Paladin of the End Capítulo Uno

cap01

Había un ángel delante de mis ojos.

Era un joven niño, su cabello castaño ligeramente desordenado, sus ojos de un azul verdoso intenso, y su rostro tenía un color saludable.

“Así que soy yo.”

Había encontrado un viejo espejo de mano en un estante de herramientas en un rincón del templo. Ansioso por la oportunidad de observar mi propia apariencia, me acerqué y lo agarré con ambas manos. Encontré que era más lindo de lo que esperaba.

Después de pensarlo más, probablemente no debería haber sido sorprendente que yo era más lindo que la mayoría de la gente, dado que era un niño. Cada uno es 100% más lindo durante sus años de la niñez. Incluso los hombres barbudos de aspecto duro eran pequeñas cosas adorables cuando los mirabas en sus álbumes con fotos de su infancia.

“Sí…” Devolví gentilmente el espejo. Apreté mi mano y luego la abrí. La apreté de nuevo y luego lo abrí.

Una mano pequeña, suave e hinchada. Mi mano.

Un año y algunos meses habían pasado.

Para mi sorpresa, después del día que acepté mi nombre y mi cuerpo actual como mío, la sensación de que mi cuerpo no estaba funcionando como debería rápidamente se resolvió. Los recuerdos de cómo controlar mi cuerpo antes de mi muerte se desvanecieron. Ahora, eran esos miembros diminutos los que reconocí como míos. Mi mente y mi cuerpo estaban operando al unísono.

No me había tomado mucho tiempo aprender a tambalearme, e incluso pude hablar, aunque de manera vacilante. Había dedicado el año pasado a practicar caminando constantemente y aprender palabras y sus pronunciaciones hablando con Mary y con los demás.

Sin embargo, todavía me caía sobre mi rostro de vez en cuando. Probablemente por lo grande que era mi cabeza en proporción a mi diminuto cuerpo. También podría haber tenido algo que ver con mi campo de visión, el sentido del equilibrio, y los músculos están poco desarrollados. Como una queja adicional, aún tenía un bajo umbral de dolor. Como puede imaginar, lloraba cada vez que me caía.

Pero progresaba poco a poco. Progreso que se espera de un niño, tal vez, pero progreso era progreso de todos modos. Por lo menos había crecido de la fase de gatear y llorar a alguien que podría haber asistido al jardín de infantes o a la guardería. Por lo tanto, pensé que era hora de probar mi mano en el próximo desafío.

Había decidido vivir en este mundo. Quería un cuerpo del que pudiera sentirme orgulloso, y quería estudiar y aprender, una cosa a la vez. Y así, lo primero en la lista era…

“Hmm, ¿dices que quieres aprender a leer?”

Estábamos en una de las muchas habitaciones pequeñas que están profundamente dentro del templo. Había paredes de piedra, una pequeña silla de madera y un escritorio, e incluso una cómoda cama en un rincón de la pared.

Un viejo con ojos penetrantes y una nariz aguileña estaba delante de mí, con los brazos cruzados y acariciándose la mandíbula. Su cuerpo vaporoso, cubierto por una holgada túnica, era medio transparente y no tenía ninguna sustancia en él. ¿Supongo que lo llamarías un espectro? Un espíritu, como dicen. Ya sabes, un fantasma.

“Sí. Por favor, Gus.” Su nombre era Augustus, técnicamente, pero Mary y todos los demás lo acortaron.

Por el momento, le estaba pidiendo que me enseñara a leer. Para ser honesto, había un montón de cosas más importantes que quería preguntarle. Sobre este mundo, por ejemplo, o mis extraños recuerdos.

Pero cualquier pregunta que pudiera haber planteado un niño como yo hubiera sido inevitablemente encontrada con una respuesta igualmente primitiva, usando un vocabulario ordinario. Alguien podría lanzar una explicación de la astronomía, física y la teoría de la fusión nuclear después de que un niño preguntara, “¿Por qué brilla el sol?” No suele ser así. Su respuesta sería algo así como, “El señor Sol está haciendo todo lo posible para darnos a todos luz y mantenernos calientes.”

En realidad, había intentado hacerles unas cuantas preguntas rápidas sobre el mundo, pero todas ellas fueron borradas. Todavía era demasiado pronto para esas preguntas. Esa charla tendría que venir después de que construyera una cierta cantidad de conocimiento académico, y después de lograr que los otros me vean como alguien que podría sostener una conversación de ese nivel.

“Hmm, leer. Leer. Seré franco. Si no me hace ganar monedas, no estoy ni un poco interesado en ello. De todos modos, eres demasiado joven, chico.”

“Pero yo quiero entender.”

“Muy joven. Shoo, shoo.” Él agitó una mano hacia mí perezosamente.

A diferencia de Mary la momia, que me cuidaba en cada oportunidad, y Blood el esqueleto, que pasaba mucho tiempo conmigo, el fantasma llamado Gus me trataba con indiferencia. A él no le importaba ignorarme, y si le pedía algo, a menudo me rechazaba con irritación.
Era obstinado y a veces arrogante, y por lo general difícil de acercarse. Pero a pesar de todos sus defectos, no había duda en mi mente de que él era el más inteligente de los tres. De su dicción a sus frases ingeniosas, sentí que él era muy educado.

“Pero yo quiero entender.”

“Te escuché la primera vez.”

“¡Vamos! ¡Quiero entender! ¡Por faavoooor~!” Hice mi rabieta, como el niño que era. ¿Cuándo fue la última vez que le rogué a una figura parental como esta? Por los viejos tiempos, empecé a divertirme un poco con él. “¡Por favor! ¡Por favor, por favor, por favor! ¡Vamos, Gus! ¡¿Por fi, por fi, por favor?!” Me sentí como un niño. La edad de mi cuerpo probablemente estaba reteniendo mi estado mental. Eso tenía sentido, pensé en ello. Mi cerebro también era el de un niño. Pero entonces, ¿por qué mi conciencia y percepción se siente tan adulta?

Sintiendo que pensar demasiado sobre esto me dejaría perdido en el laberinto comprendido por mi cerebro, mente y alma, decidí no entrar en eso, y solo seguí con mis rabietas un poco más en su lugar.

“¡Por los dioses! ¡Muy bien, muy bien, está bien!” Después de murmurar algo acerca de los niños, Gus suspiró y me miró. “Eres un verdadero trabajo. ¿Quieres aprender a leer?”

“Sí.” Realmente no entendía la escritura de este mundo.

“Hmmm… Bueno, entonces, primero lo primero…” Gus extendió una mano hacia la estantería contra la pared, y un solo libro flotó hacia él.

¿Psicoquinesis? Bueno, los fantasmas eran una cosa real, así que seguro, por qué no. Lo paranormal había dejado completamente de sorprenderme recientemente.

“Es mejor que aprender las letras.” Él abrió el libro con una lista de letras que se asemejaba a un alfabeto. Pero—

“No, esos están bien.”

“¿Están bien? ¿Qué están bien?”

“Ya puedo leerlas.” Comprendí esta parte. Había estado viviendo en este templo durante más de un año, rodeado de relieves, mirando las imágenes y el texto grabado en ellas mientras escuchaba a todos hablar.

Comparando la frecuencia de los diferentes sonidos del lenguaje con la frecuencia de las letras en los textos me habían dado una comprensión básica. La pronunciación de “E” era el más frecuente, seguido por “A” y “T”, así que empecé con esos y el resto siguió rápidamente.

Por lo tanto, ya podía leer estos.

“¿Disculpa?” Gus me miró con un gesto de asombro.

“Ya puedo leerlos.”

“¿Qué dice esto?”

“Dice: ‘Los pétalos vibrantes de una fragante flor, son llevados por el viento. El mundo, como mi vida, está en constante cambio.’ ¿Verdad?”

Pan comido.

“¿Blood o Mary te enseñaron eso?”

“No. Escuché a todo el mundo hablando, miré las letras y me di cuenta de ello.” La vida en el templo no era muy estimulante, y había un límite de cuánto movimiento podía manejar mi joven cuerpo. Tuve un tiempo interminable para pensar, así que lo había estado gastando en esto, usándolo como un rompecabezas para evitar el aburrimiento.

“Will…” Por un momento, Gus parecía estar sumido en sus pensamientos, y entonces me dirigió una pregunta en un tono serio. “¿Qué es lo que estás tratando de entender, entonces?”

“Aquellas que se ven bastante complicadas sobre los dioses y otras cosas.”

Por lo que había descifrado de las inscripciones en varias partes del templo, las letras de este mundo eran un alfabeto de fonogramas. Sin embargo, en los relieves de los dioses y otros lugares similares, de repente aparecieron caracteres pictográficos complejos. Esas eran las que no entendía. ¿Qué eran, y cómo se suponía que iba a leerlos? ¿O simplemente estaban allí para la decoración?

“Ah, las Palabras de Creación. Se usan en las magias antiguas.”

“Creación… Magia…” Ahora estamos hablando de creación y magia, ¿eh?

“Hmm. Dónde empiezo…”

“El principio.” Respondí.

Demasiado era mejor que muy poco. Yo estaba bendecido con una buena memoria. Y, de todos modos, si no podía recordarlo todo, podría preguntar nuevamente, tantas veces como necesitara.

“Ponte cómodo, entonces. Esto va a tomar un tiempo. Empezamos hace mucho, mucho tiempo, más de lo que te puedes imaginar, cuando el mundo estaba apenas comenzando. En aquel entonces, el mundo seguía siendo una gruesa e hirviente olla de caos, donde el Gran Mana se arremolinaba con el calor, y era incapaz de mantener una forma.”

No esperaba que comenzara con la Creación.

“Estamos… ¿Estamos empezando allí?”

“Estamos empezando ahí.” Estaba en tono serio.

“En el caos, el Primer Dios apareció desde un lugar que nadie conocía, y Dios dijo: ‘Hágase la tierra’, y el maná se solidificó a los pies de Dios, y se convirtió en la tierra, y el maná se diluyó por encima de la cabeza de Dios, y se convirtió en el cielo. Y así se separaron los cielos y la tierra. Llamamos a este Dios simplemente “el Creador” o “el Progenitor”, porque un verdadero nombre nunca fue transmitido.”

Sentí que lo que había oído tenía un cierto parecido con las narraciones de la creación del cristianismo y la mitología griega.

“Después de esto, el Creador pronunció las Palabras y grabó los Signos, hizo el sol y la luna, dividió el día de la noche, y juntó agua para separar los océanos y la tierra.
El fuego nació, el viento nació, los árboles nacieron. Los dioses nacieron, y nacieron las personas y animales.
Y cuando el Creador había hecho el mundo y estaba satisfecho de su belleza, se dijo a sí mismo, sin pensar, que era “bueno”. Pero hacer algo “bueno” es también hacer algo más “malo”, así como solidificar la tierra creó los cielos.
Y así fue que la malicia y los dioses malvados nacieron. El Creador trató de recuperar su palabra, pero ni siquiera los dioses pueden devolver una palabra a la boca que la pronunció.
Los dioses malvados que nacieron en el mundo mataron al Creador, y así nacieron la vida y la muerte. Y después de eso comenzó la era de muchos dioses y muchas leyendas.” Gus tomó una breve pausa.

“Las palabras y signos usados en esta historia de la creación son las Palabras de Creación”, concluyó.

Ah, así fue como todo estaba conectado.

“¿Entonces esas son las palabras que hicieron el mundo?”

“Así es. Estas Palabras y Signos… Bueno, llamémosles letras. Las palabras y las letras tienen poder.”

Poder. Poder, ¿eh?

“¿Qué pueden hacer?”

“Hmm, déjame ver…” El dedo de Gus bailó en el aire. Una misteriosa fosforescencia residía en la punta de su dedo y dejaba un rastro mientras se movía, dibujando dos pictogramas fluidos y complejos en el aire. Su dedo se ralentizó, y cuidadosamente, de forma deliberada, añadió el punto final del segundo símbolo.

“¡Whoa!” Me revolví hacia atrás. Las letras dibujadas en el aire se habían convertido repentinamente en una llama que saltaba y quemaba de un rojo brillante. La llama colgaba en el aire y podía sentir su calor. Era fuego real.

“Suficiente para una demostración, ¿espero?” Gus murmuró uno o dos versos melódicos y rítmicos bajo su respiración. La llama ardiente desapareció por completo, como si todo hubiera sido solo una ilusión.

Me quedé mirando, encantado.

Era magia. ¡No es ningún truco! Era magia real. Este mundo tenía magia en él.

Asombroso. Asombroso. Realmente estaba emocionado por lo que acababa de ser demostrado.

Podrías preguntarte cuál es el gran problema después de ver fantasmas, momias y esqueletos vivientes, pero yo diría que un adecuado sistema de magia es una cosa completamente diferente que el horror y los elementos sobrenaturales.

“¿Estuvo claro para ti? Dibujar las pictografías para Ignis define el fuego para existir en ese lugar, y el aire instantáneamente estallará en llamas. Si dices la Palabra de Supresión para extinguir el fuego, las llamas desaparecerán.
Esto es lo que quiero decir con las Palabras de Creación, y lo que más comúnmente se conoce como magia.”

Lo que me vino a la mente entonces no era la “magia” como conocía de los juegos de computadora, sino de las novelas de fantasía más pasadas de moda. No era simplemente otra habilidad para ser disparada casualmente si tuvieras los puntos suficientes para gastar, pero uno de los secretos más antiguos del mundo, nunca proceder sin una cuidadosa previsión.

Aquella era la atmósfera que evocaba aquel viejo fantasma de nariz aguileña en aquella débilmente iluminada habitación de piedra, mientras hablaba con orgullo de poderes misteriosos.

“Es importante entender que las Palabras de Creación son cosas inconvenientes. Su poder es un obstáculo para la escritura y el lenguaje. Fue el propio uso de las Palabras del Creador que condujeron a los dioses malvados a tomar la vida del Creador.”

Sí, no es broma. Incluso tomar notas sería un esfuerzo arriesgado si el papel pudiera quemarse en un instante solo escribiendo “fuego”. Eso sería inconveniente en el extremo y tendría que ser una obstrucción para el avance de la civilización. Incluso tendría que meterse en el camino de la vida cotidiana de la gente común.

