

El obispo había visto aparentemente este desarrollo. Podía entender a los sacerdotes que conocían la liturgia y los sermones, pero ahora entendí por qué el obispo me había dado gente con experiencia en derecho y trabajo de oficina también…

“Oh, mi Dios…”

No me había dado cuenta de cuán grandes las cosas habían llegado a ser. Mientras me sostenía la cabeza, la gente a mi alrededor aplaudía y se reía de mi reacción.

“¿Dónde me equivoqué para que las cosas acabaran así…? Por favor, dime, Gracefeel…”

Sentí como si hubiera oído una débil risa. ¡¿Ella también?!

Un viento fresco que transportaba los olores de la vegetación y la tierra soplaba mientras nos reíamos juntos en nuestro alegre círculo, y el deslumbrante sol de verano brillaba intensamente en esta tierra lejana.

Paladin of the End II: El Arquero de Beast Woods

— Finis —

 

Anuncios

10 comentarios sobre “Paladin of the End Volumen 2 Capítulo Final

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s