“En consideración a esto, el dios del conocimiento de un solo ojo, Enlight, seleccionó veinte consonantes y cinco vocales. Para que las Palabras de Creación no ejerzan su poder, simplificó los caracteres y sus pronunciaciones, y creó el lenguaje corrompido que llamamos Lengua Común.”

Lo tengo. Para trazar una analogía con el japonés, las Palabras de Creación serían los complejos caracteres kanji. Escribir los kanji descuidadamente era peligroso, y podría hacer que el fuego estallara y las cosas estallaran. Para evitar esto, un dios sabio simplificó los caracteres, e hizo el otro carácter japonés: el kana, que representan sonidos.
Hubo una diferencia en que la Lengua Común usaba caracteres fonémicos, no silábicos. Era más como un alfabeto que el kana, en realidad.

En cualquier caso, comprendí ahora que esos caracteres no eran de una familia lingüística completamente diferente, y que no habían sido lanzados para fines simbólicos. Pertenecían a la misma lengua, similar a la forma en que el japonés era una mezcla de kanji y kana.

“Lo que estabas leyendo era la Lengua Común, y lo que no podías leer eran las Palabras de Creación, escritas en los Signos de los dioses, y usadas para las grandes magias de la antigüedad. Los grabados alrededor del templo fueron escritos para no activarse. Algunos tachados, otros intencionalmente erróneos en algunos lugares, mientras que otros se incorporaron en diseños elaborados.”

Ya veo. Si corromper los símbolos impedía que se activaran, entonces tenía sentido que pudieras grabarlos en una forma lo suficientemente equivocada como para poder identificar el original.

Me preguntaba por qué tenían que ir tan lejos para registrar las Palabras de Creación, pero cuanto más escuchaba, más sentía que entendí.

“Las Palabras de Creación llevan al hombre más cerca de Dios que la Lengua Común, ya ves. Es lógico que las Palabras se graben en un templo para reverenciar a Dios y orar a Dios. ¿Entiendes esto?”

“Sí, lo entiendo.” Asentí con la cabeza repetidamente. Tenía perfecto sentido.

“Hmm. Muy bien, Will, ¿qué te parece esto? ¿Sabes por qué las Palabras tienen tal poder para empezar?” Gus planteó la pregunta con una sonrisa en su rostro.

Uh, así que lo que Gus estaba tratando de hacerme pensar aquí era…

“Así que… por qué creemos que un taburete es un taburete, ¿verdad?” Le pregunté.

“Hmm…” Tuve la sensación de haber leído algo en alguna parte. Era algo que había oído incluso en mi mundo anterior, en un lugar donde habían hablado de percepciones, representaciones y conceptos.

Básicamente, cuando miramos un taburete de madera de cuatro patas, no importa de qué color es, o de qué madera está hecho, pensamos: “Esto es un taburete”. Nosotros pensamos eso incluso con los taburetes que no son, en general, idénticas. Dentro de nuestras cabezas, los clasificamos pegando una etiqueta de “taburetes” en ellos.

Normalmente no lo percibimos como “cuatro patas y una tabla”, ni pensamos “mesa”, a pesar de que una mesa tiene cuatro patas y una tabla. Por otra parte, si vemos a una persona sentada en un taburete, no pensamos en “una combinación de madera y un humano”. Lo percibimos como “un taburete y un humano”.

Por supuesto, es posible ver el taburete como “cuatro patas y una tabla” en su lugar, si deliberadamente tratamos de mirarlo diferentemente, o incluso como “una masa de fibras de madera”. También somos capaces de distinguir “este taburete” y “ese taburete”, distinguiendo cosas diferentes en la misma categoría.

En cualquier caso, a lo que se reduce esto es que nosotros colocamos estas etiquetas que llamamos “palabras” a las cosas. Eso nos permite categorizar este mundo caótico, conceptualizarlo y dividirlo en partes para hacer la percepción más fácil. No sería posible para nosotros sobrevivir sin esa capacidad.

El lenguaje es el poder que separa al mundo del caos indistinto, como lo fue en el mito de la creación que acababa de oír.

Era el momento de resumir mis pensamientos errantes.

“Es porque las Palabras son lo que separa las distintas partes del mundo y lo establece como es”, dije.

Gus parecía muy sorprendido por mi respuesta. Tenía los ojos abiertos y su boca se abría y cerraba.

Miré hacia abajo culpablemente.

El asombro de Gus me hizo sentir más vergüenza que orgullo.

Debido a que tenía recuerdos de la vida que había vivido una vez, tenía conocimiento—aunque superficial—que debería haber sido imposible para un niño como yo lograrlo. Me hizo sentir que había hecho un poco de trampa.

Si un “talento” era un regalo que tenías desde el nacimiento, entonces quizás estos recuerdos míos cuentan como talento. Pero todavía se sentía mal.

Gus salió volando de la habitación, pasando por la pared. Localizó a Mary y a Blood en el salón principal, y antes de llegar hasta ellos, estalló, en una ráfaga de tartamudez, “E-E-E-E… ¡El niño puede ser casi tan talentoso como yo!”

Empecé a sentirme cada vez más incómodo.

“Dios mío. ¿Hay algún problema, viejo Gus?”

“¡Oh, Mary, ese muchacho! Por qué, yo—”

Observé desde lejos mientras Gus retransmitió emocionadamente lo que acababa de suceder. Con sus brazos espectrales de color azul pálido gesticulaba salvajemente, explicó cómo mi capacidad para formar un argumento era extraordinaria para mi edad, cómo yo era perspicaz, cómo la capacidad de captar la verdadera naturaleza de algo equivalía al talento mágico…

Mary la momia escuchaba plácidamente. “De verdad.”

En cuanto a Blood el esqueleto, estaba apoyado contra una pared, mirando en otra dirección. No parecía interesado remotamente.

“¡Si lo entrenamos en unas cuantas cosas temprano, él podría ser realmente bueno para algo! Personalmente, prefiero no recoger la basura del suelo, pero tal vez este chico es diferente. Él podría—”

Me quedé congelado.

“¡Anciano!” La voz le azotó como un látigo, antes incluso de que tuviera tiempo de pensar.
Era Blood, todavía junto a la pared. Las llamas azul pálido rugían en sus cuencas oculares vacías. “Deja de decir estupideces. El chico solo tiene un par de años. Lo que acabas de decir es ir demasiado lejos.” Podría decir que Blood lo fulminaba con la mirada.

“¡Lo encontraron en el suelo! ¿Me equivoco? Yo no quería involucrarme con él.”

“Ese no es el punto.”

“Ahora que sé que tiene algo de talento en él, no estoy diciendo que no voy a enseñarle una cosa o—”

Blood dio un paso hacia él.

Para mí, parecía que un aura invisible envolvía todo su cuerpo. Yo no había sido realmente consciente de ello hasta este punto, pero Blood era muy grande. Lo que la gente quería decir cuando decían “de huesos grandes”.

“Oye, ahora…”

Incluso observando desde fuera, podía sentir un hormigueo en mi piel por la fuerza pura del avance de Blood.

“Escucha, viejo Gus. Sé que es tu naturaleza hablar así. No me voy a molestar en intentar cambiarte después de todo este tiempo. Eso es lo que te hace quien eres.
Pero no llames a un niño ‘basura’ mientras él está al alcance del oído. Incluso tienes que ser capaz de imaginar cómo oír eso debe hacerle sentir.” Blood me miró y luego miró a Gus.

No podía creer lo que estaba viendo.

“Mgh…”

El arrogante e intolerante Gus estaba siendo dominado. Esto a pesar del hecho de que era normalmente Blood quien era regañado por los otros dos por su irresponsable, “esto funcionará” actitud.

“Si quieres quedarte fuera de la crianza de Will, sé mi invitado. Puedes ser un cascarrabias donde ninguno de nosotros tiene que escucharte. Pero si vas a estar enseñándole, hazle un favor al chico y corta eso. ¿Eso suena justo para ti?”

Gus se quedó en silencio durante un rato. Luego, sacudiendo la cabeza lentamente y suspirando, aceptó la culpa y retrocedió.

“Tienes razón. Fue un comentario irreflexivo. Voy a ser un poco más considerado en el futuro. Lo siento, Will.”

“Uh, está bien…”

Nunca había visto algo como esto de ninguno de estos dos antes. Me uní, decidí decir algo para calmar la situación. Tuve que hacer un espectáculo de pasarlo por alto para que pudiéramos seguir adelante.

“Um, estoy bien, Gus. No te preocupes por eso.” No podía pensar en nada mejor que decir.
Al oír eso, Blood se enfrió también, e inclinó la cabeza ligeramente hacia Gus en disculpa.

“Yo también estaba fuera de lugar. No debería haber sido agresivo contigo de repente de esa manera. Lo siento. ¿Podemos dejarlo pasar?”

“Mm.” Gus asintió. “Tu falta de refinamiento no es nada nuevo. Olvídalo.”

“Oye, Mary, voy a pedir prestado a Will por un segundo.”

Mary había estado observando a los dos con su habitual expresión pacífica. “Sí está bien. Gus, ¿te importaría decirme un poco más?”

“Will, sal un momento.”

“E… Está bien.” No podía comprender el significado de lo que acababa de suceder. Todo había sido demasiado rápido.

Pero estaba seguro de una cosa.

Blood se había enfadado y lo había hecho por mí.

Las ruinas de la ciudad eran tan hermosas como siempre.

La luz del sol de la mañana brillaba en el lago.

“Uh, así que… Will.”

Y sentado en la colina, contemplando esta gloriosa vista: un esqueleto.
El desajuste fue fenomenal.

“Probablemente no sabes nada de esto, porque has estado aquí desde que tienes memoria, pero…” Blood rascó su cráneo, como si estuviera dudando de cómo explicar. Las llamas azules en sus cuencas oculares oscilaban. “Todavía puedes decirlo, ¿verdad? Que eres diferente de mí y de Mary y del viejo Gus.”

“Um… Sí. Lo sé. Soy el único que está caliente y respirando.”

“Sí, eso. Es, uh, complicado. Todo tipo de complicados…”

Obviamente estaba claro que había algunas circunstancias inusuales detrás de donde yo venía. Una ciudad en ruinas, los no-muertos, y en medio de todo, un solo niño humano vivo. Era antinatural.

Gus dijo que fui “recogido”, así que tal vez yo era un niño abandonado o algo así. Mary era del tipo maternal, así que tal vez me aceptó, y Gus estaba en contra de ella o algo así. Podría hacer todo tipo de conjeturas, pero en última instancia, no sabría la verdad hasta que se me explicara. Y…

“Ahora… no es el momento.”

“Sí.”

No fue sorprendente. Ningún adulto respetable le diría a un niño de mi edad que era adoptado, o trataría de explicarle todos los complicados antecedentes, no importa lo inteligente que parecía para su edad. Lo mantendrías oculto.

Blood se encogió de hombros suavemente. De repente me di cuenta de que la razón por la que Blood se enojó con Gus no solo pudo haber sido por ser tan desconsiderado con un niño, sino también porque derramó los frijoles sobre mi trasfondo.

“Uh, y sobre el viejo Gus. No te enojes tanto con él, ¿de acuerdo? Cuando él se emociona, él es, ya sabes, lo que él está pensando solo sale directamente. Incluso cuando no está emocionado, él no hace todo el asunto de “considerar la elección de sus palabras” en primer lugar.”

“Sí. Está bien. No estoy enojado. Me sorprendió un poco.” Y la razón por la que su ira había sido tan feroz también podría haber sido para distraerme.

Antes de entender completamente lo que Gus quería decir con “basura del suelo” y comenzara a pensar mal de él, Blood había causado una escena y me había dado algo más en que pensar.

“Hm. Tienes un gran corazón, Will. Es bueno ser grande. Qué tal esto. Cuando tu cuerpo se vuelva tan grande como tu corazón, y tengas la edad suficiente para recibirlo todo, te juro que te diré todas las cosas de las que no puedo hablar ahora mismo.”

“Sí.”

Todo fue por mí.

Ahora que podía entenderle, descubrí que Blood era sorprendentemente compasivo hacia mí.

Blood es increíble, pensé. ¿Había tratado a otras personas así antes de morir? ¿Había conseguido ser así? Mis recuerdos eran vagos, pero pensé que la respuesta era probablemente no. ¿Casi nunca? No, honestamente nunca. El pensamiento hizo que mi pecho se apretara.

“¿Blood?”

“¿Hm?”

“Um, gracias. Por todo esto.” No podía decirlo muy bien. Él se merecía algo mejor.
“¡Jaja! No te preocupes por eso.” El fuego fatuo en sus cuencas oculares brilló. No podía leer las expresiones de un cráneo, pero sentía como si me hubiera sonreído.

Me revolvió el pelo y se puso de pie. “Bueno. Ve a hablar con Gus y aprende sobre la escritura y la magia y todo eso. Al final del día, ese anciano es un maldito buen hechicero. Un recolector de zenis, antes que nada, sin embargo.” Traqueteando su mandíbula de la risa, Blood añadió, “Ah, supongo que no sabes lo que es un zeni. Cierto…” y riendo a carcajadas unas cuantas veces más.

“¡Oh, y si el anciano te está enseñando, yo también haré mi parte! ¡Tengo un montón de cosas para enseñarte! ¡Espera por ello!”

“¡Sí! ¿Qué vas a enseñarme, Blood?” Ahora tenía curiosidad. Blood no parecía ser realmente del tipo erudito.

“Hm… Violencia.”

¿Cómo?

“Violencia. Cómo volverse un berserker. ¿Y cómo entrenar tus músculos, supongo?”

“¿Eh?”

“Es útil.”

¿Qué?

“Mientras Blood estaba vivo…” Mary comenzó, mientras ella se sentaba a mi lado en un banco en el pasillo principal del templo.

“Uh, ¿mientras estaba vivo? Entonces, espera, eso significa…”

“Sí. No siempre fuimos así, ¿sabes? Fueron… muchas cosas. Sí, muchas cosas sucedieron para que las cosas resultaran de esta manera.” Mary sonrió un poco triste.

No pude preguntar lo que había sucedido. Por supuesto, incluso si lo hubiera hecho, probablemente habría esquivado la pregunta.

Sin embargo, esto parecía algo importante para tener en cuenta. Los tres no siempre habían estado en forma de esqueleto, momia y fantasma.

De acuerdo con mis recuerdos de mi vida anterior, el estándar para estas cosas era que los muertos estaban siendo arrastrados por sus arrepentimientos y apegos. ¿Seguían esta fórmula, o había alguna otra razón?

Debido a mi edad, todavía tenía muy poco acceso a la información, y no podía decir nada con certeza. Decidí no involucrarme en conjeturas y evitar tener preconcepciones extrañas.

“Mientras estaba vivo, él era un guerrero.”

“¿Un guerrero?”

“Un guerrero. Significa una persona que lucha en batallas con un arma. A los niños les encanta ese tipo de cosas.”

Entonces este lugar tenía un sistema social bastante arcaico para que una ocupación así existiera. Después de ver las ruinas de esa ciudad, tenía este mundo vinculado en torno a esa etapa de desarrollo, pero esto confirmó que el conflicto entre los seres humanos estaba presente aquí también.

Si yo estaba planeando vivir en este mundo, y lo era, parecía que iba probablemente a estar en mis intereses aprender cómo luchar.

“Blood era fuerte, ¿sabes? Tenía mucha experiencia, y era muy hábil. Comenzó con enfrentamientos contra otros seres humanos, y se movió hacia criaturas salvajes, bestias, goblins, no-muertos, gigantes, demidragones, demonios, “quien quiera un pedazo de mí”—algo como eso.”

“Eh.” Respondí ociosamente, y luego me puse rígido.

“Um, ¿Mary?”

“¿Sí?”

“¿Qué acabas de decir?”

“Él comenzó con enfrentamientos contra otros seres humanos, y se movió hacia criaturas salvajes, bestias, goblins, no-muertos, gigantes, demidragones, demonios—”

Espera, espera, espera. No estaba a punto de sacar conclusiones precipitadas. Después de todo, no era necesariamente el caso de que estos eran los mismos tipos de monstruos que yo había recordado, ¿verdad?

“Otros seres humanos, lo entiendo… ¿Cuáles son los otros?”

“¡Oh!” Ella se rió. “Lo siento, qué tonto de mí. Nunca te expliqué eso, ¿verdad? ¿Cómo pudiste haberlo sabido?” Ella pensó por un momento. “Déjame ver… Creo que había un libro ilustrado de todos ellos en la habitación de Gus.”

Me sostuvo la mano y caminó conmigo a la pequeña habitación de piedra de Gus. Gus estaba fuera, pero Mary parecía perfectamente cómoda buscando en la habitación y pidiendo prestado el libro sin preguntar.

“Aquí estamos. Estas son criaturas salvajes. Lobos hambrientos, leones, serpientes gigantes…” Las ilustraciones mostraban una variedad de animales familiares. Familiarizado, por supuesto, solo como parte del conocimiento que tenía antes de mi muerte, y luego solo de los documentales que había visto en la televisión. Difícilmente podía contener mi “alegría” al verlos de nuevo.

“Las bestias son criaturas extremadamente agresivas y feroces.”

“Entiendo…”

“En cuanto a los demás… Aprendiste cómo empezaron las leyendas de Gus, ¿verdad? El Creador, el primero de todos nosotros, hizo benévolamente todo tipo de seres, pero también creó la propensión al mal. Al final, fueron los dioses malvados que el Creador hizo lo que provocó la propia desaparición del Creador. Entonces, los dioses malvados crearon diferentes tipos de súbditos de acuerdo con sus naturalezas.” Mary lentamente giró la página.

“Los súbditos del dios de la tiranía, Illtreat, son llamados duendes.”

La página mostraba algo como… No lo sé, ¿tal vez un oni? Había unos pequeños que se miraban inconfundiblemente astutos y crueles, y unos grandes y musculosos que sería mejor llamarlos ogros.

“Luego están los súbditos de Dyrhygma, dios de las dimensiones. Ellos son los demonios, que vienen del Infierno…”

Demonios y engendros de pesadilla llenaron la página siguiente. Humanos con cabezas de pájaro, arañas a las que le habían crecido numerosos brazos en lugar de piernas—seres perturbadores que eran una mezcla confusa de partes humanas y animales.

“Y los no-muertos, que son los súbditos del dios de la no-muerte, Stagnate…”

Zombies—y esqueletos, fantasmas y momias.

Pero no pude obtener ninguna impresión de inteligencia de los no-muertos en las páginas del libro de imágenes.

“Hicimos un contrato con el dios de la no-muerte”, murmuró. “La fuerza de nuestras voluntades en el momento de la muerte nos llevó a nuestros contratos con Stagnate, y las formas que tenemos ahora. Somos traidores de las fuerzas del bien.” Sus palabras se sentían horriblemente sombrías, y sonaban tan tristes.

“¿Qué pasó?” No pude evitarlo, aunque sabía que no se ganaba nada al involucrarse.

“Jeje… Mucho. Lo siento, esto no es algo que un niño como tú debiera tener que preocuparse.” Mary sonrió. Fue forzado.

Ella se recogió y continuó. “Los buenos dioses también tienen súbditos, por supuesto. Hay duendes, enanos, halflings… Todo tipo de razas.”

“Mary…”

“También hay poderosas razas neutrales, como los gigantes y los dragones. Algunos son seguidores de los dioses buenos, y algunos son seguidores de los dioses malvados. Es un mundo grande y ancho, y hay muchas razas por ahí. Las que aparecen en este libro son solo las más conocidas.”

Ella había cambiado deliberadamente el tema, y podía decir que no tenía intención de volver.

Así que jugué con ella. No tenía manera de obtener información de ella que no quería compartir. No tendría sentido iniciar problemas acerca de esto.

“¿Entonces este mundo es… bastante peligroso?”

“Sí lo es. Las cosas eran relativamente pacíficas mientras yo estaba viva, pero no sé ahora. Creo que, muy probablemente, las cosas han empeorado mucho.”

La falta de suavidad me sorprendió. No sabía qué le había hecho pensar eso, pero ya estaba preocupado. “¿Necesito ser fuerte?”

“Descansaría más fácil si lo hicieras.” Sus palabras eran suaves, pero pesaron fuertemente sobre mí.

Decidí no escatimar esfuerzos para volverme más fuerte. Por como sonaba, solo los duros podrían sobrevivir en este mundo.

Al mismo tiempo, sentí que era mi deber no olvidar lo que los tres no-muertos me habían insinuado acerca de sus propias circunstancias. Incluso ahora, estaban tratando de formarme de alguien completamente impotente a alguien con la fuerza para abrirse camino en la vida. Mis padres habían hecho una vez lo mismo por mí, ¿y qué les había devuelto? Como lo recordaba, nada más que preocupaciones y problemas.

Esperaba que esta vez, cuando tuviera la edad suficiente, pudiera devolver el favor.

Pasaron cinco años.

Tenía siete años, pero parecía que las celebraciones de cumpleaños no eran una de las costumbres de este mundo. De hecho, ni siquiera llevaban un registro de las fechas de nacimiento aquí. En cambio, utilizaban un método tradicional para contar la edad de una persona. Los bebés recién nacidos tenían “un año de edad” y se volvían un año mayor al comienzo del nuevo año.

En cuanto a la razón de que no iniciaba desde cero… Temía un poco descubrir que ellos todavía no tenían los conceptos de cero o la notación de valor posicional. De hecho, tenían ambos. Los recién nacidos que eran “uno” eran solo un remanente de las épocas anteriores, antes de que existiera el número “cero” dentro de su cultura.
Los viejos hábitos tardan en morir.

Según el cálculo de este mundo, entonces, tenía ocho años, con mi “uno” añadido a los siete que había vivido. Bastante simple hasta ahora. La única pregunta que quedó fue cuando comenzó realmente el nuevo año. La respuesta a eso, asombrosamente, fue: “Nadie sabe”.

No, técnicamente, todos sabían qué día era el primer día del año nuevo: el día más corto con la noche más larga. El día en que el sol estaba en su punto más débil, y a un día de comenzar a recuperar su poder. En otras palabras, el solsticio de invierno, que marcaba el comienzo del regreso de la primavera.

Pero estábamos en las afueras de una ciudad en ruinas, lejos de la sociedad humana. No solo ninguno de los tres tenía mucho interés en el calendario, pero después de convertirse en no-muertos, ahora eran menos sensibles a los cambios de temperatura, también. Como resultado, su percepción del tiempo no era más rico que, “Oh, las flores han comenzado a florecer”, “La luz del sol es fuerte”, “Las hojas se han vuelto rojas y amarillas”, y finalmente, “Un poco de nieve está cayendo”.

Sus vidas aquí no tenían interacción con el mundo exterior. ¿Cuál era el propósito de seguir los movimientos de los cielos? No tenía ni idea de cuánto tiempo habían estado viviendo los tres aquí, pero solo habría tomado un solo desliz o un período de pereza para hacerles olvidar la fecha. Eso habría sido, en cualquier caso, el final de la medición precisa del tiempo.

De todos modos, suficiente de ese tema. Había conseguido reunir una buena cantidad de información a través del estudio e interrogatorios, así que permítanme proporcionar un resumen de la situación.

He estado un poco evasivo en mi elección de palabras hasta ahora. Incluso ahora todavía hay cosas que me frenan de decirlo. Sin embargo, de todas maneras, iba siendo hora de que me hiciera a la idea de ello.

Yo había renacido.

Renacimiento, reencarnación, metempsicosis, samsara… No era importante la forma en que lo llamaras. En resumen, mis recuerdos eran los de una vida anterior. Había muerto y había nacido de nuevo. Y además, en un mundo diferente.

(TN: La metempsicosis es la reencarnación del alma después de la muerte a otro ser vivo o a otro cuerpo inanimado en función de los méritos alcanzados en la existencia anterior. El samsara es el ciclo de nacimiento, vida, muerte y encarnación en las tradiciones filosóficas de la India.)

Asumiendo que podía confiar en los recuerdos dejados antes de mi muerte, la magia ciertamente no era real en mi mundo anterior, y tampoco había esqueletos ni fantasmas vagando por ahí. Aquellos habían sido meros productos de la imaginación. A pesar de tener ciertos puntos en común, este mundo y el anterior eran claramente diferentes.

Así: reencarnación. La reencarnación en otro mundo, nada menos.

No había problemas obvios con esta conclusión, pero todavía estaba incierto. Eso era porque todavía podía imaginar una serie de otras posibilidades.

Tal vez este mundo poseía una tecnología incomprensible que solo me parecía como magia. Tal vez mis recuerdos eran falsificaciones que habían sido implantados. Tal vez simplemente tenía algún tipo de trastorno psiquiátrico, lo que me hizo experimentar extraños delirios. Dado que había fantasmas, tal vez no había sido “reencarnado” como tal, pero este era un fenómeno como un “encantamiento” o “posesión”, donde mi personalidad había tomado el cuerpo de otra persona. O tal vez yo estando aquí era, de hecho, una alucinación después de todo, y el cerebro de la persona que yo recordaba como a mí mismo ahora estaba flotando en un contenedor en algún laboratorio.

Tal vez, tal vez, tal vez. Podría haber enumerado “tal vez” para siempre. En serio, para siempre. Como evidencia, considere mi incursión en el clásico experimento de pensamiento filosófico del cerebro en un contenedor.

Era mi opinión que una vez que comenzaras a considerar preguntas improductivas como esa, podrías rendirte también. Nunca llegaría a una conclusión. Por eso me había decidido provisionalmente por el entendimiento de que me había reencarnado en otro mundo y, por casualidad, tenía recuerdos de mi vida anterior. Era la respuesta más tolerable. Es decir, la que menos perturbaría mi estado mental.

Ciertamente, no quería averiguar, por ejemplo, que yo era en realidad un espíritu maligno que había borrado la mente de un inocente bebé y se había apoderado de su cuerpo. No iba a afirmar que me sentiría aplastado por el peso de mi culpable conciencia, pero al menos me deprimiría descubrir que yo era algo que el mundo podía prescindir.
Y sobre todo, estaba rezando, con relativa seriedad, que el día nunca llegaría cuando algún hecho espantoso saldría a la luz, y momentos más tarde, descubriría que yo era solo un cerebro en un contenedor.

Flammo Ignis… ¡¿Waaagh?!” Hubo una erupción explosiva de calor.

Cuando me estremecí y me tambaleé hacia atrás, Gus incitó agudamente la Palabra de Supresión, alejando las llamas frente a mí. “¡Idiota! ¡No lo pronuncies con tanta precisión!”

Qué cosa para ser criticada.
ilustracion-cap-1

“Puede que tengas talento, Will, pero si no te acostumbras a ajustar tu precisión, ¡acabarás muerto!”

Sí, este mundo, en el cual había renacido hace ocho años (por su cuenta), era un lugar peligroso. No cabía duda. Por ejemplo, solo tomen en cuenta la magia y las Palabras de Creación que estaba aprendiendo.

En caso de que algo saliera mal, estaba practicando afuera, en la colina donde estaba el templo familiar, y no estaba teniendo mucho éxito.

“Gus, mis resultados están por todos lados. ¿Realmente no hay nada que podamos hacer al respecto?”

“No. Es simplemente cómo las Palabras son. Acostúmbrate a ello.”

No estaba encontrando la magia muy reproducible. Podría conseguir algo trabajando, lo intento otra vez el día siguiente, y entonces nunca consigo que suceda la misma cosa otra vez. En cuanto a por qué…

“Revisemos. Indica el proceso para conjurar magia.”

“Umm, tres pasos. Sentir el mana que llena el mundo, reunirlo en resonancia con tu propio mana, y pronunciar o escribir la Palabra de Creación.”

El arca, el caos primordial: mana. Sentirlo y lograr resonancia y convergencia. Luego, al pronunciar o escribir una Palabra de Creación, definirá el mana en alguna forma—por ejemplo, fuego. En el papel, era así de simple. Pero no había espacio real para la creatividad, y no había manera de hacer los resultados más reproducibles.

“Lo que dices es correcto. Y ha habido muchos intentos a través de la historia para buscar resultados consistentes de la magia. Muchos sabios han doblado su ingenio hacia este fin, pero no hay mucho que se puede hacer. Habiéndolo experimentado de primera mano, espero que puedas apreciar por qué.”

“Sí. El mayor problema es cómo el mana no es consistente.”

Durante los últimos años, había estado afilando mi percepción bajo la guía de Gus. Afortunadamente, parecía que tenía algún talento, y pude detectar la presencia de mana—la cosa de la que estaba hecha la magia, su combustible. Supuestamente, el mundo estaba infundido con mana, pero lo que descubrí fue que los niveles de mana no eran los mismos en todas partes.

Imagina salpicar unas gotas de tinta en el agua y luego agitarlo un poco. La tinta se concentraría en algunas partes y se diluiría en otras. Es más, estas partes fluirían de una manera irregular. Y eso es solo tu suministro de combustible.

“Mhm. Ha habido varios intentos de crear un ambiente de mana consistente. Dispositivos de convergencia, por ejemplo—piedras preciosas, metales preciosos, madera extremadamente antigua. Pero me temo…”

“¿Los resultados no valían la pena?”

“Mmm… El mana dentro del cuerpo humano es también inestable, ya ves. Hay un límite de lo que puedes lograr solo con la convergencia del mana en la atmosfera.”

Incluso si logras mantener un cierto nivel de consistencia en el mana fuera de tu cuerpo, el mana del usuario mágico, que debía resonar con él, seguiría siendo inestable. Al igual que el mana externo, varió en la concentración como el agua y la tinta de nuestro ejemplo mientras deambulaba alrededor del cuerpo. Este aspecto era igual de complicado, y aún más difícil que el mana externo que me fastidiaba.

“Dicho esto, sin duda tiene algún efecto. Los báculos hechos con madera antigua, piedras preciosas y metales preciosos son los símbolos de los hechiceros.”

Parecía que la idea de un hechicero con un báculo era parte de los conceptos de este mundo también.

“¿Por qué no usas un báculo, Gus?”

Al menos lo había visto sosteniendo un báculo un número de veces antes. Tenía esmeraldas clavadas en él y tenía un mango en la parte superior como el pico de un pato.

“Un báculo grandioso atrae la atención. En una situación de batalla, no solo serás elegido si te permites ser descubierto como un hechicero, pero el uso de un dispositivo de convergencia facilita al enemigo identificar la fuente de tu magia.”

Esa razón era tan fundamentada y pragmática que me pareció un poco inquietante.

“Hmm, nos hemos salido de la pista. Hablábamos de las fluctuaciones en las Palabras. El mana que llena el mundo y el cuerpo es inestable e inconsistente. Se han hecho intentos de reunirlo en algo consistente, pero había límites a lo que se podía lograr. Y las fluctuaciones humanas también existen en el lenguaje y la escritura. Para ser estrictamente exactos, los humanos nunca pueden decir exactamente las mismas palabras dos veces.”

Comprendí lo que quería decir. Incluso si la misma persona hablara las mismas palabras, la forma de onda de los sonidos sería diferente cada vez. No importa cuántas veces una persona escribiera la misma letra, nunca saldría exactamente de la misma manera. Eso era bastante obvio, de verdad. Después de todo, los humanos no eran máquinas.

“Por todas estas razones, el consenso general es en última instancia, el que tiene que usar su intuición para determinar cuándo las circunstancias son correctas.”

Así que la única conclusión que se podía sacar era que convertir la magia en un producto consistente producido en masa era imposible. La experiencia profesional de un hechicero siempre se requería para perfeccionar las cosas a seguir sin embargo el mana sentía como comportarse en ese día en particular.

“Eso es espantoso.”

“En efecto.”

Mi imaginación era correcta, entonces. Esta no era la magia de los juegos de computadora, donde podrías convertir a todos en carne gastando tu MP. Era mucho más cercana a la inestable y poderosa magia clásica de fantasía.

“No debes blandir las Palabras imprudentemente. El uso del poder trae consigo un peligro significativo. Bueno, me atrevo a decir que te he contado suficientes historias sobre eso.”

De hecho, esto distaba mucho de la primera vez que Gus me había repetido esto.

Según Mary y Blood, no era exagerado decir que Gus era digno de ser llamado un Gran Hechicero. Me habían dicho, con plena fe, que aunque su manera habitual no lo insinuaba en lo más mínimo, era una fuerza a tener en cuenta cuando decidió demostrar su verdadera fuerza.

El propio Gus nunca se jactó de ello. Más bien, las historias que contó siempre fueron cautelares, y tenían la intención de enseñar una lección. Había muchas de estas historias.

Había un hechicero que trató de remodelar el terreno cercano, desencadenó un enorme terremoto y fue tragado en una fisura profunda.

Otro hechicero manipuló periódicamente el clima y acabó desestabilizando el clima de la zona y siendo atormentado por el hambre.

Un hechicero logró transformarse en un animal—facultades mentales y todo.

Un hechicero dirigió una poderosa magia de descomposición a su enemigo jurado, tartamudeó por el odio y la ira, y se hizo pedazos.

Había incluso uno acerca de un hechicero que abrió un agujero a otra dimensión y fue comido por algo dentro.

“Solo aprende a usar pequeñas cantidades de magia, con sensatez y precisión. Y si es posible, encuentra una manera de no utilizarla en absoluto.”

Obras menores de magia eran útiles para encender fuego, mantener los insectos lejos, manipular la percepción (para trucos de salón), o buscar cosas. Aunque sus efectos eran pequeños, el riesgo asociado con un error también era bajo. Podrías fallar tan espectacularmente como quisieras, y no llevaría a nada sobre el cual no se pudiera reír más tarde.

Según Gus, el ideal de un verdadero hechicero era no usar magia en absoluto, y en aquellas situaciones en las que la magia era necesaria, utilizar el efecto menos mágico para lograr el mayor resultado posible. La magia era una tremenda cantidad de poder para que una sola persona poseyera, y como la posibilidad de accidentes aleatorios y el error humano estaba siempre presente, sentí que su estilo tenía mucho sentido, lógicamente hablando. Solo había un problema.

“En pocas palabras—la usas como dinero.”

Gus retorcería su lógica para llegar a algunas conclusiones increíbles.

“¿Esto de nuevo?”

, esto de nuevo. Es importante.” Insistió él, tan serio y terco como siempre. “Si quieres hacer algo, no tienes que usar magia. Solo compra las herramientas que necesitas o contrata a algunas personas. Remodelar el terreno es una poderosa pieza de magia, pero si tienes dinero, puedes contratar trabajadores y obreros para que hagan la construcción en su lugar. No te equivoques”, se acercó a mí para enfatizar, “¡la capacidad de ganar dinero y hacer que funcione para ti es tan importante como la magia!”

Me estremecí. “¡¿Quién oyó hablar de un fantasma con un fetiche de dinero?!”

“¡Trata de sufrir en mi posición! No puedo acariciar el oro ni los tesoros, no puedo sentirlo entre mis dedos…”

“¡Es un pervertido!”

“¿A quién llamas un pervertido?”

“¡A ti!”

“¡Sí—cambio de plan! Vamos a gastar todo el día de hoy en aprender sobre el dinero y todo lo maravilloso—”

“¡No! ¡Hoy tocaban las leyendas! ¡Estábamos planeando empezar las leyendas hoy!”

“¡¿Y no crees que el dinero es más importante?!”

“¡Tal vez lo sea para ti, pero no puedes simplemente cambiar el plan!”

“Mmmhh… Tienes un punto. La charla sobre el dinero puede esperar.”

A veces Gus podía estar un poco loco así. En serio, ¿se suponía que un hechicero incorpóreo iba a salir así? Sin embargo, no había dudas de la veracidad de las historias de Gus. Muchas de ellas eran muy divertidas para escuchar, también.

“Te conté un poco de la historia hace mucho tiempo, hasta el nacimiento de los dioses malvados y el asesinato del Creador, ¿verdad?”

“Sí.”

“Eso comenzó la era del conflicto entre los dioses del bien y del mal. Si yo fuera a nombrar la más prominente de sus batallas… Hmm, sí. Will. ¿Has visto esa escultura?”

“¿Eh?”

“La que está en el templo de un hombre con una espada y una balanza.”

La recordaba. Era una estatua de un dios solemne y digno, que sostenía una espada simbolizando un rayo en lo alto de su mano derecha, y llevando una balanza en la otra mano.

“Sí.”

“Él es el dios del rayo, Volt, el soberano de los dioses virtuosos, que preside el orden y la justicia. También es el esposo de la Madre Tierra, Mater, la diosa a la que Mary muestra devoción.”

Interesante. Me preguntaba cuál de esos dioses ocupaba el primer lugar. Ahora que lo pienso, los dioses del rayo también ocuparon posiciones importantes en muchas mitologías de mi mundo anterior.

“Volt tiene un hermano, también un dios, por supuesto—el dios de la guerra, Illtreat, cuyo dominio es la tiranía. Él monta un carro tirado por dos caballos divinos, Codicia e Ira, que viajan con la velocidad y la ferocidad de un huracán furioso.”

Gus continuó, “Los dos han llevado a sus súbditos en innumerables batallas entre sí, pero todos sus episodios siguen un patrón similar. El hermano mayor, Illtreat, mantiene la ventaja durante las etapas iniciales de la batalla, pero la bondadosa Madre Tierra, Mater, otorga protección a su esposo en su época de crisis. Con su espada de rayo y dada la protección de la diosa, Volt comienza a luchar, y en última instancia, aleja a Illtreat. Sin embargo, Illtreat sigue acechando profundamente bajo tierra, y cuando finalmente recupera su poder después de muchas lunas, espera a que su hermano menor muestre un momento de debilidad debido a la paz. Luego, lo reta de nuevo a la batalla.”

Gus hizo girar un dedo en un círculo. “Y así el ciclo continúa.”

Asentí, luego incliné mi cabeza en el pensamiento. El rayo no es siempre un símbolo del terror y autoridad absoluta de los cielos. Cuando la agricultura está prosperando, el rayo es un heraldo de lluvia bendita.

“Así que… ¿es esto una fábula sobre cómo los gobiernos comienzan con gobernantes violentos y tiránicos, pero a medida que la agricultura va bien, la ley y el orden lentamente se propaga a través de la sociedad; pero finalmente se desmorona otra vez, y la violenta revolución se vuelve inevitable?”

Gus abrió mucho los ojos. “Eres agudo” dijo Gus, asintiendo con la cabeza. “Las batallas entre súbditos bajo la protección de Volt e Illtreat toman aproximadamente esa forma. Tendría sentido que se hubiera representado como una batalla entre dioses.”

“¿Protección?” Pregunté.

“Ah… Eso se refiere al poder que los dioses dan a sus súbditos.”

“¿Eh? Um, ¿literalmente?”

“Literalmente. ¿Qué es tan confuso sobre eso?”

Gus habló como si esto fuera perfectamente obvio, pero basado en mis recuerdos y percepción de mi vida anterior, era un poco difícil imaginar la idea de un dios que diera poder directamente a una persona. Podría haber significado algo como darles valor o suerte, pero con la forma en que estaba hablando, sentí que no era eso.

Además, recordé lo que Mary había dicho una vez, que los tres habían formado un contrato con el dios de la no-muerte. Si yo tuviera que tomar esas palabras en su valor nominal, significaba que los dioses de este mundo podrían convertir al menos a los humanos en no-muertos. No sabía de qué más eran capaces, pero parecía posible que los dioses de este mundo fueran capaces de interferir físicamente con la realidad. Pero ¿qué exactamente conlleva ese proceso? Yo había de empezado a considerar esta pregunta cuando Gus se aclaró la garganta y continuó hablando.

“Bueno, no es muy importante. La guerra entre los dioses culminó en cada uno de ellos perdiendo su cuerpo de carne. Después de eso, ambas fuerzas dejaron atrás esta dimensión, y ahora, es difícil para cualquiera de ellos interferir con este mundo en gran manera. En cualquier caso, ¿estoy seguro de que un pensamiento particular viene a la mente después de escuchar esta historia?”

“¿Lo hace?”

“Mm”, él sonrió maliciosamente. “Todo el asunto de etiquetar a las dos partes como “buenas” y “malas” es puramente una conveniencia humana.”

“¿Uh?” Hice un ruido estúpido y confuso.

Gus explicó para mí. “Piénsalo. Volt, que preside incluso los sistemas corruptos de orden, puede fácilmente ser un dios malvado, e Illtreat, al mando de las revoluciones para derrocar la corrupción, también puede ser bueno. Pero la realidad es que nunca se ha hablado mal de Volt, e Illtreat nunca ha sido glorificado. Los sacerdotes no me tomarían amablemente diciendo esto, pero al final, la clasificación de los dioses en categorías buenas y malas es simplemente un artificio creado por sus seguidores.”

Podía decir por su cara que estaba completamente serio mientras seguía hablando. “Los dioses no son como nosotros. Sus pensamientos y acciones se ocupan de asuntos de una escala completamente diferente. Mi teoría es que lo que hace que los dioses buenos “buenos” es que tienen un proceso de pensamiento comparativamente similar a las personas normales, son cooperativos y sus pensamientos y acciones son más o menos inofensivos para la sociedad. ¡Claro que esto es solo entre tú y yo!” se rió.

Este era un mundo donde los dioses realmente existían y tenían influencia. La gente tenía que tener una profunda fe en ellos, pero aquí estaba Gus, poco ortodoxo e infundado.

“Gus, eres… muy asombroso.”

“¿Asombroso?”

“No sé, eres… diferente. En el buen sentido.”

Al oír esto, el venerable sabio irrumpió en otra sonrisa perversa. “Las palabras que los niños dicen a veces… Sí, suenan tan bien.”

Parecía gustarle. No había la menor duda en mi mente —era realmente asombroso.

Blood y yo estábamos junto a una pequeña fuente al pie de la colina, con su gloriosa vista sobre el lago y la ciudad en ruinas. Los dos estábamos enfrentándonos.

“Bien. Los balanceos de práctica hechos, los ejercicios de carrera hechos… Tengamos un pequeño combate con espadas.”

Como un ejercicio de calentamiento, Blood me daría un palo—que se asemejaba a una espada de una mano, o que se asemejaba a una lanza—y me hacía blandirlo o practicar empujes. Lo que utilizaríamos dependía de cómo se sentía Blood, pero la espada era más común. Dijo que la lanza era un arma para el campo de batalla, y la espada era un arma que llevabas en todo momento, así que era más importante centrarse en la espada al principio.

Después de terminar los balanceos de práctica, haríamos unas carreras de larga distancia y unos sprints de corta distancia, y después de eso, “combates con espadas”. Este era un juego en el que cada uno sostenía una rama suave o algo parecido, y luego trataríamos de golpear al otro con ellas. A diferencia de los balanceos de práctica relativamente aburridos y las carreras de larga distancia, esto era realmente muy divertido, a pesar de que dolía a veces. Blood era bueno, sin embargo, y no me dejaba golpearlo fácilmente.

“Tienes ocho años ahora, así que voy a empezar a golpear un poco más.”

“¡¿Ueeegh?!”

“¿Qué pasa con esa reacción?”

“¡Eres estúpidamente fuerte! ¡Si me golpeas fuerte, moriré!”

¡A veces ya dolía, incluso con la regla de “apenas tocar”! Si me golpea fuerte

“Está bien, está bien. Estás exagerando con “estúpidamente fuerte”. Solo soy huesos. Estarás bien.” Blood se detuvo. “Bueno, probablemente.”

“¡¿P-P-P-P-Probablemente?!”

La risa de Blood era ruidosa. “Entonces no dejes que te pegue. ¿Cuál es el problema?”

“¡Detente, detente, detente!”

Avanzó sobre mí con una rama suave. “Oh, sí, puedes usar magia, si quieres. Apuesto a que tienes algo, ¿verdad? ¿Algo que el viejo Gus te enseñó? Bola de fuego, rayos… ¡Sigue! ¡Puedo tomarlo!”

Blood seguía moviéndose hacia mí mientras hablaba. Ya estaba bastante cerca. A pesar de decir que podía usar magia, no tenía intención de darme la oportunidad.

“¡Ah, eres tan injusto!”

“¡Jajaja! ¡No hay misericordia en la batalla, Willie, muchacho!

Cuando Blood se acercó, grité lo primero que me vino a la cabeza. “¡Acceleratio!” Era una Palabra de combate que había aprendido de Gus.

“Oho”, dijo Blood, impresionado.

Sentí que mi cuerpo entero se aceleraba y retrocedía como un disparo, levantando polvo mientras ponía distancia entre nosotros.

Me estaba observando con interés, y no iba a perder esa oportunidad. Grité las Palabras que había estado reteniendo como una carta de triunfo. “¡Currere Oleum!”

Al instante, una gruesa capa de grasa cubrió la hierba bajo los pies de Blood. Él gritó, y sus pies se deslizaron por debajo de él.

¡Había hecho la grasa de mana, y desaparecería de nuevo después de un poco de tiempo, pero era más que adecuado para hacer alguien resbalar! Y mientras yo tenía la ventaja…

“¡Cadere Araneum!” Dejé caer una pegajosa telaraña sobre él que había hecho de Palabras.

“¡Ah-Oye!” La telaraña se aferró a él. Él luchó en el suelo para quitársela de encima, pero mientras más luchaba, más se enredaban sus huesos.

Podrías dañarte seriamente si fallas al usar magia de fuego o de rayo, pero fallar con grasa o telaraña no causaría ninguna catástrofe. Si la magia no podía ser reproducida de manera fiable, entonces solo tenía que hacer lo mejor de ella y usarla inteligentemente. Al igual que Gus dijo, no había necesidad de magia llamativa. Pequeñas cantidades de magia, usadas con sensatez y precisión, hicieron el trabajo.

Me movía lentamente hacia adelante, así la grasa no tomaría mis piernas también. Después de acercarme lo suficiente, solté un grito enérgico cuando lo golpeé con la rama. Hizo un golpe seco cuando la madera golpeó el hueso.

“¡Gwagh! ¡Maldita sea, me rindo!”

“¡Síííí!” Apreté ambos puños y grité con deleite. Fue una victoria aplastante que nunca había esperado.

“Muy bien”, dijo Blood, impresionado. La telaraña y la grasa habían desaparecido desde entonces. “¿Eso vino del viejo Gus?”

“Sí.” Respondí.

Se rió, sus fuegos fatuos parpadeaban. “¡En serio, realmente lo has conseguido! Siento que entiendo por qué Gus te llama genio.”

Lo miré confundido.

“Quiero decir… esperaba que jugaras con fuego. Ir contra un gran fuego llamativo o rayos mágicos, ¿sabes? La mayoría de los hechiceros jóvenes lo hacen.”

“Eh… Esas cosas no son para mí. Gus dice que es peligroso.” Yo estaba de acuerdo con él, también, especialmente cuando un error podría llevarme a una explosión. El poder arriesgado que no puedes controlar no es poder. Es solo un peligro. Quizás los recuerdos de mi vida anterior también me influyeron aquí.

“Es genial ver que estás asimilándolo. Una flecha en llamas o algo no habría sido un problema para mí, de todos modos. Podría haberlo esquivado y acercarme ti.”

“¿P-Podrías?”

“Puedes apostarlo. Si realmente no estuviera bromeando, incluso podría lidiar con ese combo de grasa y telaraña”, dijo Blood casualmente. “No sería fácil.”

Ni siquiera podía imaginar cómo lo haría. “Um, ¿cómo?”

“A medida que la telaraña cayó sobre mí, yo la hubiera enrollado con fuerza alrededor de la rama en mis manos, y luego tendría que correr y salir de la zona de grasa, concentrándome mucho en mantener mi equilibrio.”

Una maldita solución directa. “Espera, ¿ibas fácil conmigo?”

“Por supuesto que lo fui. Eres un niño. Si pierdes todo el tiempo, empezarás a pensar que no tienes una oportunidad, y eso te succionará tu espíritu de lucha. Es importante familiarizarse con ganar. Y no me malinterpretes, estaba peleando en serio, simplemente no dándolo todo. Cuando un adulto como yo no puede manejar el ataque de un niño sin ir con todo, si me preguntas, es básicamente una pérdida ahí.”

Tenía que admitir que tenía un punto. Ningún adulto podía presumir de golpear a un niño en una competición de fuerza física, y si tuvieran que reunir todo su poder para llegar allí, para todos los intentos y propósitos, eso sería una derrota en más de un sentido.

“Will, escucha. El viejo Gus es un Gran Hechicero. Solían exaltarlo. Lo llamaban el Sabio Errante. Mató monstruos, detuvo inundaciones y redescubrió personalmente una serie de viejas Palabras.”

“Huh…”

Ya había oído que le decían Gran Hechicero varias veces, pero no había apreciado lo increíble que era.

“¿Ese método que usabas, de centrarse en manipular la situación en el campo de batalla y obstaculizar a tu oponente, en lugar de hacerlo volar con fuego? Esa es una de las respuestas a las que llegó Gus: el resultado final de años y años de prueba y error. Él puede ser un viejo gruñón, pero en términos de lo que es capaz de hacer, él es el mejor de los mejores. Asegúrate de recordar lo que te enseña. Merece mucho.”

“Sí. No te preocupes. Lo respeto, ¿sabes?”

“Está bien, entonces”, asintió él.

“Um, tú también eras un gran guerrero, ¿verdad, Blood?”

“Claro que sí. No quiero presumir, pero solían llamarme el Ogro de la Guerra.” A pesar de decir que no quería presumir, él claramente amaba contarme sobre él. Eso era muy Blood. “Mary también tenía un título. Le llamaron la Hija de Mater. En realidad, hubo un período en el que los tres… uh.”

“¿Qué?”

“Es solamente, si empiezo a hablar de eso, va a llevar a algún lugar pesado.”

Me lo puedo imaginar. ¿Por qué fue mi primer recuerdo de esta vida aquí, en este templo de esta ciudad en ruinas, apartado de la sociedad humana? Especialmente dado que aparentemente habían sido nombres tremendamente grandes, ¿por qué estos tres vivían aquí como no-muertos? Estas preguntas siempre me habían plagado, y probablemente era justo sospechar que la situación actual no era el resultado de un final feliz. Mary y Blood a veces dejaban escapar algo, pero jamás hablarían de ello con mayor amplitud.

“¿Me lo dirás algún día?”

“Puedes apostar. Justo como prometí—cuando seas un poco más grande. Y todo en el orden correcto.” Blood se estiró ligeramente, y tomó de nuevo la rama.

“¡Bien, vamos de nuevo! ¡Esta vez, no se puede usar magia!”

“¡¿Quuuué?!”

Blood estaba sobre mí antes de que pudiera protestar. Blandí la rama por el pánico, pero él la esquivó sin esfuerzo, y la rama flexible que él estaba sosteniendo se balanceó hacia mi rostro. Cerré los ojos reflexivamente.

“¡¿Eres estúpido?! ¡No cierres los ojos!” La rama me golpeó la frente.

“¡Ow!” Me agaché, agarrándome la frente. La rama era flexible y curvada como un látigo. Incluso cuando él no estaba poniendo mucha fuerza en ella, cuando te golpeaba a una velocidad razonable, todavía era muy doloroso.

“¿Y agachándose de dolor? Peor aún. Ahora mira lo que pasa.”

Rasguñó la parte superior de mis pies y me empujó. Si esto fuera una batalla real, me habrían dado una patada como un balón de fútbol. Mis órganos podrían incluso haberse roto.

“Incluso si te golpean directamente en la cara, no cierres los ojos. Sustituye tus reflejos con entrenamiento. En una competición como esta, donde un solo instante puede marcar la diferencia entre ganar y perder, solo un aficionado aparta la vista. Así que cuando te golpeen, aguántalo y acércate.”

A-Acercarme, ¿incluso cuando estoy herido?” ¿No retrocederías normalmente y te prepararías para otro intento? Eso fue lo que pensé, al menos.

“Will, si retrocedes después de tomar un golpe, ¿qué va a pensar tu oponente?”

“No lo sé…”

“¡Fue un gran golpe! ¡Y se estremece y retrocede! ¡Está funcionando! ¡Tengo la ventaja! ¡Ahora es mi oportunidad de acabar con él! ¿Cierto?”

Ah…

“Por supuesto que él va a presionar aún más, tratando de terminar allí las cosas. Mientras tanto, estás herido, y en desventaja cuando se trata de defenderse o correr. Tratando de evitar una mala situación solo terminas progresivamente empeorando las cosas. Eso se llama no pensar las cosas… ¿Hm? ¿Por qué me miras raro?”

Evitando el riesgo y manteniendo la distancia, la situación lentamente se deteriora en algo que no puede ser salvado. Estaba más que familiarizado con ese concepto.

“Así que… me acerco, ¿y después qué?”

“Eso es fácil”, se rió Blood. “Corres apresuradamente y atacas como un loco.”

Era un enfoque agresivo, de fuerza bruta.

“Estás muerto si retrocedes de todos modos, así que vas a por todas. Mantienes tus ataques, y entierras tu espada o lanza o el puño, lo que tengas, allí adentro una y otra vez. El otro tipo piensa: “¡Le di un gran golpe! ¡He ganado!” Será tomado por sorpresa. Si lo atacas de inmediato, puedes propinarle uno o dos golpes por tu cuenta. Entonces, seguro que estás herido, pero estás nivelado de nuevo en el peor de los casos. Podrías incluso darle la vuelta y ganar en el acto.”

Cuando recibes un golpe doloroso, acércate. Da un paso adelante y regrésales lo que te dieron.

“Incluso si se defiende de tus ataques, pondrás la duda en su mente. “Pensé que le había dado un buen golpe, pero… ¿no lo sintió? ¿Lo hice enojar? ¿Tal vez ese ataque no va a funcionar en él?” Y si puedes conseguir que piense cosas así…” Sentí que una sonrisa se había extendido a través del cráneo de Blood. “Él se alejará de ti. Cambiará a la defensiva. Dándote espacio para respirar.”

Puedes estar en desventaja, pero tu oponente no lo sabrá. No tengas miedo del riesgo. Da un paso a ese futuro incierto. Arrebata la iniciativa del oponente.

“Tus instintos al atacar son buenos, pero también entras en pánico fácilmente. Vamos a tener que trabajar en eso. Solo recuerda.” Blood flexionó su brazo. “Consigue músculos, y podrás resolver casi todo por la fuerza.”

Todo lo que pude ver era un hueso. “Muy gracioso, Blood.”

Mi comentario pareció sorprenderlo, y parecía un poco deprimido.

Pasaron unos meses. El clima se hizo cada vez más caliente, y empezamos a tener días en fila de un sol abrasador.

Las lecciones de Gus abarcaban desde la magia y los mitos hasta la aritmética, contabilidad y economía, e incluso a veces hasta las leyes y la ingeniería civil. Sin embargo, las lecciones de Blood siempre fueron muy sencillas.

“En primer lugar, necesitas desarrollar músculos y resistencia. Son más importantes que cualquier otra cosa.”

Blood dobló su brazo, como para llamar la atención sobre sus bíceps. Por supuesto, no había ni un solo músculo allí, solo su húmero desnudo.

“¿No necesito aprender la técnica? Ya sabes, ¿movimientos y esas cosas?”

“Es inútil sin músculos.”

Rechazado al instante. ¿Era realmente así? Me resultó difícil aceptar una respuesta tan contundente. Tal vez fue la influencia de todo el manga que había leído en mi vida anterior, donde el tipo pequeño derrotaba a personas más grandes que él mismo una sorprendente parte del tiempo.

Blood parecía sentir que yo no estaba convencido.

“Hmm… De acuerdo, entonces, Will. ¿Podrías golpearme sin usar magia?” Él asumió una postura firme. La vista de aquel hombre de huesos de casi dos metros de altura en cuclillas establemente se sentía increíblemente poderosa. No había manera de que un niño de ocho años (más o menos) pudiera haber hecho algo.

“No.”

“No lo creo. Nuestras formaciones son completamente diferentes. No puedes superar eso sin un arma, incluso con las técnicas de un maestro. Diferencias en la formación, el peso, los músculos —todos estos se traducen directamente en poder. Claro, tener un movimiento o dos en la manga te da la oportunidad de cambiar las cosas. Es por eso que todo el mundo hace una gran cosa de ellos. A todos nos encanta animar a los perdedores. Pero tú no quieres discutir eso.”

Antes de que lo supiera, él había cerrado la distancia sobre mí, y con un ágil movimiento de pies, tomó mis piernas por debajo de mí. Justo antes de besar el césped, reflexivamente acurruqué mi cuerpo e impacté el suelo, rompiendo mi caída con una técnica que Blood me había enseñado.

Él a veces probaba mis caídas de este modo tomándome por sorpresa. Si no fuera lo suficientemente bueno, volvería a pasar por interminables prácticas y pasaría las próximas horas rodando sobre el césped.

“Muy bien, buen trabajo. Bueno, uh, así es como la realidad es, la mayor parte del tiempo. El tipo grande siempre tiene la ventaja. Ser grande es una gran ventaja y una fortaleza. Aunque, supongo, no siempre se puede decir eso, no cuando las armas y la magia se involucran.”

Blood explicó que empuñar un arma particularmente mortal ayuda a reducir la importancia del físico. Ciertamente, si un adulto y un niño debían luchar con las manos desnudas, con cuchillos o con armas de fuego, las armas estarían más cerca de nivelar el campo de juego.

“Sin embargo, eso no cambia el hecho de que el físico y los músculos son importantes. Tienes que trabajar mucho, comer gran cantidad de comida y ser más grande.”

“Sí.”

Obviamente, para que tu entrenamiento se convierta en músculos, tienes que comer más calorías de las que quemas. Si no se convierte en músculos, todo el agotamiento del entrenamiento habrá sido para nada. Blood siempre llamó eso un desperdicio. En mi vida anterior, había tenido una dieta desequilibrada. Comía muy poco, en momentos irregulares. Esta vez, quería comer comidas regulares, y quería comer mucho.

“Así que, sobre los músculos. Lo bueno de los músculos es que son buenos en cualquier situación. Digamos que tienes… No lo sé… alguien ligero sobre tus pies, que puede lanzar golpes verdaderamente agudos y exactos.”

Me imaginaba un boxeador.

“Él termina en una situación de lucha lenta y arrastrada. ¿Cuán útiles son las técnicas de ese luchador?”

Incluso a corta distancia, probablemente podría golpear un poco a los lados de su oponente, pero probablemente haría mucho menos daño. Recordé que, en el boxeo, había una técnica real como esa, llamada clinch.

“Bueno, ahora digamos que en vez de eso tienes un tipo que es bueno con su agarre. Tiene técnicas de lanzamiento y técnicas de asfixia. Pero su oponente tiene pies rápidos, y hábilmente mantiene la distancia, y sigue lanzándose y golpeándolo. ¿Cuán útiles serán esas técnicas?”

“Hmm…” Las técnicas tampoco parecían de mucha ayuda en esa situación.

“Hay muchas situaciones en las que no podrás usar tus técnicas en su máximo potencial. Pero “tener músculos fuertes” será útil en casi todas las situaciones. Casi nunca funcionará en tu contra. Si estás en una pelea de agarre, el músculo te dejará inmovilizar a tu oponente. Si estás tratando de mantener la distancia, le dará poder a tus golpes. Lo mismo si tienes un arma. Si tienes buena fuerza muscular, puedes blandirla fácilmente, una y otra vez, y puedes mantener el arma de tu oponente presionada.

Tus técnicas y movimientos, por otro lado, no estoy diciendo que sean inútiles, pero no van a hacer nada por ti fuera de las situaciones específicas en las que puedes usarlas. Lo mismo ocurre con las habilidades con armas. No necesariamente estarás siempre llevando tu arma favorita… pero tus músculos, no te dejarán, no mientras sigas tu entrenamiento.”

Su análisis era muy realista, y lo que intentaba decirme era simple. La fuerza muscular y el físico eran los parámetros básicos, y los movimientos y las técnicas no eran más que un bono, añadido en la parte superior si y solo si la situación lo permitía.

“Así que debe quedar claro qué es más importante hacer primero. Primero los músculos, después los movimientos. ¿Lo entiendes?”

“Sí, lo entiendo. Realmente has pensado todo esto. No esperaba que…”

“Pensaste que era un idiota, ¿no? Ven acá. Blood tiene un regalo para ti.”

Dejé escapar un grito falso y salí corriendo, y Blood me persiguió, riendo. Incluso cuando jugábamos así, era una oportunidad para que Blood me ayudara a entrenar mi cuerpo y me enseñara todo tipo de cosas.

Como cómo tirar piedras. No con las manos desnudas, como lanzar piedras sobre el agua. Algo más útil en una situación de batalla.

Bajando la colina, en el lado opuesto a la ciudad, pasando por un campo con hileras de lápidas, había un denso bosque. Blood y yo nos movíamos a través de él agachados, cada uno sosteniendo una cuerda larga que habíamos hecho trenzando juntos muchas hojas largas de hierba. En un extremo de la cuerda había un lazo del tamaño de un dedo para evitar que se deslice, y en el medio, habíamos tejido una bolsa lo suficientemente grande como para colocar una pelota de ping-pong.

Era un arma llamada honda. Recordé de mi vida anterior que había sido utilizado por personas como David del Antiguo Testamento y el héroe irlandés Cú Chulainn. Existió en Japón, también, donde fue llamado inji-uchi.

Había una gran reunión de aves silvestres cerca del borde del bosque.

Puse mi dedo medio en el lazo de la cuerda, encontré una piedra de aspecto adecuado y la metí en la bolsa. Entonces presioné ligeramente el otro extremo de la cuerda entre mi dedo índice y mi pulgar. Después de balancear la honda un par de veces para aumentar la velocidad, solté mis dedos con la sincronización exacta, liberando la piedra en la bolsa. Mientras la cuerda permanecía unida a mí gracias al lazo alrededor de mi dedo, la piedra batió a través del aire, directamente hacia el grupo de codornices picoteando algo justo fuera del bosque. Golpeó uno directamente en el lado. Un instante más tarde, hubo un enorme aleteo de alas, y todos los pájaros se fueron volando de inmediato.

“¡Bien! ¡Gran trabajo! ¡Compruébalo!” Gritó Blood.

Le eché un vistazo para verlo lanzar su propia piedra en medio de la bandada que escapaba. Uno de ellos cayó del cielo. Corrí diez metros hacia la codorniz que había derribado mientras me preguntaba cómo iba a llegar a ser así de bueno.

La codorniz temblaba; todavía había vida en ella. Estaba luchando sin éxito para alejarse de mí, y pensé que su ala podría haberse roto. Parecía tan lamentable que, por un momento, no pude evitar sentir lástima…

“¡Will, no dejes que sufra! ¡Rompe ya su maldito cuello!”

Impulsado por su voz, sujeté la codorniz con el paño grueso que había preparado. Podía sentirlo luchando a través de la tela. Después de pararlo de resistir con su pico y garras, apliqué máxima presión. Sentí la horrible fisicalidad de su cuello rompiéndose, y la codorniz pasó al instante y quedó completamente flácida.

A poca distancia, Blood estaba recuperando su propia ave. Debió de haber muerto en el impacto, porque nunca le vi terminarla.

Los ojos grandes y redondos de mi codorniz habían perdido la luz por completo. Mientras Blood se dirigía hacia mí, junté mis manos como Mary me había enseñado, y oré para que el ave descansara en paz.

“¿Acostumbrado a matar todavía?”

“No realmente.”

Cazar y matar animales—esto también formaba parte de las lecciones de Blood. Pero el asesinato me pesaba mucho. No podía acostumbrarme. No podía matar sin emoción, sin vacilar. Me preguntaba si mis recuerdos de mi vida anterior me estaban reteniendo.

“No quiero matar.” ¿Estaba siendo un bebé?

“¿Hm? ¿Crees que lo hago?”

“¿Huh?”

Blood dio un ligero encogimiento de hombros. “Mira, si me permito pensar demasiado en ello, tampoco quiero matar. Por supuesto, me resisto a la idea de matar, ya sea una persona o un pájaro. Pero tienes que entender—”

Blood hizo una pausa allí, y empujó mi pecho con la yema de su dedo. “Si tengo que, puedo poner eso a un lado y matar por reflejo. Ese es el camino del guerrero, y eso es lo que estoy tratando de enseñarte. Porque en el campo de batalla, eso es una cuestión de vida o muerte.”

Entonces, él tomó el cadáver de la codorniz de mis manos. Ató las piernas con las del otro y las colgó sobre su hombro.

“Bien. Vamos a bajar unos cuantos más.”

“Sí.”

Podía sentir tanto cuidado en las palabras y acciones de Blood. Una vez más, pensé, Qué persona tan increíble es él.

Las aves que matamos estaban, por supuesto, destinadas a la mesa. Regresé exhausto después de haber sido enseñado por Blood y Gus para encontrar a Mary con la comida lista.

Las codornices, con sus plumas arrancadas y las entrañas removidas, habían sido frotadas con sal y hierbas del jardín al lado del templo. Luego fueron asadas y colocados en un plato. Todavía estaban muy calientes, y la grasa estaba goteando de ellas. Mi boca babeaba mientras el delicioso olor de la carne cocida impregnaba la habitación. Además, había una sopa con todo tipo de verduras, y un grueso y hermoso pan multigrano. No podía esperar más.

Mary rió suavemente. “No te preocupes, la comida no va ir a ninguna parte. Da las gracias antes de comer.”

“¡Sí!” Era la política de Mary que siempre debía sentarme bien y rezar antes de comer. Junté las manos como siempre, y pronuncié las palabras que me habían enseñado. “Mater nuestra Madre Tierra, dioses de la buena virtud, bendigan este alimento, el cual por su misericordioso amor estamos a punto de recibir, y dejen que nos alimenten en cuerpo y mente.”

Estaba viviendo de un horario regular en mi nueva vida, despertando en la mañana, trabajando con Blood, aprendiendo de Gus, y comiendo la comida que Mary me preparaba. Fue un gran alejamiento de mi vida pasada, en la que me despertaba cuando quería, comía lo que fuera, y me sentaba en mi habitación siempre delante de mi monitor. Mi reloj biológico se interrumpió, y mi desordenado estilo de vida envió a mi salud en una lenta decadencia.

Solo ahora, después de haber renacido, finalmente comprendí cuán grande fue ese error. Un cuerpo debilitado llevó a una mente debilitada. No iba a dejar que sucediera de nuevo.

“Por la gracia de los dioses, estamos verdaderamente agradecidos.”

Las codornices que habíamos capturado estaban deliciosas y lo suficientemente masticables. La grasa las hizo realmente deliciosas. Había un montón de hueso y no mucha carne, pero estaba tan bueno, que no me importó. Demasiado absorto para hablar, interminablemente tomé la carne de los huesos.

De vez en cuando, fui por el pan, cuyo sabor simple perfectamente limpiaba mi paladar del fuerte sabor de la carne. A veces limpiaba los jugos de la carne en mi plato con él, cuyo sabor era buenísimo. La sopa, también, estaba salada lo suficiente, y parecía que calentaba cada parte de mi agotado cuerpo. Realmente fue una cena feliz.

“Esto es realmente delicioso, Mary.”

Otra pequeña risa. “Me alegro de que lo disfrutes.”

Sin embargo, quedó un misterio. Un gran misterio.

Mary, Gus y Blood eran todos no-muertos. Ellos no comieron. No podían comer. Por lo tanto, no había necesidad de que produjeran alimentos, ni tampoco de almacenarlos. De hecho, no había visto ninguna señal de que hubieran cultivado grandes campos. Incluso el pequeño jardín aparentemente había sido restaurado después de mi llegada, y mientras que contenía verduras y hierbas, no había granos que creciendo allí.

Las ruinas de la ciudad a la que pertenecía este templo estaban claramente aisladas de la sociedad humana, por lo que no había lugar donde pudieras comprar cosas. Aparte de cosas como la sal y la miel, que no se estropean en primer lugar, cualquier alimento que había estado en las ruinas no solo se habría descompuesto por ahora, sino que se habría convertido en nada más que un polvo seco o una mancha en el suelo.

Todo lo cual planteó la pregunta: ¿De dónde había venido este pan? ¿De dónde sacaron los granos? ¿El horno?

Por supuesto, pensé en la posibilidad de que pudieran haber hecho la comida con magia. Ya había demostrado que la grasa se podía hacer, así que, ¿si dijeras “pan” o “cerdo” en las Palabras de Creación, tal vez el mana asumiría esa forma?

Después de investigar un poco, la respuesta fue “no”. Podrías, me dijo Gus, hacer algo parecido a la comida, y te haría sentir lleno si lo comías, pero estaba más allá de la capacidad humana el crear alimentos nutritivos con magia.

Encontré la cita de Gus sobre ello, “Ningún hombre puede llenar su estómago tragando sus propias Palabras”, bastante divertida. Pero sentí que el verdadero meollo del asunto era que no entendíamos completamente las Palabras de Creación, y no teníamos suficiente información sobre las criaturas de este mundo. Las proteínas, las vitaminas y los demás detalles de lo que constituía el valor nutricional todavía no se habían descubierto aquí, por lo que no había habido ningún progreso en el análisis de las Palabras relacionadas con esas cosas. Como resultado, el intento de crear pan solo daría a luz al producto de la dieta definitiva, que parecía pan, pero contenía cero calorías.

Esta explicación parecía tener mucho sentido para mí, de todos modos. Había oído que utilizar el antiguo lenguaje de la magia para un uso médico, que por supuesto implicaba tocar el complicado cuerpo humano, era un campo difícil en el que se habían hecho pocos progresos. Eso parecía apoyar mi teoría.

Volviendo al tema, mi punto era esto. El hecho de que hubiera suficiente comida para mí para comer algo todos los días era, por sí mismo, anormal. Y sin embargo, el hecho era que algún tipo de comida siempre estaba aquí, cada día. Lo que significaba que debía haber algún otro factor que no había considerado.

“Oye, Mary. Este pan… ¿De dónde lo sacaste?”

“Es un secreto.”

Tantos misterios.

Fue simplemente desconcertante. No importaba lo que pensara, no podía llegar a ninguna otra conclusión.

Sus tres historias eran desconcertantes, el origen de la comida era desconcertante, y sobre todo, yo mismo era un enigma. Una vez había hecho la simplista suposición de que podría haber sido un niño abandonado, pero incluso eso ahora parecía sospechoso, y por una razón. Nunca vi humo.

Recientemente se me había ocurrido pensar que en este nivel de civilización, dondequiera que hubiera un asentamiento humano, también debería haber humo de los fogones. Así que había estado prestando atención a mi entorno en busca de algunos, pero no importa qué hora del día era, y no importa en qué dirección mirara, no podía ver nada de eso.

Por supuesto, en realidad no sabía cómo se vería el humo de los fogones a la distancia, pero era capaz de recordar un áspero conocimiento de que había un método para calcular la distancia al horizonte. Había que hacer un triángulo rectángulo con un lado igual al radio de la Tierra y otro igual al radio de la Tierra más la altura de los ojos y aplicar el teorema de Pitágoras. Si lo recordaba bien, se supone que eran cuatro o cinco kilómetros. Por supuesto, si podía aplicarlo directamente a este mundo o no parecía dudoso, pero sería lo suficientemente bueno como referencia.

Esos cuatro o cinco kilómetros serían incluso más largos con un punto de vista más alto, razón por la cual los barcos en busca de tierras tenían un vigía con buena vista situado en la parte superior de un mástil. Del mismo modo, las cosas más altas que el terreno más allá del horizonte se podía ver más allá. Las montañas, por ejemplo—y el humo.

Por lo tanto, si un niño cuya vista no era mala buscara una columna de alta humo desde lo alto de una colina, debería poder ver al menos unas pocas decenas de kilómetros. Pero no había humo a la vista. En otras palabras, no pude encontrar ninguna señal de existencia humana.

En cuanto a cómo todo esto estaba relacionado con la teoría del “niño abandonado”, era bastante simple. Si yo era un niño abandonado, entonces debe haber habido un padre biológico o alguien más que no podía seguir criándome. Alguien tenía que ser responsable de abandonarme.

Yo ni siquiera tenía un año de edad cuando me di cuenta de mis recuerdos de mi vida pasada, y los cuerpos de los bebés eran frágiles. Si ibas a abandonar a un bebé, probablemente no tomarías un largo camino antes de hacerlo. Ciertamente no había necesidad de molestarse en viajar hasta aquí, a esta ciudad en ruinas, habitada por los no-muertos, claramente a decenas de kilómetros de cualquier sociedad humana.

Un hombre adulto normal podría caminar un promedio de unos treinta kilómetros por día en un camino razonablemente mantenido. Incluyendo el viaje de regreso, eso significaba que dejar a un bebé a quince kilómetros de distancia tomaría un día entero. Más allá de eso sería necesario acampar en algún lugar remoto.

Esto no tenía sentido. Si realmente me hubieran abandonado, tendría que preguntar: ¡¿Qué tipo de padres perderían más de un día entero, incluso acampar durante la noche, solo para conseguir que su bebé esté lo más lejos posible de ellos?!

Ante esto, me vi obligado a pensar que tal vez la probabilidad de que me abandonaran era menor de lo que pensaba. Pero entonces, ¿de dónde venía? Pasé algún tiempo contemplando otras posibilidades, pero no pude sacar buenas ideas. Seguramente no había brotado simplemente de una huerta de repollos, así que mis verdaderos padres tuvieron que existir en alguna parte, y debieron tener una cierta historia con esta ciudad en ruinas.

¿No podría ser el niño que Mary y Blood tuvieron antes de que se convirtieran en no-muertos? No, no hay manera. Esos tres probablemente se convirtieron en no-muertos alrededor del mismo tiempo que la ciudad se convirtió en ruinas. Yo estaba prácticamente seguro de esto, debido a las menciones ocasionales que dejaban en sus conversaciones diarias acerca de lo que era la ciudad antes.

La ciudad mostró signos de deterioro durante un período considerable de tiempo. No era algo que hubiera podido ocurrir en tan solo diez o veinte años. Los períodos de tiempo no coinciden. Si se convirtieron en no-muertos hace cincuenta o cien años, era imposible que su hijo pudiera haber nacido hace apenas ocho años.

El único otro escenario, que Mary pudo haber tenido relaciones sexuales con Blood y quedar embarazada mientras ambos eran no-muertos, se sentía… aún menos plausible. Lo que significaba que ninguno de los tres definitivamente no eran mis verdaderos padres, regresándome a mi conclusión original: que no tenía ni idea de mis antecedentes.

¿Tal vez tenía más sentido pensar que una pareja irresponsable que viajó hasta aquí me abandonó en este lugar? Pero no, eso también se sentía mal. Después de todo, ningún viajero humano había pasado por este lugar durante los últimos siete años. Pensé y pensé, pero no llegué a una respuesta.

“¿Quién era yo?”

“¿Will?”

“¡Wagh!” Casi salté. Me había perdido en el pensamiento.

“¿Hay algún problema? Te detuviste.”

“Lo siento, Mary. Estaba pensando un poco.”

María no me regañó. Ella solo sonrió suavemente. Estoy segura de que se vería hermosa si todavía estuviera viva, pero ahora… no pude evitar sentir un cierto temor por una expresión así. Sin embargo, me había acostumbrado a la sensación.

“¿Pensando un poco? ¿Pero no crees que hace calor hoy? Por qué no terminamos y luego puedes pensar en el interior, donde está fresco.”

“Está bien.” Asentí y volví a levantar la azada.

Había descubierto que el suelo tendía a ser bastante pesado y duro. La labranza era un trabajo duro para un niño como yo. Al principio, no pude conseguir dominar la azada en absoluto, y solo pude conseguir que la hoja penetrara a una corta distancia en el suelo. Ahora, sin embargo, iba muy profundo, dado mi tamaño.

Estábamos en el jardín del templo. Era verano, brillantes tomates y berenjenas estaban creciendo allí. El jardín aparentemente había sido descuidado durante mucho tiempo, pero habían recogido algunas verduras silvestres y cosas por el estilo, y empezaron a mantener el jardín una vez más para mí. Hierbas como el tomillo, el bálsamo de limón, la menta y la lavanda habían sido plantadas en los bordes del jardín, donde también sirvieron como repelente de insectos. Sus fuertes aromas individuales se mezclan con el olor del suelo.

Un área del jardín había quedado sin usar hasta ahora, y era esta la razón por la cual estaba ayudando actualmente a Mary a arar. Ella quería utilizarlo para las zanahorias, que debían ser sembradas durante el verano, y también para las patatas del otoño y las cebollas.

Los nombres, las apariencias y las estaciones de plantación de todas estas verduras y hierbas, así como la forma de cosecharlas, eran todas las cosas que había aprendido de Mary.

Yo estaba recibiendo mi educación académica de Gus, y aprendiendo a pelear con Blood, pero tenía la sensación de que Mary era la persona de la que había aprendido más. Cómo vestir apropiadamente, cómo utilizar el inodoro, la etiqueta apropiada, los cuentos de hadas clásicos infantiles, historias del pasado, cómo cultivar verduras, cómo mantener las herramientas agrícolas, cómo doblar el paño, cómo lavarlo, y cómo limpiar una habitación. Y cuando perdía el tiempo con Mary, ella lo explicaría todo con paciencia, cortesía y correctamente, desde el principio.

En mi vida pasada de conveniencias, llevé un fracaso de estilo de vida, y por lo tanto, no tenía casi ningún conocimiento adecuado sobre la vida, tan embarazoso como era admitir. En ese sentido, Mary tenía una comprensión firme de las cosas. Ella era claramente más adecuada para hacerlo en el mundo, más aún que Gus y Blood, que estaban fuera de contacto y un poco salvaje (respectivamente).

Ella se iba a la cama y se levantaba a horas regulares, y todos los días, desmalezaba el jardín, limpiaba las mantas, limpiaba los alrededores del templo y realizaba una letanía de otras tareas. Y me estaba educando para poder hacerlas también. Si Mary no hubiera estado aquí en este templo, podría haber terminado como un bueno-para-nada de nuevo.

Sin embargo, incluso Mary tenía un misterio sobre ella. Unas cuantas veces al día, se aisló en la sala principal del templo. Me habían dicho que no entrara allí durante ese tiempo. Ella me dijo que estaba orando. Mientras eso sucedía, Gus y Blood, no tan sutilmente, mataban el tiempo conmigo, y se aseguraban de que no entrara en el salón.

Tal vez ella realmente estaba orando en silencio, y quería ser capaz de concentrarse. Pero había tantos misterios apilándose unos encima de otros, parte de mí no podía dejar de pensar que esto tenía que estar relacionado con uno de ellos.

Mientras removía la tierra con mi azada, decidí: iba a comprobarlo. Había una posibilidad de encontrar una pista para resolver todos estos misterios.

Y encontrar la manera de resolver estos misterios era lo único dentro de mi cabeza.

Decidí fingir que estaba enfermo.

Durante mi entrenamiento con Blood, actué como si no me sentía bien, y dije que quería descansar un poco. Tal vez por la diligencia con que había estado entrenando antes, Blood creyó esto sin ningún signo de sospecha, y me dijo que fuera a descansar en mi cama.

Durante un rato, él me cuidó mientras yo yacía allí, pero en poco tiempo murmuró algo acerca de que iba a atrapar algo vigorizante y desapareció en dirección al bosque. Me había imaginado que la personalidad de Blood no le permitiría permanecer al lado de la cama por mucho tiempo.

Salí de puntillas de la habitación, teniendo cuidado de no ser encontrado por nadie, y secretamente me dirigí hacia el salón. Tratando de no hacer ningún sonido, abrí la puerta tan lentamente como pude, y miré dentro. En el instante en que lo hice, recuperé el aliento.

Mary estaba envuelta en llamas.

Con una bandeja de plata en el suelo delante de ella, ella estaba arrodillada allí, en medio de una banda de débil luz que fluía del tragaluz, frente a una escultura de uno de los dioses, sus manos juntas en una postura de ferviente oración.

Ignoraba las llamas blancas que cubrían su cuerpo y la espesa nube de humo que la rodeaba.

Mi mente se puso en blanco.

Corrí dentro gritando, pero Mary no mostró ningún signo de haberme notado. Su postura absolutamente ininterrumpida, como si ella misma se hubiera convertido en una estatua de piedra, Mary continuó orando.

El pánico me corto el cerebro. El sudor me adornaba la cara. Mis oídos estaban palpitando. Me dolía la garganta, y solo entonces me di cuenta de lo alto que estaba gritando. Pero incluso directamente a su lado, no provocó ninguna reacción.

Desesperado por hacer algo, extendí una mano hacia ella. Todavía estaba cubierta de llamas. Su cuerpo estaba horriblemente quemado y tenía el aspecto de carbón ardiente. La toqué con la palma de mi mano. Hervía y quemaba.

El dolor intenso casi me hizo retroceder la mano por el reflejo. Lo suprimí, gritando internamente en mi cuerpo que no me importaba. No me importaba si me lastimaba. María estaba en peligro. ¡Estaba en peligro!

El pánico freía cada otra sensación de mi cerebro paralizado. Grité mientras la sacudía una y otra vez. “¡Blood! ¡Gus! ¡Ayuda! ¡Mary, Maryyyy!”

“Cuántas veces te dije…” Gus dijo, frunciendo el ceño a Blood y Mary.

“Mi culpa. Fui descuidado”, dijo Blood, bajando la cabeza en señal de disculpa a los otros dos.

“No… Soy la culpable de mantenerlo en secreto durante tanto tiempo.” Mary estaba agachando la cabeza con desaliento. Su cuerpo, que había estado tan quemado, estaba ahora, de alguna manera, completamente de vuelta a la normalidad.

Yo estaba en mi habitación, acostado en una cama simple pero funcional, rodeado de paredes de piedra. Mi cabeza estaba girando y me dolían las manos. Realmente duele. Gemí, abracé la manta, y traté tan duro como pude para soportar el dolor.

Mis recuerdos del evento fueron un poco vagos, pero me di cuenta de que Gus había oído mis gritos y venía volando a través de la pared. Al parecer, yo había estado sacudiendo a Mary cuando ella se negó a moverse, y gritaba frenéticamente, sin siquiera preocuparme por mis brazos en llamas. Gus me había alejado de ella de inmediato y me había dado algunos primeros auxilios aumentados mágicamente, pero como era de esperar, terminé con quemaduras en las palmas de las manos y en los brazos.

Había oído que las quemaduras profundas dolían mucho, y quienquiera que había dicho eso no era broma. Mis dos brazos palpitaban y estaban intensamente dolorosos. A veces, las personas que reciben tratamiento médico por quemaduras graves en todo su cuerpo piden a la gente a su alrededor que solo los matara. Sentía que podía entender a esa gente ahora. Tenía ganas de decirlo yo mismo.

“Uh, acerca de las manos de Will… ¿Crees que se recuperará por completo?”

“Una pregunta difícil. Afortunadamente, sus dedos no permanecieron juntos, por lo menos. Si se escapó sin un cierto grado de cicatriz, por mi parte estaría muy sorprendido.”

Podía escuchar una conversación aterradora a mi alrededor. ¿Cicatrices? Sí, supongo que sí. En ese momento, mis manos habían sentido como si hubiera agarrado un trozo de carbón ardiendo, y encima de eso, no lo había dejado ir. Actualmente estaban envueltas en un paño limpio, pero podía decir que algún tipo de líquido fluía de mí y estaba empapado en él. Estaba seguro de que si lo desenrollaba, el horror dentro me haría querer taparme los ojos.

Esto podría incluso interferir con mi habilidad de abrir mis manos apropiadamente o agarrar cosas. El pensamiento era sinceramente aterrador. Pero por alguna razón, me sentía extrañamente tranquilo.

“Will… Lo siento, Will. Yo debería haber… Yo debería haber solo…”

“No. Es mi culpa por mentir y mirar.”

El hecho de que Mary volviera a la normalidad probablemente significaba que eso era una ocurrencia regular, y ella lo había estado ocultando de mí para que yo no me preocupara. Y yo había ido y me había lastimado, lo suficientemente mal como para dejar una cicatriz, tratando de ayudarla cuando ni siquiera era necesario.

“No hay nada por lo que tú debas disculparte”, dije. “Me alegra que estés bien.”

Fue un comportamiento imprudente, llevado por la ignorancia. Estaba seguro de que algunas personas me habrían llamado un tonto por ello. Pero todo lo que sentí fue alivio. Lo que hice podría haber sido completamente inútil, pero el hecho era que Mary estaba a salvo. La mujer que tan amablemente me había alimentado en este mundo desde el nacimiento estaba a salvo.

Y en cuanto a mí, había conseguido actuar. Había tomado medidas por el bien de Mary, sin mirar atrás, sin dejar nunca que el egoísmo o la autoconservación se interpongan en el camino. No hice lo que mi yo pasado hubiera hecho. No dejé que el miedo me venciera, y que cualquier tipo de excusa me detuviera.

Así que—

“No te preocupes tanto por eso, ¿de acuerdo?” Podía sonreírle a Mary desde el fondo de mi corazón.

No hay nada por lo que tú debas disculparte, pensé. Me alegra que estés a salvo.

“Will…” Mary estaba mirando el suelo y temblando. No estaba acostumbrado a verla de esa forma, y resulta difícil adivinar lo que estaba pensando. “Gracias, Will… Gracias.”

Me sostuvo la cabeza con fuerza mientras yo yacía en la cama. Podía oler su aroma, como madera quemada fragante. Era relajante y agradable.

“Así que.” Blood claramente había estado esperando que Mary se tranquilizara antes de preguntarme. “¿Quieres decirme por qué fuiste y fingiste estar enfermo para que pudieras espiarla en medio de su acto de adoración?”

Era su voz seria. Al parecer, iba a ser reprendido.

No podía culparlo. Es un poco extraño para mí decir esto, supongo, pero cualesquiera que sean las circunstancias, me había herido haciendo algo que me habían prohibido, así que merecía recibir un regaño adecuado por esto.

“Siempre he tenido curiosidad por qué ustedes tres están aquí. Y por qué yo estoy aquí—por qué soy el único vivo aquí. Y… pensé que si echaba un vistazo a su adoración, a pesar de que me dijeron que no lo hiciera… podría encontrar algún tipo de pista…”

Esto trajo a la mente el fenómeno de la “reactancia” en la psicología, y lo que en Japón llamamos el tabú de “no mirar”, que a menudo aparecía en cuentos folclóricos. Hay momentos en los que algo prohibido es precisamente lo que te atrae hacia él. Dicho esto, yo tenía la intención de solo tomar un pequeño vistazo y nada más. Si Mary no se hubiese encontrado en el estado en que estaba, no tendría—no, eso era solo una excusa.

“¿No te dije que te hablaría de eso un día cuando seas más grande?” La postura de Blood cambió, como si estuviera suspirando. “¿Crees que somos el tipo de gente que te prohíbe hacer algo sin una razón? ¿Crees que somos mentirosos? Will, eres un chico inteligente. Sabes que si te prohibimos hacer algo, hay una buena razón, ¿verdad?”

Sí, absolutamente lo sabía. Simplemente no tenía paciencia. No había otra manera de decirlo.

“U-Um, Blood, no creo que necesites ser tan duro con Will. Era solo su curiosidad de niño.”

“Mary, mantente callada por un minuto.” Él detuvo sus intentos vacilantes de cubrirme y me preguntó de nuevo mientras me miraba. “Will. ¿Tienes alguna otra razón o excusa?”

“No, no la tengo. Lo siento.”

Apenas había terminado de decirlo antes de que Blood levantara su puño huesudo y golpeara fuertemente mi cabeza. La brusca fuerza del impacto me sacudió. Mi cabeza me daba vueltas. Lágrimas brotaron en mis ojos. No quería llorar, pero sucedió por reflejo.

“La próxima vez, habla conmigo o con Mary o algo así antes de pensar en hacer algo así. No soportaré que deambules por allí sin decírnoslo. Hay ruinas por aquí, y… bueno… es peligroso ir solo.”

Asentí mansamente. El pensamiento cruzó por mi mente que no podía recordar la última vez que me habían reprendido así de duro. Debió haber sido temprano en mi vida pasada. Después de todo, todos habían renunciado a mí al final. Ellos sabían que darme una reprimenda no lograría nada y tenían cuidado de no involucrarse.

Pero aquí, Blood se estaba haciendo el tipo malo para ayudarme. Al enfadarse conmigo, él estaba haciendo lo que era mejor para mí, mientras aceptaba plenamente el riesgo de que pudiera desarrollar un miedo hacia él o que quisiera alejarme de él como resultado. Se sentía extraño estar feliz de ser regañado.

“¿Oh, y Will?” Blood cerró su puño y me revolvió el pelo. “Estoy orgulloso de ti por ir allí y ayudar a Mary. Esa lesión es una insignia de honor.”

Podía sentir las esquinas de mi boca curvándose hacia arriba. “Soy tu aprendiz…”

“Este pequeñín… ¡Ven aquí!”

Mary tenía una sonrisa aliviada en su rostro mientras nos miraba riendo y jugando juntos. Gus se encogió de hombros y suspiró.

Una vez que las cosas se habían calmado un poco, Gus hizo una sugerencia. “A propósito, Mary. ¿Tal vez es hora de que le digamos a Will acerca de la adoración? Admito que es difícil revelar cosas sobre nuestras historias a este chico. Dices algo equivocado, y él conectará los puntos y tendrá el cuadro completo dibujado por sí mismo. Sin embargo, preferiría no tener que soportar esto más de una vez.”

“Sí, yo… Tengo que decirlo, estoy con Gus. Se siente más seguro.”

“Sí, está bien”, Mary asintió. “Esto me ha enseñado que mantener demasiadas cosas en secreto puede ser realmente más peligroso.”

Gus se volvió hacia mí con una expresión solemne en su rostro. “Will. Esto… puede molestarte un poco.”

¿Molestarme?

“Es sobre tu comida. Mary ha estado usando ese acto de adoración para convocarla todo este tiempo, y se quema durante el acto.”

Espera, ¿qué?

“¿Debes haber visto la bandeja de plata? Cuando termina su acto de adoración, la comida aparece en esa bandeja.”

“¿Esto es una broma?”

“¿De verdad crees que bromearía sobre esto?”

Espera. Ve más despacio. Esto es demasiado para asimilar.

“D-Dime más”, dije, apenas logré sacar las palabras. Gus explicó para mí.

El arte de la “bendición”, a veces llamado “protección divina” o simplemente “milagros”, era un método para tomar prestado los poderes sobrenaturales de los dioses, que habían perdido sus cuerpos en la batalla en la era del mito, desapareciendo más allá de esta dimensión. Gus se había referido a la bendición muy brevemente en una de sus lecciones, cuando había hablado de la “protección” que los dioses daban a sus súbditos. Pero era la primera vez que lo llamaba por su nombre.

La bendición era el arte de manifestar los poderes de esos dioses en el mundo a través del propio cuerpo. Era el trabajo glorioso de los dioses, que podían sanar enfermedades y lesiones, crear comida y bebida como el santo pan y vino y llevar a cabo otras hazañas que no podían realizarse con el antiguo lenguaje de la magia. Los dioses podían entregar revelaciones a la gente bendita con su protección divina, ayudándoles en situaciones de riesgo. Cuando se domina, la bendición puede llevar incluso a los dioses a su propio cuerpo terrenal.

Sin embargo, también impuso mayores restricciones sobre el usuario que la magia, que utiliza las Palabras de Creación. Dado que la bendición implicaba tomar prestado el poder de un dios, no podía usarse a menos que el usuario y el dios estuvieran en buenos términos. Requería una fuerte devoción y el tipo de naturaleza espiritual que podía encontrar el favor de ese dios. Tampoco podía usarse para hacer algo que el dios desaprobara. Por ejemplo, la bendición no le permitiría usar ataques altamente agresivos contra los súbditos de otro dios benévolo, y si fueras malvado e impenitente, el dios retiraría la bendición por completo.

Así que esta era la bendición, un arte místico que podía estar hombro con hombro con la magia, y con sus propias ventajas y desventajas.

En cuanto a por qué no había oído hablar de ella antes de ese punto…

“Nunca te lo dije”, explicó Gus, “y escondí todos los libros relacionados con ello. Si hubieras oído hablar de ello y lo hubieras aprendido, habrías adivinado que Mary podía usarlo. Eres así de listo.”

María era devota y virtuosa, y ahora que yo sabía acerca de la bendición, ella parecía exactamente el tipo de persona para usarla. Gus tenía razón. Probablemente lo habría adivinado.

“En poco tiempo, habrías leído mis libros y así sucesivamente, conectando los puntos como lo haces, y descubriendo que Mary estaba ardiendo en llamas. Entonces, habrías dicho que no querías que ella te hiciera la comida si eso significaba que se convirtiera en una bola de fuego. Y estoy seguro de que tu mente no habría sido cambiada, ni siquiera por decirte que somos no-muertos de alto nivel, y nuestros cuerpos se recuperan fácilmente de una cosa tan pequeña como ser quemado.”

“Bueno, sí, no me gustaría, pero… ¡¿Por qué ardió en llamas en primer lugar?!”

“Bueno, uh…”

“Porque me convertí en una no-muerta”, dijo Mary. “Porque traicioné a Mater nuestra Madre Tierra.”

“Mary…”

Tenía los ojos bajos y la cabeza también. Su expresión era de profunda tristeza.

“Nos convertimos en no-muertos al entrar en un contrato con el dios de la inmortalidad, Stagnate”, continuó. “El dios de la no-muerte es un enemigo de Mater nuestra Madre Tierra. Los no-muertos contaminados arden al menor contacto de su energía divina.”

Recordé la escultura del templo. Mater, la Madre Tierra, era la mujer con la sonrisa amorosa, que sostenía a un bebé en sus brazos, y de pie frente a un fondo de plantas de arroz en crecimiento.

“Lo que hice fue más allá del perdón. Yo la traicioné, y este es mi castigo.”

Entonces, ¿por qué siguió orando? “¿Por mí?”

¿Estaba orando así solo para darme de comer pan todos los días? ¿Era consumida por las llamas cada vez? Si ese fuera el caso…

“¡Yo… voy a trabajar más en los campos! ¡Voy a cazar! Así que—”

Mary sonrió suavemente. “No es así, Will.” El suave abrazo de su voz tranquilizó mis miedos. “Ofrecer regularmente oraciones a Mater ha sido una rutina mía desde mucho antes de conocerte.”

Ella no estaba mintiendo. Mary no podía mentir con una sonrisa como aquella, con una voz así. Siete años pasados con ella me habían enseñado eso.

“Mater nuestra Madre Tierra es la deidad guardiana de los niños. Después de conocerte, también empecé a orar por un poco de comida de ella, pero mi costumbre de orar no es diferente ahora de lo que alguna vez fue.”

“Mary dice la verdad”, dijo Gus. “Lo garantizo yo mismo.”

“Le dije unas cuantas veces que tal vez debería dejarlo ahora, pero ella no lo hace”, agregó Blood, haciendo una expresión que me pareció un poco disgustada.

Gus también asintió con suavidad.

“¿Por qué?” Pregunté confundido. Ni siquiera mis recuerdos pasados me estaban ayudando a darle sentido a esto. Si lo que decían era verdad, entonces antes de que yo estuviera cerca, Mary había ardido en llamas todos los días a cambio de absolutamente nada. “¿No te duele?”

“Sí. Gritaría del dolor, si todavía pudiera.” Sonrió.

Su razón era simple. Incluso después de traicionarla, aunque el dolor fuera su única recompensa—

“Todavía venero a Mater.”

Ser capaz de sonreír a través de todo esto… Ella es hermosa, pensé.

Mary era una momia, y parecía un árbol muerto, o un monje que murió de hambre. La primera impresión superficial de alguien sobre ella solo podía ser que ella era horrible o grotesca. Pero a mis ojos, ella se veía absolutamente hermosa.

Había traicionado a la que veneraba—probablemente no de buena gana—y ahora era rechazada por ella, ardiendo en llamas cada vez que trataba de acercarse. Sin inmutarse, siguió intentándolo una y otra vez, y fue recompensada cada vez con un terrible dolor.

Con mi falta de fe religiosa y mi frágil experiencia de vida, tanto en esta vida como en la anterior, no podía empezar a entender su sufrimiento, y solo podía imaginar lo difícil que debe ser para ella. Todo lo que sabía era que tenía que ser difícil. Tenía que ser doloroso. No habría sido ninguna sorpresa si sentimientos de odio y resentimiento sin dirección se hubieran acumulado dentro de ella. Podrían haberse acumulado en mí. Al menos, el viejo yo. Estaba seguro de eso.

Pero Mary aceptó su sufrimiento con calma. Nunca la había visto hablar mal de nadie ni mostrar odio hacia nadie. Eso era lo que la hacía verse tan hermosa para mí.

“Incluso si mis oraciones no son aceptadas… Will…” Ella añadió mi nombre suavemente. “Todavía creo que la oración tiene sentido.”

Me preguntaba si eso era cierto. Esperaba que lo fuera.

“Y a pesar de que Mater no me dice una palabra… desde que te conocí, me ha estado bendiciendo con pan santo.” Mater la Madre Tierra tenía un bebé en su escultura, y Mary había mencionado que ella era la deidad guardiana de los niños, también.

“Incluso si no puedo recibir su perdón… solo ese poco de ayuda ha sido una gran salvación para mí. ¡Eso es todo gracias a ti, Will!” Añadió con un tono travieso. “Realmente lo siento por mantenerme callada. Espero que todavía comas el pan que te doy.”

Mis brazos estaban cubiertos de quemaduras, y Mary estaba ardiendo en llamas regularmente. Eso era más que suficiente para hacer ese pan imposible de tragar. Pero sentí… que todavía podría manejarlo.

“Sí, lo haré. ¿Pero puedes hacer algo por mí?”

“¿Qué es?”

“Déjame orar contigo de ahora en adelante.”

Si es posible, quería entender a Mary un poco más. Cómo eran las cosas para ella—y cómo las sentía.

Anuncios

6 comentarios sobre “Paladin of the End Capítulo Uno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s